Desinformación

nombre femenino

1.    Falta de información.

2.    Información errónea que se da, generalmente de manera intencionada.

verdadero-falso

Todos los datos que aparecen sobre los mercados digitales adolecen del mismo problema, o bien son abiertamente partidistas, o bien son manifiestamente tendenciosos. Si hace unos años la industria de los dispositivos abuso de informaciones sesgadas, desde hace un tiempo la industria editorial ofrece unos datos absolutamente sesgados. Es evidente que los mensajes sobre el estancamiento cuando no descenso de la venta de los mercados digitales está calando, me resulta familiar ir a una charla con alumnas/os de Master de edición y que me señalen que han leído que el mercado está en retroceso, ante este argumento les suelo señalar que deben mirar la procedencia de los datos.

post1

La semana pasada tuvo lugar el Nueva York el “Digital Book World 2017”, un evento que resulta muy fiable en cuanto a los datos que allí se exponen. Durante el evento, mi colega Javier Celaya, presente en el encuentro, me fue enviando fotografías de diapos de los datos que allí se expusieron, en paralelo he procurado seguir el evento vía redes, y en especial por Twitter. En el caso de la consultora “dosdoce” ya han publicado un post con las conclusiones de este evento.

post2

Una conclusión que se extrae de las distintas ponencias es que, lejos de descender el mercado sigue, quizá con un ritmo más calmado, subiendo y avanzando, es decir, “sigue ganando cuota de mercado“. El problema es que las cifras que ofrece la industria son los suyos propios, que efectivamente descienden, pero no tienen en cuenta ni señalan que hay otra industria, denominada en los países anglosajones  “non traditional publishing”, y aquí empresas de autopublicación,  que sigue subiendo sus cifras de ventas,  y que estos datos están al margen de la edición tradicional.

post3

La industria “oficial” ha visto cómo sus ventas descendían por efecto de un fuerte incremento de precios (3 dólares por título de media) mientras la autopublicación  mantiene unos precios obviamente mucho más bajos. Y un efecto de esto es que la autopublicación no se controla desde la industria, esos datos permanecen al margen. Los datos que ofrece la industria no son falsos, pero son incompletos, y esto es lo que no se dice ni explica. Por ejemplo, Amazon, líder del segmento, no ofrece cifras o lo hace con cuentagotas.

post4

Un dato que mueve a reflexión resaltado en el evento de Nueva York es el hecho de conocer que el 43% de los ebooks que vende Amazon carecen de ISBN, es decir, son autopublicados. El hecho de no tener ISBN, sus cifras de volumen no se contabilizan en las cifras de ventas de ebooks, por lo que los datos que ofrece la industria son evidentemente parciales. Y mientras no exista forma de conocer los datos de ventas de estos libros cualquier estadística es irreal. De hecho, un dato que allí se comentó es el incremento del 4% en venta de libros electrónicos de Amazon, así como el de que Kindle Unlimited (suscripción) ya representa un 14% de las ventas de ebooks en EEUU.

post5

Haciendo un pequeño resumen de las conclusiones del Digital Book World 2017 deberíamos resaltar las siguientes:

  • No hay una manera precisa de medir la cifra de venta del libro electrónico.
  • Mientras los libros carezcan de ISBN es difícilmente controlable la venta real y el tamaño del mercado.
  • Acercarse a un tamaño de mercado debe ser por aproximaciones y proyecciones basadas en los datos que ocasionalmente ofrecen las plataformas de autopublicación (incluyendo a Amazon).
  • La entidad de los autopublicados (Author Earning) estima unas ventas de 485.538.000 unidades de libros electrónicos en 2016.
  • Una paradoja: en vez de ser la industria editorial oficial la que conozca el volumen real del mercado, son los autopublicados, a través de las ganancias de sus autores en las plataformas de autopublicación (Amazon incluida) los que conocen mejor las cifras reales de ventas. A sus cifras añaden las que la industria editorial ofrece.
  • Los audiolibros representan ya el 3% del total de las ventas.
  • Se reafirma el desplazamiento del consumo de papel más digital desde las librerías físicas a las librerías online.
  • El repunte del aumento de librerías independientes ha conllevado un incremento de ventas del 5%,  el mismo porcentaje que han descendido otros canales canales (grandes cadenas, Walmart, etc)
  • El crecimiento de venta de libros en papel a través de plataformas de comercio electrónico supera el 60% del total de las ventas, frente al 40% de años anteriores.
  • Amazon vende ya el 50% de todos los libros en papel en EEUU, con un crecimiento del 15% en este último año.
  • Otro dato que parcialmente puede contradecir las estadísticas de los editores norteamericanos (AAP) es el incremento constante del préstamo en bibliotecas. Los datos que la semana pasada mostró  Overdrive (plataforma líder de comercialización al canal de bibliotecas) muestran un incremento del 21% en 2016, alcanzando ya los 196 millones de préstamos, que se pueden desglosar en139 millones de eBooks (+ 16%) y  55 millones de audiolibros (+ 34%)

Un dato importante referido a España que se mostró en este evento fue  el panel de Nielsen, pues bien, el dato mostró que las  ventas de libros en papel han bajado un 3.4% en 2016. Este dato es contradictorio con algunas manifestaciones aparecidas aquí de fuentes editoriales que hablan de un incremento del mercado en 2016 del 2% o 3%. La duda que surge es si no tendremos que buscar el aumento en los libros de texto, después de completarse este año el calendario de introducción de la LOMCE, mostrando el resto de áreas de la edición diferentes descensos. Esperaremos a ver los datos.

nielsen1

En conclusión, asistimos a un generoso esfuerzo de confusión y desinformación interesada por parte de unos y otros. No es posible obtener datos fiables mientras la industria ignore la existencia de un enorme mercado de autopublicados y se siga fingiendo que los datos son fiables. Esta “desinformación” planificada lleva a una “confusión de confusiones” a muchos analistas, y alienta un caldo de cultivo a los fenómenos de piratería. ¿Quién gana y quién pierde al insistir en que el mercado digital no crece o incluso desciende? ¿Se incrementa la venta de libros en papel por insistir en que el mercado digital desciende? Pensemos en esto con cautela y rigor.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

5 Comentarios

  1. […] Desinformación nombre femenino 1. Falta de información. 2. Información errónea que se da, generalmente de manera intencionada. Todos los datos que aparecen sobre los mercados digitales adolecen del mismo problema, o bien son abiertamente partidistas, o bien son manifiestamente tendenciosos. Si hace unos años la industria de los dispositivos abuso de informaciones sesgadas, desde hace…  […]

    Responder

  2. Magnífico artículo como siempre. Gracias Manuel.

    Responder

  3. Gran artículo Manuel. Pude compartir con Javier en NY y evidentemente lo reflejas muy bien. A pesar de la desinformación lo que sí es cierto es la claridad del camino que deben continuar haciendo los editores. Ya no es un tema de impreso vs. digital, es un tema de brick & mortar vs on line. Estamos trabajando en un artículo sobre el tema, que esperamos compartir pronto.

    Responder

  4. […] Desinformación nombre femenino 1. Falta de información. 2. Información errónea que se da, generalmente de manera intencionada. Todos los datos que aparecen sobre los mercados digitales adolecen del mismo problema, o bien son abiertamente partidistas, o bien son manifiestamente tendenciosos. Si hace unos años la industria de los dispositivos abuso de informaciones sesgadas, desde hace…  […]

    Responder

  5. Gran artículo, como de costumbre, con el que estoy totalmente de acuerdo. Sobre los datos que se ofrecen en España, la semana pasada estuve charlando con algunas personas ‘con mando en plaza’ entre los libreros catalanes y les pregunté, precisamente, si el aumento de ventas en Catalunya incluía libro de texto. Me dijeron que no, que su cálculo de aumento de ventas de entre el 2 y el 3% ya excluye el libro de texto. Sus datos son fiables pero, como bien sabes, no todo lo completos que deberían, pues LibriData/LibriRed no está lo extendido que sería deseable y hay muchas librerías y puntos de venta de libros que están al margen y no son fácilmente computables; me pareció, en todo caso, que su visión es realista y cada vez más rigurosa.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s