Hace unos días hizo público CERLALC, colgándolo en su página web, el  documento  “En defensa de las librerías“. Al texto, elaborado por Joaquin Rodriguez, tuve acceso hace unos meses, en ese momento era un esbozo de 9 páginas, posteriormente me remitió una segunda versión de 36, en el que ya se apreciaba el excelente trabajo que había detrás, así hasta llegar a esta última versión, un soberbio documento de 68 páginas. Resalto la iniciativa de Cerlalc y la finura del redactor para elaborar un texto de proyección internacional y de una utilidad más que indudable.

El documento es sumamente importante en un momento especialmente delicado para las librerías de toda Iberoamérica (incluyendo España), y del mundo. Los descensos del tejido librero a nivel europeo se pueden ver en un post anterior en este mismo blog. El debilitamiento que se viene observando de las librerías constituye una de las peores noticias para el conjunto del ecosistema del libro. El texto  ofrece recomendaciones y líneas de actuación, tanto a instituciones gubernamentales encargadas de desarrollar políticas públicas,  como a libreros y gremios, para configurar una hoja de ruta para el fortalecimiento integral de las librerías, estructurando las medidas en: administrativas, gremiales, de distribución, formativas, comerciales, digitales, financieras y comunita­rias.

El objetivo es propiciar condiciones que posibiliten el fortalecimiento de las librerías, su desarrollo y extensión, y su adaptación a cambios en las formas de circulación y acceso a los libros que están ya instaladas entre nosotros.

El texto parte de tres principios sobre los que vale la pena reflexionar: primero, la función que las librerías deben desempeñar para garantizar que un bien cultural como el libro pueda llegar a quienes lo demanden; segundo, el rol que la librería debe asumir en la defensa de la singularidad de la cultura y de la industria que la promueve, y tercero, el papel que la librería puede tener como motor económico local.

Una consideración que me parece más que acertada es la idea de llevar a todas las leyes del libro de cada uno de los países una batería de medidas para la protección de la librería. En cuanto a la bibliografía, me parece muy interesante el mostrar los enlaces a las leyes del libro de cada país iberoamericano, aunque hubiese sido útil reseñar unas fuentes documentales algo más amplias.

Dicho esto, y para no desgranar el texto, que considero de obligada lectura para el sector, si me gustaría  compartir algunas reflexiones sobre el caso de España. La idea de trabajar sobre la “protección de las librerías” es objeto de análisis y estudio desde hace bastantes años, de hecho, ya al comienzo de la crisis en 2008 se comenzó a hablar abiertamente del tema. Hay que poner en el debe de los gremios y asociaciones de libreros no haber abordado el tema en España, y haber desarrollado un documento de trabajo para todo el sector y las administraciones públicas, junto a esto, también parece muy necesario y razonable preparar un “código de buenas prácticas”. A mi modo de ver, y en esta línea de reflexiones, creo que la “ley del libro de España” también debería ser objeto de revisión, hay algunos artículos que requerirían ser repensados, como así he manifestado en alguna ocasión.

Confío en que a partir de la aparición pública de este documento, los gremios se pongan el traje de faena y elaboren la concreción nacional de este texto para presionar a los poderes públicos. Como dato importante  puedo comentar que Cerlalc va a presentar este documento (y también “El espacio iberoamericano del libro 2018”)  el próximo 10 de junio en la Feria del Libro de Madrid. La presencia de editores y librero parece más que recomendable.

En resumen, un texto excelente que abre un gran número de expectativas para proteger el eslabón más débil de la cadena de valor del libro. Confiemos en que alguien recoja el guante.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

2 Comentarios

  1. Estimado Manuel Gil Para tratar de aportar al tema del fortalecimento de las librerías, envío el siguiente enlace que dá acceso al Manual de Buenas Práticas propuesto en 2016 en la ANL Asociación Nacional de Librerías de Brasil. https://www.anl.org.br/v1/manual-de-boas-praticas-do-setor-livreiro/ Se trata de apenas 6 puntos que muy sinteticamente intentan balizar conductas y éticas comerciales a pintando hacia la preservación del ecosistema del libro local Cordiales saludos Bernardo Gurbanov Presidente ANL (5511) 99233-4300 Celular y WhatsApp

    Responder

    1. Voy a mirarlo inmediatamente. Muchas gracias Bernardo por la información.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s