elecciones

Son numerosos los amigos que me han preguntado durante el último Liber, no olvidemos que al final este evento lo más positivo que tiene es el intercambio de ideas y reflexiones que se plantea entre colegas en los pasillos, acerca de cómo veía la situación y cómo podían influir las elecciones de diciembre. Pues bien, comparto aquí mi programa electoral de máximos. Votaré al partido que más puntos recoja de este programa. No me guío por ningún sesgo ideológico, sino por una preocupación extrema sobre el futuro de la lectura, del libro y de las bibliotecas.

A nivel general

  • Nueva constitución de un Ministerio de Cultura y rediseño de sus áreas operativas.
  • Recuperar la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas.
  • Ley de Patrocinio y Mecenazgo. Maximizando las exenciones y bonificaciones fiscales para empresas culturales.
  • Elaboración del Libro Blanco de la Cultura.
  • Desarrollo de una Encuesta Nacional de lectura de periodicidad anual.
  • Desarrollo de un Plan Nacional de Fomento de la Lectura junto a CC.AA.
  • Elaboración de una nueva Ley de Patrimonio Histórico y Cultural.
  • Promover un Congreso Nacional de la Lectura.
  • IVA cultural superreducido para todas las industrias culturales.
  • Recuperación del presupuesto de Cultura anterior a la crisis.
  • Desarrollar una estrategia de fomento de la imagen pública de la biblioteca, el libro y la lectura.
  • Desarrollo de una línea de créditos para empresas culturales.
  • Promover un Estatuto del Trabajador de la Cultura.
  • Desarrollo de un Bono Cultura a nivel nacional para jóvenes y desempleados.

Para el sector del libro

  • Desarrollar un gran Pacto Nacional por el Libro.
  • Plan de presencia del libro en medios públicos.
  • Impulsar un Congreso Nacional del Libro.
  • Reformulación del Observatorio del Libro, para convertirlo en centro de análisis profesional de la industria del libro.
  • Reformulación del sello de calidad en librerías.
  • Diseño de un plan de apoyo a Librerías con dotación económica.
  • Promover un Código de Buenas Prácticas del sector.
  • Apuesta por el precio fijo, revisando la Ley del libro en algunos de sus artículos.
  • Plan de digitalización de contenidos editoriales y su cesión gratuita a bibliotecas 18 meses después de ser producido.
  • Promover la formación de una macroplataforma digital para retail y bibliotecas para competir a nivel internacional.
  • Acuerdo nacional con Bibliotecas para mantener el servicio público de adquisiciones y préstamo mediante una expansiva política de adquisiciones.
  • Plan de internacionalización de la industria editorial española a partir de redes de comercialización digital.
  • Plan de presencia internacional de España en todas las ferias del libro de LATAM.
  • Vuelta a control público del ISBN-DILVE.
  • Plan de recuperación de las revistas culturales en toda la red de bibliotecas públicas.
  • Desarrollo de un plan de incentivación de la demanda. Subvencionar la demanda a partir de exenciones y bonificaciones fiscales en a compra de todo tipo de libros.
  • Plantear la unificación de las deducciones en los tramos autonómicos del IRPF en la adquisición de todo tipo de libros.
  • Recuperar la deducción por inversión cultural en el Impuesto de Sociedades y su equiparación con otras industrias culturales.
  • Diseñar deducciones por exportación de libros, en papel y digital.
  • Estudiar la inclusión en FP de algún módulo relacionado con la edición y las librerías.
  • Plan de formación intensivo del sector mediante la constitución de una Escuela del libro.
  • Promover la concentración urgente de la distribución que permita a las librerías competir vía servicios.
  • Incrementar el control público de Cedro.

Para Bibliotecas

  • Recuperar los presupuestos públicos de antes de la crisis, para bibliotecas y archivos, que permitan adecuar este servicio público a las necesidades actuales de los usuarios.
  • Replantear el actual Plan de Fomento de la Lectura.
  • Relanzar el estudio Barómetro de Hábitos de Lectura, con una periodicidad trimestral.
  • Relanzar el estudio Opiniones y Actitudes de los Usuarios de Bibliotecas Públicas.
  • Elaborar un Plan conjunto Estado-Comunidades Autónomas de adquisiciones bibliotecarias, e inclusión de las librerías en el proceso de compra.
  • Promover una Encuesta Nacional de Lectura. Bajo una metodología estandarizada, por ejemplo la de Cerlalc, lo que permitiría comparaciones precisas entre países de habla hispana.
  • Facilitar un acuerdo nacional entre editores y bibliotecas sobre el préstamo digital, que permita pensar en modelos que aúnen sostenibilidad tanto para las bibliotecas como para la industria editorial.
  • Desarrollar una estrategia de fomento de la imagen pública de la biblioteca, el libro y la lectura.
  • Establecer un Carnet único de bibliotecas en todo el Estado.
  • Desarrollar políticas de descentralización en los procesos de adquisiciones de fondos para las bibliotecas, premiando la compra de proximidad en librerías.
  • Eliminar el canon bibliotecario por préstamo.

Termino, espero mucho de estas próximas elecciones generales, la situación de la cultura en este país requiere un auténtico plan de choque, abandonemos la épica de la derrota y abracemos la lírica del triunfo. Un país se mide por su cultura, sus bibliotecas y librerías.

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

4 Comentarios

  1. […] del blog Antinomias Libro, expresaba su preocupación por el futuro de la lectura en el texto Mi programa electoral, contrasta con el silencio de la campaña política para las próximas elecciones generales del 20 […]

    Responder

  2. […] del blog Antinomias Libro, expresaba su preocupación por el futuro de la lectura en el texto Mi programa electoral, contrasta con el silencio de la campaña política para las próximas elecciones generales del 20 […]

    Responder

  3. No sé si hay sesgo ideológico o no en las propuestas formuladas, pero en muchas de ellas se pasa por encima de las competencias de las CCAA. La sola idea de mantener un Ministerio de Cultura cuando las competencias están traspasadas….

    Responder

  4. […] Fuente original: Mi programa electoral | Antinomias Libro. […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s