presupuestos_2016

Durante las vacaciones de agosto, y pese a que me suelo poner a dieta digital en cuanto a seguimiento de redes, blogs, y teléfonos, y reducir así la tensión y el estrés que genera la dictadura 2.0 en cuanto a seguir, compartir y aportar, me lleve el proyecto de mirar los Presupuestos Generales del Estado para 2016 en el tema del libro.

En los mismos se puede observar que el presupuesto del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte crecerá en 2016 un 7,3 por encima de la de 2015, pero ojo, esta partida se encuentra todavía muy alejada de las cifras de 2008 y 2009. Cultura recibirá 803,57 millones de euros en 2016, lo que constituye la segunda subida consecutiva para este área, ya que los Presupuestos Generales de 2015 estipularon un 4,3 por ciento más que en 2014, hasta los 749,04 millones de euros.

tabla

En el aumento hay que significar que la industria cinematográfica aumenta su presupuesto un 47%, pasando de 50,6 millones de euros a 74,5, o que el fomento y apoyo al deporte aumenta un 10,6% pasando de 153 millones de euros a 170.

En paralelo, y dentro de los PGE del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte hay que mirar el programa 334B (Promoción del libro y publicaciones culturales) para ver las partidas detalladas que más afectan al libro. El presupuesto total es de 7,4 millones de euros, pero esta cifra incluye muchas cosas, desde gastos de personal (1,8 millones de euros) a gasto corriente (1,1 millones de euros). Hay una cuestión que resulta curiosa al mirar el monto total de este programa, que aumenta un 0,9%, pasando de 7,40 a 7,47, el incremento es ridículo al comprobar que tres de las partidas directas de apoyo a la industria del libro permanecen prácticamente iguales, las subvenciones a producción de libros siguen en 1 millón, el apoyo a revistas culturales 630 mil euros y el plan Maria Moliner 640 mil euros.

Por cierto, la estratosférica partida de ayuda al tejido librero se mantendrá en 2016: 150.000 euros, observo que pese a haber señalado numerosos blogs la comparación de esta partida respecto a los presupuestos de otros países, sin ir más lejos Francia, con ayudas directas de 5 millones de euros y otras complementarias de 2,5, en el Ministerio nadie ha recogido el guante. Con esa partida no hay ni para chuches.

Reproduzco aquí un estupendo cuadro elaborado por Julián Marquina y que publicó a comienzos de agosto en su blog en un post sobre la evolución de los PGE en el tema bibliotecas, pero que me sirve para mostrar gráficamente las partidas principales que componen el cuadro del Ministerio de Cultura. Por cierto, que las bibliotecas tampoco pueden tirar cohetes, es cierto que pasan de 42,6 millones de euros a 43,5, un incremento del 2,1% en el presupuesto total, me imagino que la dotación para adquisiciones seguirá siendo bajísima. Pensemos por un momento que su presupuesto total en 2009 era de 106,9 millones de euros. El descenso es una auténtica salvajada.

PGE2016-Cultura

Pero la reflexión que me interesa compartir es más general. El libro no está siendo tratado como sería razonable, entre otras cosas por su gran superávit en la balanza comercial y como paradigma de las industrias culturales, y quizá parte de la culpa la tiene la propia industria que no ha sabido elaborar un discurso más serio y combativo sobre la situación del sector, es por ello que la recuperación de la titularidad de un Ministerio de Cultura y una Dirección General del Libro y Bibliotecas debería ser incluido por los partidos políticos en sus programas ante las próximas elecciones generales. El sufrimiento espantoso de la industria editorial y de las librerías requieren a mi juicio dos cosas, una política decidida y seria por parte de la industria y una sensibilidad especial de los poderes públicos. Y como el tiempo apremia, más cuentas y menos cuentos.

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

2 Comentarios

  1. Yo casi prefiero no leer estas cosas… se me atraganta la semana y me invade la ira… La Cultura sigue siendo ninguneada en nuestro país con todo el descaro posible…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s