A finales de 2019 la economista y analista brasileña Mariana Bueno publicó en Cerlalc un interesante documento (en tres partes) titulado ¿Cómo se comportó el mercado editorial en la última década? El estudio lo hizo sobre 8 países del mundo (Alemania, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, México y Reino Unido). Entre otras muchas conclusiones había dos que me resultaron particularmente interesantes, por un lado un decrecimiento de todos los mercados en la última década, y por otro la relación del PIB con los indicadores del libro: cierta de estabilidad cuando hay crecimiento económico y un descenso más acentuado que el presentado por el conjunto de la economía en periodos de contracción.

Quiero poner esto en relación a los datos de 2020 del sector del libro español y la caída del PIB en España en este año pasado.. Veamos algunos datos:

  • El PIB de España cayó un 11% en 2020,el mayor desplome desde la Guerra Civil.
  • Para hacernos una idea de lo que esto significa pensemos que entre 2008 y 2013 (crisis financiera anterior) el PIB cayó un 9,1%.
  • El comercio minorista cayó en ventas el 7,1%, la mayor caída desde 2012 y la primera tras seis años seguidos de avances.
  • Por productos, solo el comercio de alimentación mostró un dato positivo: creció un 0,2%. El comercio de ropa y complementos cayó un 29%.
  • Por formatos comerciales las cadenas grandes (más de25 tiendas)que tenían un ecommerce probado crecieron un 2,8%, las pequeñas cadenas (menos de 25 tiendas) cayeron un 7,4%, y las tiendas unilocal el 8,5%.
  • El desempleo se sitúa en una tasa del 16,4%. La expectativa es que cuando desaparezcan los ERTES veremos un incremento probable de esta magnitud.

La pregunta a hacernos ahora es: ¿Y qué ha pasado con el libro?

Pues que se ha comportado de manera contracíclica, terminando el año en positivo, siempre con datos de comercio interior, para el comercio exterior la realidad es muy distinta. La estimación compartida por numerosos editores es de una caída del 70% en exportaciones, lo poquito que se ha enviado al exterior es en consignación (depósito), luego los ingresos de los editores provenían de liquidaciones anteriores, y debido a la situación de los mercados de América, muy delicada, la llegada de liquidaciones del exterior han sido mínimas.

La cifra final de comercio interior se aleja enormemente de las cifras de descensos apocalípticos que se manejaron en mayo y junio de 2020.  Veamos en diapos cómo se ha cerrado el año.

Datos por meses 2020

Cifra de cierre 2020


Datos por canales principales

¿Qué ha sucedido? Que el PIB se ha hundido pero el libro ha resistido bastante bien. ¿Cómo ha ocurrido esto? Pues solo encuentro dos causas probables.

La primera es que el riego de ayudas públicas al sector con subvenciones y compras masivas de libros para bibliotecas gestionadas a través del canal librero han acabado por beneficiar a todo el sector. Ayudas públicas que han desarrollado todos los ámbitos de la administración pública: Ayuntamientos, Comunidades y Ministerio.

La segunda es que el comportamiento solidario de la sociedad civil, también a la vez forzado por la falta de movilidad y ocasiones de ocio, comprando libros sin desmayo ha sido muy importante. El incremento en librerías hay que centrarlo en el comportamiento de la gente en apoyo del comercio de proximidad y en las compras públicas para bibliotecas, y el incremento de las cadenas muy probablemente se pueda asociar a disponer desde hace muchos años de un ecommerce muy probado y eficiente.

La pregunta a hacernos ahora es si esto continuará en 2021. Mi impresión es que tendrá un relativo efecto rebote conforme se avance en movilidad y se termine el riego público de compras y ayudas.

La recuperación del país está directamente ligada a la vacunación, si esta se retrasa, como parece hoy muy probable, la recuperación tardará en llegar, abriendo un horizonte de incertidumbre preocupante. Si la vacunación se completase en torno a julio o agosto, los indicadores de consumo e inversión impulsarían la recuperación económica.

Se abre pues un año 2021 cargado de inquietudes, apasionantemente incierto. Y me permito sugerir la conveniencia de algún avance de datos de comercio exterior.

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s