Cortijos

Person push puzzle

Hace unas semanas, en un lamentable evento que organizó la FGEE en la Biblioteca Nacional, publicitado como seminario, asistí a un espectáculo que bordeaba el esperpento. Uno de los ponentes se pasó siete pueblos poniendo a caldo a los editores, tachándoles de incultos, descuidados e incluso de cometer faltas de ortografía. No hablo de este ponente para no encrespar ánimos pero puedo asegurar que no es miembro de la RAE. Por cierto, su empresa no es precisamente un ejemplo de excelencia operativa. En el evento no había editores de Farias pinchado con palillo y copa de sol y sombra, allí estaban editoriales de primer nivel, algunos muy top, o muy cool, como dicen ahora los más modernos. No se indignaron, al menos públicamente. En otra época y con editores de más raza y compromiso, el evento se hubiese quedado vacío. Leer más de esta entrada

Agremiación editorial

impresor_antiguo

La cifra de agremiados de 2014 adelantada por la FGEE es muy baja. El descenso de la agremiación editorial es un fenómeno que debería mover a reflexión acerca de lo que puede estar sucediendo en esta industria. En el año 2009 estaban agremiadas 889 empresas. En el año 2014 observo que la agremiación ha descendido a 768 empresas, un 13,7% menos. Leer más de esta entrada

Deducción por inversión cultural

porcentaje

Hace unos días me advertía un editor de gran oficio y olfato (Juan Casamayor, de Páginas de Espuma) de un tema que consideraba muy importante y que no figura entre los temas que el sector debate, cada vez menos por cierto. Se trata de una modificación de la Ley del Impuesto de Sociedades (Ley 27/2014) que entró en vigor en enero de 2015. Hasta ese momento la industria editorial podía desgravarse el 5% por inversiones realizadas en la producción de libros (inversión cultural), sin embargo esa misma Ley permite a la industria cinematográfica una desgravación hasta del 20%. ¿Quiere esto decir que me parezca mal? Muy al contrario, entiendo que una protección de la inversión en nuestro cine es altamente positiva, pero ¿y la industria editorial por qué no? De todos es sabido que la única industria cultural que puede todavía presumir de una balanza comercial altamente positiva es el libro. Leer más de esta entrada

Forever FIL III: Edición Universitaria

fil

Uno de los eventos que en la FIL de Guadalajara llaman siempre la atención es el Foro de Edición Universitaria, así como los stands dedicados a esta área de la edición. No olvidemos que la edición universitaria representa en muchos países de América Latina el 20% de la producción editorial, un censo de aproximadamente 1.262 Universidades con 16,2 millones de usuarios entre profesores y estudiantes muestran a las claras la dimensión del mundo universitario y su edición en ese continente. Leer más de esta entrada

El legado de la crisis en el libro

sin_fondo

Llevamos 7 años de crisis y los dato de 2014 apuntan de nuevo a una caída de entre el 5% y el 10%, según la fuente de datos que uses. Con el último dato oficial disponibles de 2013 sobre facturación, 2.182 millones de euros, una caída del 5% nos dejaría el sector en 2.072 millones de euros, y si es del 10% en 1.963, es decir, nos acercaríamos al tamaño comercial que el sector tenía en 1991, con la diferencia brutal de producción de títulos de aquellos años respecto a 2014, por cierto que en el primer semestre de este año ya habíamos editado 48.142 libros, según cifras de la agencia del ISBN, lo que lleva a pensar en una aumento de producción importante sobre el año anterior. La inacción del sector en estos años ha sido evidente, en ningún momento se ha visto que a nivel gremial se lanzara algún plan de trabajo para paliar esta hecatombe, tiendo a pensar que en tiempos venideros, algún historiador de la edición, relatará el desastre direccional del mudo del libro en estos años. Leer más de esta entrada

Deconstruyendo el canal retail

Cuando hace varios meses decidí embarcarme en un proyecto de análisis sobre la migración digital de las compras no retail en España y América no pensé en la envergadura del trabajito. La idea de hacer este informe provenía a su vez de una constatación empírica preocupante. En algunas de las conferencias y charlas que en estos meses pasados he dado en España e Hispanoamérica, al terminar alguien se acercaba y me preguntaba si no veía ningún brote verde en la comercialización del libro, aunque siempre he intentado huir de presentaciones apocalípticas es cierto que siempre pensaba en brotes verdes desde los canales de consumo privado, es decir, siempre dentro del retail. Y en este punto es obvio que un despegue del consumo de libros a partir del consumo privado es hoy por hoy un delirio, nadie en su sano juicio puede apuntar y apostar en que el crecimiento del mercado pueda provenir de estos canales. Pero hubo una reflexión que me hizo pararme a pensar. En una conversación de hace varios meses con una de las personas mejor informadas de toda Iberoamérica, Bernardo Jaramillo, subdirector del Cerlalc, y después de contarle como veía el mercado español, me preguntó: ¿en los años normales –sin crisis– cuanta compra se producía por canales no retail? Creo recordar que como la pregunta me cogió en frío, como un crochet al hígado, le dí una cifra sin meditar mucho. Sin embargo, él me dio muchos datos de este tipo de comercialización, incluso por países de su continente. Me señaló que los datos eran todavía imprecisos pero que sería fundamental comenzar a abordar este tema, aquí si era posible encontrar brotes verdes. Este fue el origen de la reflexión. Leer más de esta entrada

Malpaso llega a México en alianza con Jus

Jus_Malpaso

Estamos en tiempo de alianzas y globalización. Pues bien, la editorial española Malpaso abre sede en México de la mano a su vez de Editorial Jus.

Malpaso es una editorial que he seguido desde su nacimiento, en plena crisis en España una aventura editorial como esa era necesario seguir. Al margen de una cuidadísima selección de títulos y autores, tenían un marketing ciertamente innovador y el hecho de incluir en la compra de cualquier libro en papel el producto en digital hacía enormemente atractivo el proyecto. Es por ello que el nombre de Malpaso venga precisamente del momento histórico en el que surgió. Frente a la adversidad absoluta la innovación más arriesgada. La idea de sus creadores de considerar la crisis una oportunidad para la innovación fue su eureka editorial. Leer más de esta entrada

Impecable y sorprendente la FIL de Buenos Aires

Feria_04_RGB

Hace unos días he vuelto de la Feria del Libro de Buenos Aires. Asistí invitado por la Fundación El Libro (entidad organizadora de la Feria) para intervenir en una mesa sobre la situación de las librerías y al Espacio Tendencias con una ponencia sobre la comercialización en situaciones de crisis. Como es obligado, lo primero es agradecer a la Fundación la invitación y a Gabriela Adamo (directora de la Feria) las atenciones y amabilidad que me han dispensado. Me siento enormemente en deuda con numerosas personas de la organización por sus desvelos para conmigo (Carolina, Szmidt, Jorge Gutiérrez, etc.) Leer más de esta entrada

¿Hay vida más allá de Dilve?

DILVE

En estos días todos los editores que inscritos en Dilve están recibiendo de la FGEE una carta en la que les señala lo que adeudan por los registros que tienen en Dilve. Para cobrarles el importe de los libros que tienen en el sistema hacen una pirueta que lleva a reflexión, al menos eso me comentan varios editores. La tarifa que les cobran en 2014 se refiere a los libros «activos» que tenían en 2013, excluyendo los descatalogados, inactivos y agotados. Si no quieres pagar debes comunicarlo para que te den de baja del sistema. De la lectura de las comunicaciones que el gremio ha enviado a sus editores, y que amablemente un editor me remite, surgen varias reflexiones sobre el asunto. Leer más de esta entrada

Responsabilidad

fil

Ha comenzado la FIL de Guadalajara, esa maravillosa feria a la que estoy ligado desde hace muchos años, aunque en este, por vicisitudes diversas que no vienen al caso, no he podido asistir. España lleva un stand con 10 editoriales, a pesar de que en años pasados participábamos cerca de 50 editoriales. Ya el año pasado al stand de España solo fueron 22 editores, y este año, rizando ya el rizo del despropósito, solamente 10. ¿Por qué? ¿A qué se debe? ¿Qué ocurre? En paralelo, el volumen total de editoriales asistentes por su cuenta a la FIL no ha parado de crecer en estos últimos años, pero siempre al margen de la FGEE, luego se impone un mínimo ejercicio de reflexión sobre esta paradoja. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores