DSCN1110

El pasado 30 de octubre dejé de trabajar en Odilo, razones absolutamente personales me condujeron a tomar esta decisión, el cambio de CEO en la empresa, en paralelo a la entrada de fondos de inversión me llevó a tomar la decisión. Hablé con la empresa para encontrar una salida amigable y ordenada, sin acritudes ni alharacas, de hecho, y después de 30 años de vida laboral, de todas las empresas en las que he estado sigo siendo amigo, y no es infrecuente que las visite con regularidad. Se entra como se sale, con profesionalidad. Y en este caso no podía ser de otra manera.

El 13 de enero de 2014 entre a trabajar en Odilo TID como Director de Contenidos, un par de meses antes me había llamado la CEO de la empresa, doña Lourdes Gutiérrez, su idea era que desde el enfoque de una empresa puramente tecnológica se desarrollase una potente estructura comercial de venta de contenidos. Sintonice rápidamente con ella, no solo por tener una cierta afinidad generacional, sino por su talante serio y profesional que me generaba mucha confianza y una gran empatía, sin duda alguna tuve mucha química con ella. Descargaba en mí el desarrollo del proyecto, la idea de poner en marcha un agregador de contenido para bibliotecas, una librería, y extender el proyecto a todo el ámbito de habla hispana, era un proyecto fantástico al que merecía la pena volcarse con intensidad.

Soy de la opinión de que en una empresa se debe estar entre 5 y 6 años, especialmente si tienes papeles de dirección, es decir, lo que denomino cubrir un ciclo y reinventarse, y por primera vez en mi vida esto no ha ocurrido. Para todo hay siempre una primera vez.

Durante estos últimos tres meses he realizado algún trabajo de consultoría para una empresa alemana, pero de esta actividad es difícil vivir en estos tiempos apasionantemente inciertos en que se encuentra el libro y la edición, es por ello que hago público y comparto mi vuelta al mercado. La idea de incorporarme a algún proyecto interesante es el plan que me trazo. Seguiré haciendo consultoría hasta que surja un proyecto ilusionante al que incorporarme. Pese a que el optimismo desaforado no es realista, soy de la opinión de que hay algunos brotes verdes en el mundo del libro, no son raíces vigorosas aún, pero al menos son pequeños e incipientes brotes.

Lo dicho, Manuel Gil está en el mercado de nuevo. Se admiten propuestas, y como dice un buen amigo, el primer café lo pago yo.

Para contactar conmigo:

Postdata: No soy de los que idealizan el pasado, por el contrario soy de los que creen que lo mejor siempre está por llegar.

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

2 Comentarios

  1. Lo del café me suena😉, aunque también una amiga tiene derechos sobre esa frase… Bienvenido al mundo líquido de la autonomía personal…

    Responder

  2. Emilia Miranda 26/01/2015 en 19:53

    Buen viento y buena mar.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s