Esta semana la FGEE ha presentado un “avance de datos” sobre la comercialización interior y exterior de 2015. El informe definitivo me imagino que se presentará el próximo Liber.

Ya en febrero, y en rigurosa primicia, advertí que “la cifra que darían estaría en torno al 2%“, algunos comentarios de la cúpula de la Federación así lo indicaban, no es que uno tenga poderes paranormales, la percepción salía de pequeños comentarios que se deslizaban en medios, pese a que en ese momento los cuestionarios estaban llegando a las editoriales. Si ya en 2014 fuimos muchos los que observamos una cierta discrepancia entre los datos de la distribución y los de la FGEE, en ese año los distribuidores apuntaban una caída del 1,5% y la FGEE una subida del 0,6%, deduje que en 2015 los datos de ambos se parecerían. Si para la distribución sus ventas han crecido un 3%, para la FGEE un 2,8.

Los titulares de la prensa estos días han sido “moderado optimismo”, “crece el papel”, “sube la literatura”, etc… pues bien, comparto aquí unas impresiones rápidas sobre los datos mostrados. Para un análisis riguroso habrá que esperar la publicación del informe definitivo.  Para que se entienda bien mis impresiones comienzo por mostrar la diapositiva de facturación que muestra el informe:

Diapo factProcedo a sumar los epígrafes y el sumatorio ofrece una cifra superior a la que la diapo muestra. Hago un cuadro de elaboración propia con los datos y observo el descuadre:

Diapositiva1

 

¿Dónde esta el error?

Diapositiva2

Precisamente en la partida de libros de texto.

Cuando analizas el cuadro de facturación se pueden observar cuatro cuestiones importantes:

  • Primero: El sumatorio de epígrafes no suma 2257 sino 2265. Hay 8 millones de euros de error en el sumatorio, se localiza en libros de texto. El error del sumatorio me parece cuando menos curioso. ¿Nadie se ha dado cuenta, ni en la empresa elaboradora del informe ni en la FGEE de que esto no cuadraba? Pues es evidente que no cuando lo presentan así a la prensa. Un poco chapuza el asunto. Un informe que para este año se subvenciona con 35.000 euros de dinero público, y al que creo que se le debería dar una vuelta a su estructura, los cambios que la industria está sufriendo así parecen aconsejarlo.
  • Segundo: Literatura no sube, sino que baja, luego algunos titulares de prensa son equívocos. Veamos el histórico de facturación que es bastante concluyente:

Diapositiva5

  • Tercero: El crecimiento se aprecia en el libro de TEXTO. La aplicación de la LOMCE, exigida por esta área de la edición, pero en contra de todas las asociaciones y partidos políticos, ha dado sus frutos. El cliente cautivo escolar ha pasado por caja.
  • Cuarto: La subida del libro científico técnico, cuando desciende su producción (-4,6%), la producción de ejemplares (-9,4%) y la tirada media (-5%), quizá se deba a un aumento de precios, pese a que en los precios medios se dice que hay una bajada (-1,52%). Me genera serias dudas.
  • Quinto: el libro digital aumenta su facturación, no mucho pero sube, un 4,9%. Como la realidad es tozuda, el libro digital crece, a pesar de los mensajes apocalípticos que los talibanes del papel pregonan y de las barreras que se levantan al despegue de este mercado.

Sobre la producción digital me surge una duda. Según la FGEE la producción fue de 44.000,pero esto contradice las cifras de la agencia del ISBN, unos 20.000. Ante la duda, sugiero que el informe definitivo, que presentarán en LIber, aclare este epígrafe. No pongo en duda la cifra, sencillamente no entiendo el baile de datos:

Diapositiva4

¿Están editando las editoriales libros digitales sin solicitar ISBNs a la agencia? No encuentro una explicación. Insisto, no pongo en duda nada, sencillamente no lo entiendo.

Resumiendo. A mi juicio el balance que se presenta es un intento de edulcorar lo que en el fondo es un mal balance. Una subida del 2,8% basada en la aplicación de la LOMCE y la renovación de los libros de texto es para repensar el asunto, el crecimiento del libro científico-técnico-universitario resulta curioso, un área que ha caído en picado en estos años al menos parece que ha tocado fondo y remonta un poco.

Otro elemento de reflexión es la caída de la literatura infantil juvenil un 5,9%. Hay quien atribuye la caída a la inexistencia de sagas que tiren del mercado, en mi caso lo atribuyo a la saturación del propio mercado. A esta área de la edición han entrado casi todas las editoriales y han colapsado el segmento. A un panal de rica miel…Lo que era un buen negocio para unos pocos ahora es un mal negocio para todos.

El aumento de la facturación en librerías (5,6%) y cadenas (7,5%), con un aumento de 42 millones en librerías y 27 en cadenas, habrá que analizar si esencialmente han sido libros de texto. Y viendo los datos generales todo apunta a que ha sido así. El problema es que las librerías que atienden el libro de texto son cada vez menos, y en muchos casos exclusivamente papelerías, lo que explicaría que muchas “librerías de fondo” sigan cerrando. Este análisis resulta imprescindible abordar con prontitud.

Como es muy probable que alguien dirá que mi lectura de los datos es tendenciosa, recomiendo vivamente el análisis que “El Periódico de Catalunya” hizo en su edición del día 29 y firmado por Ernest Alós. Coincido al cien por cien con el análisis. Luego no maten al mensajero.

Sigo pensando en que hacen falta políticas públicas en torno al libro y las librerías, el problema es el desenfoque con que el asunto se está abordando desde gremios e instituciones. Sin una fuerte inducción de demanda privada y pública, con un rediseño de las políticas de subvenciones, el sector sigue presentando encefalograma plano y respiración asistida. No nos hagamos trampas en el solitario.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

7 Comentarios

  1. […] él se hace alusión también a Manuel Gil, que habla de saturación en términos de mercado al referirse a los problemas del subsector y que […]

    Responder

  2. Jaime Iván Hurtado 05/07/2016 en 2:21

    Manuel… A estas alturas lo mínimo es que los autores de este estudio. Coincido contigo, tú no estás poniendo en duda nada, sencillamente no se entiende y es particularmente extraño. Del libro técnico y universitario, algo más que decir?

    Responder

    1. Joan arribas 09/07/2016 en 20:14

      Hola, puede que me haya expresado mal. En ningún momento he puesto en duda el artículo de Manuel Gil, al contrario estoy 110% de acuerdo con él. Lo que quería expresar era que me asombraba el como se ha publicado la noticia en otros foros, de una manera triunfalista. Sin embargo, cuando analizas los números, como ha hecho Manuel, ves que estos son para lamentarse, no regocijarse. Lamento el malentendido.

      Responder

  3. […] Fuente original: Impresiones sobre los datos de Comercio Interior 2015 – Antinomía libro. […]

    Responder

  4. […] Esta semana la FGEE ha presentado un “avance de datos” sobre la comercialización interior y exterior de 2015. El informe definitivo me imagino que se presentará el próximo Liber.  […]

    Responder

  5. La nota amarga, pienso, es que saben que se lee en su mayor parte solo el título. O sea que confían en que no se lea porque saben que se lee poco (y a veces mal). Caen las cifras porque no suben los lectores y cae la renta, entre otras cosas. Sigo pensando que hace falta una política de impulso de la lectura en que las editoriales jueguen un papel fundamental y no para vender a corto plazo.

    Responder

  6. joan arribas 04/07/2016 en 12:40

    Interesante artículo que debe imprimirse por aquello de la lecturabilidad. Si es cierto, también me he fijado en la noticia, a veces presentada de manera algo triunfalista, de que habían crecido la facturación de la industria editorial. Pero, mirándolo con detenimiento la noticia averiguabas que ese incremento era debido al libro de texto. En cambio la literatura seguía bajando y sobretodo el libro infantil/juvenil. La verdad, me sorprende la manera que se ha presentado la noticia es como hacer trampas jugando al solitario

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s