datos

Pese a que todavía no han aparecido datos de producción (y comercialización) digital referidos a 2014, me imagino que la Agencia del ISBN publicara algún avance de datos de solicitud de ISBNs en breve, lo que sí se puede ya es avanzar la cifra de ventas de descargas de 2014 en retail. Los datos que expongo, contrastados con distintas fuentes, siguen mostrando una evolución al alza del mercado de las descargas en retail.

Aun a la espera de que algunos colegas (y algún topo) me confirmen cifras finales, y que aparezca el informe más solvente sobre la venta digital que se hace en España, me atrevo a decir, ojo, con cierto riesgo de equivocación, que las descargas totales a particulares en el año 2014, el negocio B2C, ha estado en este último año en torno a los 4,4 millones de descargas, lo que ha supuesto una facturación de 24 millones de euros. En estos datos no se contabiliza el tema del texto digital de colegios, cuya cifra hecha pública por ANELE señala que han vendido 23,4 millones de euros (curso 2013-2014), pero aun así solo alcanza el 3,2% del total. Sin embargo, es el segmento de la edición digital que más crece, ya que ha pasado de representar el 10,8% de todas las ventas de libros digitales en 2010 al 29,2% en 2013.

Cifras_digitales_01

Según estos datos el ascenso continuado de la facturación es indudable y continuado. Pero sigamos.

Según Panorámica de la Edición Española de Libros 2013, y bajo el epígrafe Edición Electrónica (en el que se incluyen cd, dv, los archivos de Internet y los libros digitales en los formatos Pdf, ePub, Mobi y otros ebook), observaríamos que la edición en otros soportes distintos al papel no estaría creciendo desde 2011. Pero esta cifra hay que desagregarla para hacerse una idea precisa de lo que ocurre.

Cifras_digitales_03

Al desagregar el contenido de la cifra de 23.070 nos encontramos con lo siguiente:

Cifras_digitales_04

Sobre el papel la producción de ebooks habría disminuido un 0,4% durante 2013, obviamente este ligero descenso es muy inferior al 14,9% de caída de la edición global de libros. Refleja que los editores apuestan de una manera algo más decidida por el formato, pero con precaución, el cual representa ya el 23% de los producido, pese a que la realidad comercial sigue siendo todavía pequeña. Realidad comercial exactamente igual en toda Europa salvo el caso de Inglaterra, donde el libro electrónico supone ya casi el 25% del volumen comercial. Hay otro dato que llama la atención, de esos 20.655 títulos digitales publicados en 2013, 3.667 fueron libros de texto. Luego se puede deducir que hay un serio problema de conformación de catálogo. Y surge aquí una primera reflexión. Si durante 2013 sólo el 23% se editó en digital, ¿Qué ocurrió con el 77% restante? ¿Problemas con los agentes, autores, política editorial, carencia de recursos económicos? ¿Invitación abierta al pirateo? ¿Necesidad de políticas públicas de apoyo a la digitalización?

Por otro lado, crece cada año el número de editoriales que publican en este formato. En 2013 fueron 709, por 491 en 2011 y 664 en 2012. Si echamos un vistazo al ranking de edición digital observaremos lo siguiente:

Cifras_digitales_05

En el caso de la Universidad de Granada su producción está asignada a CD/DVD/Disquete y en el caso de Edita también. Por cierto, aquí ya aparecen empresas de autopublicación con cifras muy altas. De la lista original de donde tomo estos datos, Panorámica de la Edición 2013, página 73, el listado tiene 25 editoriales, la ultima es el Centro de Estudios Adams, con 165 registros, pues bien, me llama la atención que no aparezca Random House.

A partir de algunos de estos datos obviamente parciales, son numerosos los artículos y post que se pueden leer sobre el no despegue del libro electrónico. En algún caso incluso se detecta cierto alborozo por su carente realidad comercial. Y surge otra reflexión. ¿Quiénes pensaban que el libro digital iba a comerse al papel en 3 o 4 años? ¿No habrá que esperar otros diez años para obtener una cuota de mercado digital del 20% sobre el papel?

Un vistazo a los informes de comercio electrónico B2C en España muestran una realidad comercial en plena expansión.

Con un crecimiento en 2013 del 18%, y un volumen de facturación de 14.610 millones de euros en 2013, frente a los 12.383 de 2012.

La evolución del volumen de compra online declarada por los internautas españoles, se explica este año por el crecimiento de las tres variables que lo componen:

  • Internautas (estimados en 28,4 millones)
  • Número total de compradores online en el último año (que se estiman en 17,2 millones)
  • Gasto anual medio por internauta comprador (848€)

El porcentaje total de internautas ha experimentado un incremento de 3,2 puntos porcentuales (p.p.) respecto al año anterior, pasando del 69,9% de 2012 a un 73,1% en 2013. Por otro lado, también crece de manera destacable el porcentaje de internautas que han efectuado compras en el último año, representando en 2013 el 60,6% de los internautas totales, frente al 55,7% de 2012. Por consiguiente, el índice de internautas compradores arroja que el número absoluto de internautas compradores ha aumentado en un 14% pasando de los 15,2 millones de 2012 a los 17,2 millones en 2013.

Estos crecimientos del comercio B2C sobre el papel deberían mostrar unos ascensos muy fuertes de comercio de libro digital, sin embargo lo que si se observa al dialogar con las grandes librerías online es un enorme aumento de comercio por Internet de libros en formato papel, no en digital, que como analizábamos al comienzo de este post es todavía muy limitado. ¿Dónde radica el problema? A mi juicio hay un tema sobre el que no se ha reflexionado con el suficiente detenimiento: como se implanta una tecnología disruptiva en una industria y que patrones y ritmos de innovación se pueden considerar estándar. Sobre este tema colgaré un post en las próximas semanas. Creo que este es el punto crítico del asunto.

Termino con un ejercicio curioso. Voy a mezclar dos datos de 2014, descargas y ventas, con la cifra de libros digitales producidos en 2013 (no tenemos datos aún de 2014) que no sean libros de texto de colegios, es decir, 16.958 títulos

Cifras_digitales_02

Curioso ¿no? Si algún editor está haciendo cuentas de explotación de sus libros digitales y no le importa, me las puede enviar, con confidencialidad absoluta. Si el mercado secundario de las bibliotecas no comienza a emerger, el ritmo de implantación será muy lento. Y la explotación de un libro digital hasta el momento no compensa la edición digital exclusiva. El libro digital sigue comercializándose por subvención cruzada a partir del papel. Habrá indudablemente que esperar.

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

4 Comentarios

  1. felixmaocho 20/01/2015 en 17:41

    Como mínimo, faltan todas las descargas legales y gratuitas de libros. Pensar que esos libros no se cobran, es absurdo. De una forma indirecta se cobran, Se cobran como subenciones, en losotros casos de bibliotecas oficiales, bien indirecctamente en el caso que el autor ls regale,

    De acuerdo que es muy dificil calcular el importe de esas “ventas”, pero es indudable que no tenerlos en cuenta como número de volumenes que reciben los lectores, desvirtúa cualquier estadística.

    Por otra parte no veo que se incluyan las ventas de Amazon, tanto en papel como digitales, otro capitulo que no se pueden actualmente obviar, en una estadistica sobre el mercado del libro.

    Responder

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Pese a que todavía no han aparecido datos de producción (y comercialización) digital referidos a 2014, me imagino que la Agencia del ISBN publicara algún avance de datos de solicitud de ISBNs en breve, lo que sí se puede ya e..…

    Responder

  3. Un articulo muy interesante. Teniendo en cuenta que hoy en día muchas personas escriben, editan y publican sus propias obras, no es de extrañar que este negocio este en alza. Hay muchos escritores que habiendo escrito para e-books han alcanzado la fama y su posterior fichaje por alguna editorial.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s