Hace unos días me telefoneó un periodista de un medio impreso de los que califico como solventes para preguntarme dos datos, por un lado los datos de evolución del tejido librero en Europa, y por otro si había una cierta correspondencia entre la evolución del tejido en países de precio libre frente a los de  precio fijo.  Como los últimos datos que tenía respecto a la primera pregunta se remontaban a 2014, y de la segunda no tenía nada, le dije que lo averiguaría y la conclusión la compartiría en este blog.

De todos es sabido que las librerías están menguando en toda Europa.  La pregunta que debemos hacernos es cómo saberlo con precisión. Una consulta  a la  página de la Federación de Librerías de Europa  no aporta nada. Ni un dato, ni un informe.  Me aventuro en la página de Eurostat, especialmente complicada, pero tras una inversión de un par de horas consigo bajarme la tabla de evolución de las librerías en la Unión Europea. Y también los empleados por librería.

Ni que decir tiene que la tabla me ofrece dudas. Los establecimientos de librerías siguen la CNAE(NACE 4761: Comercio al por menor de libros en establecimientos especializados). El problema es si la tabla no se contamina con la inclusión en algún caso con la CNAE (NACE 4762: Comercio al por menor de periódicos y artículos de papelería en establecimientos especializados).

Ahora bien,  ¿entendemos por librería lo mismo en todos los países de Europa? Digo esto porque la línea de España directamente la voy a desechar, por motivos obvios.  Es evidente que más de la mitad del censo son papelerías. Me imagino que los datos se extraen del INE y se incluyen todo tipo de puntos de venta, incluso papelerías puras. Pese a las dudas que pueda ofrecer la tabla el problema es que no hay otra cosa.

El dato global de perdida de librerías en Europa sería del 18%. Pero si listamos la tabla en sentido vertical, el sumatorio de las celdas muestra una cifra que es algo inferior al que nos marca las filas superiores. No  coincide exactamente.

Para comenzar he empleado una metodología que consiste en calcular la caída por país con el último año respecto al valor más alto de la secuencia histórica. Es decir, calculo la caída ente 2017 y el valor más alto, que puede ser de 2012 o 2013, o cualquier otro año, es decir, no es un cálculo entre el primer año y ultimo de referencia. Una segunda metodología sería  trabajar con la series completas desde 2011 a 2017, pues bien, en ambos casos los datos son bastante similares.

La conclusiones a las que llego son las siguientes:

        • La tabla me ofrece dudas en el sentido de si se Integran en algún país la CNAE 4761 y 4762.
        • Llama poderosamente la atención  por su evolución negativa los datos de Francia, adalid de la defensa de las librerías y del combate contra Amazon. El datos de Eurostat a 2017 es de 2569 librerías, pero en la memoria del Sindicato de la Librería de Francia es todavía más bajo.

        • En el caso de los países escandinavos (Suecia, Finlandia y Noruega), con altas tasa de lectura, y con dos países con precio libre y uno con fijo,  no se aprecian diferencias significativas.
        • Alemania parece resistir mejor el descenso.
        • También llama la atención la evolución del Reino Unido. Se habla en medios periodísticos de una debacle por la adopción del precio fijo en 1995, pero en la última década los datos de Eurostat muestran una estabilidad en las cifras. No encuentro datos del tejido librero del Reino Unido a comienzos de la década de los 90.
        • En el caso de España hay que usar los datos que aparecen en los informes de Cegal, que son muy distintos de los que aparecen en la tabla Eurostat.

        • En conclusión, se aprecia un descenso muy importante del tejido de librerías en toda Europa, pero no parece existir una correlación  de los descensos con los  sistemas de precios de cada país. Luego el descenso hay que buscarlo en otras ineficiencias del tejido, tanto intra como extra librerías.
        • Las leyes de precio fijo  protegen el canal hasta un cierto límite, mucho menor de lo que la mayoría del sector considera. A la protección del canal librero hay que incorporar otros temas hasta ahora menos transitados.

Es también interesante poder analizar la media de personas que trabajan en las librerías europeas. La media que ofrece la tabla Eurostat es de 4,7. Pero al analizar cada país se observan datos absolutamente dispersos. Por ejemplo, Alemania muestra un dato de 6,1, Francia 4,8, Noruega 19,8  y España de 2,1. No sé si se mide lo mismo, pero sospecho que no.


Es razonable analizar que si con los datos de la UE27 han desaparecido 5.397 librerías, y con los datos de la UE28  se alcanzaron 5.738 librerías menos, sería cuestión de comenzar a trabajar seriamente sobre el tema. Hacen falta nuevos análisis para comprender hacia qué tipo de ecosistema avanzamos.

 

 

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

Un comentario

  1. ¡Bravo! Llevaba tiempo buscando un artículo asi de objetivo, bien hecho.

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s