DSCN4239

En este largo periplo de catorce días por tierras colombianas he asistido en Medellín al CONTEC Colombia (espectacular), a un taller en la Universidad Nacional de Antioquia (fantástica Doris Aguirre), a la Fiesta del Libro y la Lectura de Antioquia (para alucinar con el apoyo público-privado a la difusión del libro y la lectura, podríamos tomar nota aquí en la madre patria), y posteriormente en Bogotá he estado dando clase en el Instituto Caro y Cuervo, visitando el Cerlalc, la Universidad Javeriana (de la mano del gran gurú digital Pablo Arrieta), la Biblioteca Nacional de Colombia (gracias a Maria Alejandra Pautassi), Hipertexto (Jaime Iván Hurtado), Siglo del Hombre (Emilia Franco y Emilia Miranda), Bilineata (Daniel Pineda), muchas librerías, y en especial Lerner, por la proximidad a mi hotel, tiendas de discos, el Museo del Oro, he viajado a La Calera y a Guasca, etc, etc… En las semanas próximas iré desgranando algunos post sobre los temas más sustanciales de este viaje.

Por cierto, en compañía de Bernardo Jaramillo, su esposa Concha Barriga y Fernando Zapata he degustado numerosas frutas del país, mermeladas, aderezos picantes, mimosas (champán con un poquito de zumo de naranja natural), arepas, gin tónics con lima y hierbas al mediodía (cuando se lo cuente a mi editor madrileño, Manuel Ortuño, gran experto y degustador de esta espirituosa bebida no me va a creer) y platos que en muchos años de viajar a Colombia nunca había probado. La visita al mercado de Paloquemao a la que me llevaron la guardo en mi memoria, pues reviví olores, sensaciones, y contrastes de colores que no recordaba desde mi infancia. Mi agradecimiento y gratitud me hace estar en deuda permanente con ellos. También estuve una noche cenando muy agradablemente junto a Martin Gómez y su esposa Ana en la casa de sus padres.

Pese a haber viajado muchas veces a Colombia y en concreto a Bogotá, ciudad colorida, ruidosa, estresante, que te agota y te atrapa en la misma medida, inolvidable siempre, en esta ocasión la he disfrutado como nunca. Siempre había viajado con la rigidez de los viajes profesionales a la FilBo, y lo único que acababa conociendo era el aeropuerto, el hotel y el recinto ferial. En esta ocasión, todos estos amigos me han regalado Bogotá.

Y qué decir de los días pasados en Medellín, la percepción de acogimiento, cortesía y educación elevadísima te hacen sentirte como en tu propia casa. La lectura diaria de su prensa y largos paseos por el centro de ambas ciudades me hacen percibir el cambio positivo y acelerado que está experimentado el país.

MEDELLIN

Y para muchos de los amigos a los que no he podido ver y saludar les señalo que en noviembre volveré a su país y estaré allí una semana, espero poder encontrarme con ellos en esta nueva ocasión.

No dejo pasar la ocasión de enviar un cálido saludo a mis alumnos del Caro y Cuervo de esta promoción del Diplomado, excelentes, cariñosos y educados. Solo espero que a todos ellos les vaya bonito y chévere. Y mi felicitación a Margarita Valencia, directora del Diplomado.

Lo dicho, en cuanto resuelva el «trancón» de temas pendientes, iré comentando y compartiendo algunos temas que considero importantes.

Colofón. Volver la mirada a Latinoamérica es imprescindible para analizar el libro y la lectura en este siglo. El viejo continente debe mirar al nuevo mundo, un continente joven del que podemos aprender mucho, y en especial desde España.

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

2 Comentarios

  1. Pues qué bien leer este artículo tan alagador sobre Colombia, los bibliotecarios y las bibliotecas, entre otros.
    Vamos a ver qué podemos hacer para el año Francia en Colombia y Colombia en Francia en 2017. Hay que hacer conocer todo esto en Francia. Soy bibliotecaria en la BnF en París, Francia.

    Responder

  2. Fue un verdadero gusto haber podido compartir contigo Manuel y tenerte con nosotros. Coincido contigo en el montón de oportunidades que existen en este lado del mundo, en “Español”. Para el caso especifico tuyo creo que la acción que estás realizando para la industria, efectuando este contacto que trasciende sabores, olores y levantadas muy temprano a atender reuniones🙂, es muy importante para avizorar y construir las cosas que tenemos al frente, en medio de las complejidades y dificultades que enfrentamos. Será un placer tenerte nuevamente en noviembre por estas tierras y en mi caso personal espero verte antes en Liber. Gracias por el bonito post que has escrito de estos 14 días. Un abrazo.

    Jaime Iván.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s