Hace un par de semanas me llamó Roger Domingo, editor de Deusto y Gestión 2000 (Planeta) para decirme que me iba a enviar un libro que sabía que me interesaría mucho y que iba a salir al mercado en breve, a pesar de que sabía que no acepto libros de regalo, cuando algún editor me dice esto mismo, suelo inmediatamente comprar el libro. Si no compramos nosotros, ¿quién va a comprar?, al menos ese es mi lema.

Daba la casualidad de que sobre la autora de este libro habíamos hablado varias veces, compartíamos la lectura de una obra suya anterior , y que ambos juzgábamos como excelente. Aquel libro salió en España con el título “Como aprendemos a leer: historia y ciencia del cerebro y la lectura”, aunque la traducción literal del título original era “Proust y el calamar”, donde contraponía el concepto de Proust de la lectura como proceso de comunicación con otra manera de pensar surgido de la soledad, con el calamar, utilizado en los  estudios de transmisión de señales  eléctricas neuronales porque los axones de sus células del nervio óptico tienen un espesor muy superior al de las neuronas de los mamíferos. El libro sorprendió en aquel momento por lo novedoso del estudio, en un momento en el que las pantallas y los dispositivos casi no habían comenzado su expansión y penetración.

Maryanne Wolf es la directora del Centro para la Dislexia de la Universidad de California en Los Ángeles. Trabaja, además, con el Centro de Dislexia de la Escuela de Medicina de Universidad de California en San Francisco y en el proyecto de alfabetización Curious Learning, del que es cofundadora. Con anterioridad fue  directora del Centro de Lectura e Investigación del Lenguaje en la Universidad de Tufts. Ha recibido numerosos galardones por su labor investigadora y docente, con premios como el de la Asociación Internacional de Dislexia y la Asociación Australiana de Discapacidades del Aprendizaje. Es autora del libro Cómo aprendemos a leer (Ediciones B, 2008) y de más de ciento sesenta publicaciones científicas. Y ahora publica en España “Lector, vuelve a casa” (Deusto, 2020). Una obra que recoge más de quince años de investigaciones sobre la lectura, tanto impresa como en pantallas, y su influencia sobre el cerebro.

El motivo que daba pie a hablar de esta autora surgía a partir de compartir informes diversos sobre la influencia de la lectura en pantallas, todos sabemos que han aparecido en estos años numerosos estudios, en general muy poco rigurosos y serios, acerca de si la lectura en pantallas nos vuelve tontos y nos genera numerosos males mefistofélicos. Pues bien, la tesis del nuevo libro, titulado «Lector, vuelve a casa” la resumo de esta manera citado unas tesis de su libro:

      • “Leer no es algo natural, hay que aprenderlo”.
      • “Vivimos rodeados de pantallas, en muchos casos nos hemos vuelto adictos a ellas, y eso ha suscitado múltiples preocupaciones acerca de cómo eso está cambiando nuestro cerebro y, sobre todo, el de nuestros hijos”.
      • “Yo propongo un diseño relativamente simple, y puede que novedoso, para introducir distintas formas de lectura y aprendizaje con base impresa y con base digital durante el período de los cinco a los diez años de edad”.
      • «Lo que hace el cerebro para aprender a leer es establecer nuevas conexiones entre circuitos cerebrales dedicados originalmente a otros procesos más básicos, como la visión y el habla».

En «Lector, vuelve a casa», Maryanne Wolf se sumerge en la investigación científica que aborda la transformación de los cerebros de los niños que aprenden a leer y de los adultos que leemos de una manera diferente. Pero el libro no sólo se basa en la ciencia, sino en la historia, la literatura, la filosofía y la pedagogía. Escrito como si se tratara de cartas dirigidas a cada uno de sus lectores, la autora asume algo que muchos sospechamos empíricamente, los lectores habituales estamos cambiando nuestros hábitos y vemos alterada nuestra capacidad de concentración, pero como el cerebro está permanentemente aprendiendo, si equilibramos los aprendizajes y  alfabetizaciones múltiples, es decir, entre procesos de lectura impresa profunda y procesos basados en hipervínculos de pantallas, el resultado será una perspectiva esperanzada sobre el impacto que la tecnología tiene sobre nuestro cerebro.

El nuevo libro es obviamente fantástico y muy provocador. ¿Es un libro de neurociencia cognitiva?, ¿Es un libro de lingüística?, ¿Es un libro de literatura universal?, pues efectivamente así es. El libro es un compendio riguroso de reflexiones que responde a la preocupación de cómo las pantallas, en muchos casos adictivas, están levantando una fuerte preocupación sobre cómo está cambiando nuestro cerebro y, sobre todo, el de los niños. El libro huye de planteamientos apocalípticos, observa el lado positivo de un aprendizaje simultáneo entre lo impreso y lo digital, y plantea las líneas de la nueva alfabetización del futuro. En resumen, un libro sencillamente imprescindible, riguroso, serio, y profundo. No sólo recomendable para editores y libreros, sino para cualquier lector habitual, si lo considero obligatorio para los que leemos mucho en formato impreso, mucho más para los que leen casi exclusivamente en formato digital.

Termino con una frase de la autora:

“Así es precisamente cómo me gustaría que fueran nuestros incipientes lectores: expertos y flexibles conmutadores de códigos entre el soporte impreso y el digital y, más adelante, entre los múltiples medios de comunicación del futuro”.

Colofón: querido lector de este blog, cómprelo en su librería de proximidad, es más respetuoso con el medioambiente.

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s