Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto con un libro como este que comparto. La trayectoria de Rafael Giménez Siles (RGS) es la de una de las grandes figuras de la edición hispanohablante del silo XX, a la altura de Aguiar, Zendrera, o Ruiz-Castillo. Y con la dimensión internacional de su asentamiento y nacionalización en México después de exiliarse en el año 39.

La lectura del libro Edición y compromiso. Rafael Giménez Siles, un agitador cultural es un Máster de Historia de la edición, y debería ser libro de lectura obligada para todo el sector.

“RGS es un personaje fascinante, pero desconocido para la sociedad española debido a la desmemoria enraizada de este país. Coincido con la autora del libro que Madrid debería honrar con una calle o placa conmemorativa una figura de una talla casi universal, con el agravante de ser el fundador de la Feria del Libro de Madrid” (Ana Martinez Rus).

Ana Martínez Rus es profesora titular de Historia Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid. Se ha especializado en Historia de la edición y de la lectura en la España del siglo XX. Ha sido investigadora posdoctoral en la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París con Roger Chartier. Entre sus trabajos, destacan: La política del libro durante la Segunda República: socialización de la lectura (2003), «San León Librero»: las empresas culturales de Sánchez Cuesta (2007), La persecución del libro. Hogueras, infiernos y buenas lecturas (1936-1951) (2014), Milicianas. Mujeres republicanas combatientes (2018), Libros al fuego y lecturas prohibidas. El bibliocausto franquista (1936-1948) (2021).

1400-proveedor

Además, es coautora del libro colectivo La Segunda República (2015 y 2021). Es investigadora del Seminario Interdisciplinar de Estudios sobre Cultura Escrita (SIECE) de la Universidad de Alcalá de Henares. Asimismo, fue investigadora de la Cátedra Extraordinaria de la Universidad Complutense: «Memoria Histórica del siglo XX», dirigida por Julio Aróstegui Sánchez desde su fundación en 2005 hasta 2013.

Los textos entrecomillados y en cursiva están extraídos del libro.

“Pocas figuras tan importantes y al mismo tiempo tan desconocidas ha habido en la historia cultural española del siglo XX como Rafael Giménez Siles. Uno de los editores más influyentes durante la Segunda República, la guerra civil y el exilio mexicano. Su figura representa al editor moderno por excelencia y resume la trayectoria vital de tantos intelectuales de la Edad de Plata. Fue el alma mater de Cenit, que permitió a los lectores de habla hispana acceder a obras como Manhattan Transfer, Imán, El lobo estepario o El Capital, y autores de la talla de Gorki, Henri Barbusse, Eric M. Remarque, Stefan Zweig o César Vallejo. Su compromiso político y social corrió en paralelo a su labor empresarial, lo que le convirtió en un agitador cultural de primera magnitud. Impulsor de la Feria del Libro de Madrid desde 1933, de los camiones-librería de la Agrupación de Editores Españoles, del proyecto editorial de más envergadura de la España republicana en guerra, y del mayor complejo librero del continente americano con las Librerías de Cristal. Esta obra pretende reparar a un tiempo un vacío en nuestro conocimiento y una injusticia histórica con el mundo editorial español.”

«Malagueño de nacimiento, madrileño de adopción y mexicano nacionalizado. Este farmacéutico abandonó las boticas y se consagró a la edición y difusión del libro, debido a su compromiso ideológico y a su oposición a la dictadura de Primo de Rivera. En 1916 se trasladó desde su Málaga natal a Madrid para estudiar Farmacia en la Universidad Central, llegando a ser el presidente de la Asociación Oficial de Estudiantes de la Facultad de Farmacia. De este modo pasó de líder estudiantil y de participar en revistas vanguardistas como El Estudiante (Salamanca-Madrid, 1925-1926), Post-Guerra (Madrid, 1927-1928) y Nueva España (Madrid, 1930-1931) a dirigir Cenit, la editorial de avanzada más sólida hasta la guerra civil.»

“La Feria del Libro de Madrid fue impulsada por Rafael Giménez Siles, el director de Cenit. La idea surgió en la Escuela de Librería, que funcionaba en la Cámara del Libro de Madrid desde 1929. Giménez Siles, profesor de «Técnica comercial del libro», presentó en marzo de 1933 el proyecto a sus compañeros de la Cámara como iniciativa de los alumnos10. La feria se desarrollaría durante varios días en la calle para salir al encuentro de los lectores, aprovechando la Fiesta del Libro del 23 de abril. El Ayuntamiento de la capital autorizaba la instalación de la feria en el Paseo de Recoletos, desde Cibeles hasta los puestos de flores (en una franja de terreno de unos 2 metros). Los libreros de nuevo rechazaron la propuesta y la Sección de Editores, aunque respondió favorablemente, no se atrevió a ponerla en marcha por los riesgos económicos que implicaba y la premura de tiempo. Finalmente fueron veinte los editores madrileños que decidieron participar de manera independiente en la primera edición: Editorial Fénix, Espasa-Calpe, Sociedad Bíblica, Editorial Plus Ultra, Sociedad General Española de Librería, Sáenz de Jubera Hermanos, Biblioteca Nueva, Editorial Cenit, Manuel Aguilar, Editorial Atenea, Editorial América, Saturnino Calleja, Editorial Dédalo, Editorial Pueyo, Juan Bergua, Editorial Estudio, José Mª Yagües, Revista de Occidente, Revista de Pedagogía y la Editorial Castro. Para sufragar los gastos de la feria los editores acordaron destinar el 30% de las ventas, aunque la Cámara del Libro adelantó los fondos. El objetivo era exhibir lo mejor de la producción bibliográfica nacional con un descuento del 10% sobre el precio final, sentando así una tradición en el mundo editorial, que espera a lanzar sus nuevas publicaciones en la feria que anualmente se sigue celebrando en el parque del Retiro de Madrid.”

FUpSmkHWQAA16cQ

“Los editores debían concurrir únicamente con su producción bibliográfica y con los fondos que administrasen. Se prohibía la venta a plazos, los regalos, los descuentos y la exhibición de libros pornográficos o prohibidos, así como los anuncios de casas editoriales en los stands de los libreros. Las compras de organismos oficiales serían servidas por las editoriales, pero los demás pedidos se repartirían entre los libreros. En caso de diversidad de ediciones de una misma obra, el Comité sometería a la elección del solicitante cuantas ediciones se vendiesen en los stands de editores de la feria. Los editores feriantes debían hacer a los libreros feriantes un descuento suplementario del 10% en todos los pedidos que les efectuasen durante los días de feria. Todo feriante, sin distinción, abonaba en el momento de la inscripción una cuota fija de 100 pesetas, no reembolsable en ningún caso, y otra de 500 pesetas que se devolvería tras la liquidación de la feria. Los expositores-editores dejaban el 30% de su recaudación diaria para cubrir gastos. Los libreros-expositores el 15% de las ventas. Los libreros-editores que acudían como libreros el 15% más un suplemento de 250 pesetas. Si el 10% de los ingresos de un librero durante toda la feria no llegaba a las 500 pesetas, y el 30% de los editores no alcanzaban las 1.000 pesetas, tendrían que abonar la diferencia hasta completar respectivamente esa cantidad. Los feriantes que hiciesen ventas a plazos o publicidad de ellas debían abonar una cuota especial no reembolsable de 1.500 pesetas, independientemente de las tributaciones que le correspondiesen. La Cámara del Libro concedía una subvención de 10.000 pesetas reintegrables en caso de superávit. Si hubiese déficit superior a 10.000 pesetas se dividiría entre los feriantes, pagando los editores el doble que los libreros. El superávit también se repartiría en la misma proporción, de modo que la aportación de los editores a la feria se redujera al 20% de sus beneficios y al 10% la de los libreros. El desplazamiento de Giménez Siles y sus compañeros del Comité organizador de esta última feria tuvo repercusión en la disminución de ingresos por las ventas de publicaciones. Los cuatro editores que organizaron las primeras ferias: Ruiz- Castillo, Aguilar, Sáenz de Jubera y Giménez Siles, fueron descritos con maestría por Antoniorrobles: «Ruiz Castillo –el hombre moreno de los ojos claros–, Aguilar –el editor que luce mejor las canas jóvenes–, Jubera –con sus cien kilos de peso y de optimismo– y Jiménez Siles –de gran estatura, de cara redonda y de circunspecta amabilidad–.»

Libros de Rafael Giménez Siles

  • Rafael Giménez Siles: Editor, librero e impresor. Guión autobiográfico profesional, México, Imprenta Azteca, 1978.
  • Rafael Giménez Siles: Retazos de vida de un obstinado aprendiz de editor, librero e impresor. La Impresora Azteca, 1981.
  • Rafael Giménez Siles: Testamento Profesional. Imprenta Azteca, 1980.
Primer capítulo, aquí.
 
FICHA TÉCNICA

ISBN 9788419231475

Fecha de publicación 13/06/2022

Editorial Renacimiento

Colección Biblioteca del Exilio, Col. Anejos

Nº en la colección 52

Edición 1ª Edición

Formato 240 mm x 170 mm

Encuadernación Rústica

Número de páginas: 640

PVP: 34,90 €

La única pega que le pongo a la edición es que considero que debería haber salido en pasta dura: un volumen con 640 páginas lo necesita. Al ser un libro tan especializado, un euro más en el precio es marginal. Por lo demás, la edición que ha preparado la autora es muy buena, un apéndice gráfico (cartelería), un buen aparato de fotos, una enorme selección bibliográfica de material impreso, con páginas web y recursos digitales, un índice onomástico, etc… hacen del libro un volumen de referencia en Historia de la edición.

Si el libro es importante en el acervo bibliográfico del sector en España, mucho más decisiva y crucial es su dimensión para México, país al que dedicó gran parte de su sapiencia, llegó allí en el año1939 y permaneció hasta su fallecimiento en 1991. Este libro repara una injusticia histórica con uno de los grandes editores hispanos del siglo XX. Gracias a Ana Martínez Rus y a la editorial Renacimiento por hacer visible esta figura del mundo del libro.


MG

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s