A LATINA

Se dice que peregrinar es ir a visitar un lugar sagrado, generalmente caminando, y por motivos religiosos, pues bien, ir a la FIL es una peregrinación, pero por motivos lectores y culturales, y efectivamente caminando. Alguna vez he pensado que como premio a ciertas trayectorias profesionales en las editoriales y librerías de España, se debería premiar a los empleados con un viaje a la Fil. Este año se cumplía el 29 aniversario de la feria, y me imagino que para las efemérides del 30 Aniversario se echará la casa por la ventana, que ya es difícil pues el listón está evidentemente muy alto. De entrada observo que para conmemorar la efeméride, como invitado de honor en la próxima edición será América Latina. Al margen de parecerme un acierto pleno, tiendo a pensar que el despliegue de editores, propuestas y proyectos de editores de ese continente será un tsunami. No hay mejor modo de festejar el aniversario.

La FIL es una feria, pero también es una fiesta, del libro y la cultura. Y su fórmula, a diferencia que la de la bebida gringa, no es ningún secreto. El algoritmo, dinero, ideas y proyecto es lo que hace que ir a la FIL se convierta en una experiencia vital y profesional inigualable. El mix de profesionales, editores, bibliotecarios, libreros, enseñantes, diseñadores, ilustradores y público, que paga 20 pesos (1,10 euros) por entrar al recinto después de aguardar unas colas interminables, dotan a esta feria de unos intangibles, no siempre fáciles de definir, que la convierten en un festival cultural de obligada visita. Durante los 9 días que dura la Feria, Guadalajara se llena se llena de música, arte, cine, teatro, y libros, muchos libros.

DSCN4292

La feria se puede sintetizar en números, pero aun así no refleja de ningún modo la espectacularidad cultural e intelectual de la misma. Veamos las cifras del año 2015:

  • Público asistente: 792.000 personas.
  • Editoriales: 1983
  • Países representados: 44
  • Profesionales del libro: 20.300
  • Agentes literarios: 282
  • Empresas en el salón de derechos: 125 (de 27 países)
  • Asistentes a FIL Niños: 173.000
  • Medios: 569
  • Representantes de medios acreditados: 2.722
  • Presentaciones de libros: más de 600
  • Actividades para profesionales: 142
  • Patrocinadores: 63
  • Negocio estimado: 42 millones de dólares.

De todos los libros que compré este año destaco los siguientes:

  • Gonzalo Alvarez. Un editor de tres siglos. La vida y los libros de Arnaldo Orfila Reynal. Eudeba. 2015.
  • Camilo Ayala. La cultura editorial universitaria. UNAM. 2015.
  • Elizabeth Huisa. La competitividad del sector editorial del Perú en el período 2000-2010. Universidad Ricardo Palma. 2015.

Discos3 Gemma Discos4

Tres libros absolutamente interesantes que comentaré en próximos post.

También me traje de allá los siguientes informes y revistas que también comentaré en breve:

Forcola TENDENCIA

En resumen, una feria maravillosa en la que tuve ocasión de compartir encuentros, conversaciones y momentos con numerosos amigos y colegas, a alguno de los cuales hacía mucho tiempo que no veía. Y como no puede ser de otro modo, nos vemos en la FIL de 2016, que promete ser todavía más espectacular.

 

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

3 Comentarios

  1. […] Se dice que peregrinar es ir a visitar un lugar sagrado, generalmente caminando, y por motivos religiosos, pues bien, ir a la FIL es una peregrinación, pero por motivos lectores y culturales, y efectivamente caminando. Alguna vez he pensado que como premio a ciertas trayectorias profesionales en las editoriales y librerías de España, se debería…  […]

    Responder

  2. […] Fuente original: Alquimia FIL | Antinomias Libro. […]

    Responder

  3. Totalmente de acuerdo Manuel. Coincido contigo: la más importante, prometedora y propositiva Feria del Libro en Español, en nuestro caso, para el sector profesional. Nuestra industria, con la FIL, está más viva que nunca, y todo apunta a que 2016 será realmente espectacular.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s