biblios-copia22

En los últimas semanas han aparecido en diferentes blogs muchos comentarios sobre el nivel de préstamo de ebooks en las redes de bibliotecas públicas de España, con un denominador común, todavía se prestan pocos ebooks. Uno de estos blogs, el de Julián Marquina, es cauto a la hora de analizar el tema, y del tono de su post se desprende una cierta decepción, pero se sobreentiende en su post que es pronto para analizar con rigor el tema; en otro blog, el de mi colega Barandiarán, el tono, el fondo y la forma, son distintos, pues parece alegrarse de las bajas cifras de préstamo de eLiburutegia, cifras por otro lado que se corresponden más o menos con el primer mes de puesta en servicio.

Como todo servicio nuevo, con un par de meses o tres de existencia, con un nivel de desarrollo del mercado digital en sus albores, con la necesidad de incorporar una oferta de catálogo más profundo, con el necesario aprendizaje del cuerpo de bibliotecarios, la difusión y el marketing del servicio, el conocimiento de los usuarios, etc..es imprescindible esperar más tiempo antes de ponerse a comentar críticamente el asunto.

Si alguno de estos análisis se llevase hasta el final, se podría concluir que es también necesario abandonar y suprimir el préstamo en papel, obra en mi poder los datos de préstamo de una biblioteca universitaria y el ratio medio sobre la totalidad del fondo disponible es de 1,29.

A mi juicio, si se mira cómo ha evolucionado el préstamo de ebooks en las bibliotecas públicas de EE. UU., ciertos análisis serían mucho más comedidos y cautos. Por poner un ejemplo, la Biblioteca Pública de Nueva York empezó con niveles de préstamo bajísimos en los primeros años (ahora lleva ya 10 años prestando ebooks), en este último año su cifra de préstamo llegó a 1 millón, pero en los primeros años no llegaba a los 200.000. Y un dato muy importante, cundo se habla de préstamo digital en EE. UU. se incluyen libros electrónicos, audiolibros, música, vídeo streaming, y publicaciones periódicas. Sin olvidar que por ejemplo el vídeo en streaming es el contenido de más rápido crecimiento digital en las bibliotecas de ese país.

Vuelvo a los datos que se van haciendo públicos de España. Los datos de 1700 préstamos en el primer mes de puesta en servicio de eLiburutegia no son, a mi juicio, nada malos, es precipitado analizar un servicio a un mes de su puesta en marcha, otro dato que ese mismo blog se critica es el retorno de la inversión de dinero público. Entiendo que la administración de eLiburutegia no ha planteado el ROI a 1 año, sino a 3 o 4, lo cual es lógico y razonable.

En la Comunicad de Madrid, este mismo servicio (digital), en sus primeros cuatro meses de funcionamiento, ha tenido 5.546 usuarios, y se efectuaron 14.949 préstamos. Estas cifras son también bajas para una ciudad del tamaño de Madrid, que tiene unos 2,6 millones de usuarios de su red de bibliotecas, con 14 millones de visitas en 2014 y 7 millones de préstamos físicos. Pues bien, ¿qué ratio tendría el préstamo físico sobre el fondo de títulos disponible?

Una cuestión que me preocupa enormemente es la baja dotación para adquisiciones de esta red de bibliotecas, leo que en 2014 se invirtieron 2 millones de euros, si dividimos por 226 bibliotecas determinan que por cada biblioteca se invirtieron 8850 euros (a un precio medio de 16 euros, 553 libros por biblioteca), si observamos que el año 2014 se editaron en España 72.416 títulos, es obvio que se está produciendo una enorme desactualización del fondo de catálogo disponible. Observemos también que en 2014 se editaron 19.077 títulos en formato digital. ¿Cuántos de estos libros están disponibles en el servicio de préstamo digital?

Termino en algunas reflexiones que quiero compartir:

  • ¿El catálogo disponible en digital tiene la suficiente profundidad como para ser atractivo? Al menos el volumen de títulos que se están ofertando es todavía mínimo.
  • ¿Es acertado medir los prestamos digitales sobre el total de socios o es más razonable hacerlo sobre el catálogo disponible?
  • ¿No se debería avanzar hacia una sola tarjeta de la biblioteca digital nacional y permitir acceder al catálogo de préstamo digital desde cualquier parte del país?
  • ¿Es eficaz y eficiente la forma de adquisición de contenido digital que actualmente está en marcha por las diferentes redes de bibliotecas públicas?
  • ¿No se da el caso de que un libro puede estar disponible en digital para Andalucía y no para el País Vasco o Catalunya?
  • ¿No sería más razonable avanzar en un catálogo único de fondo disponible y que cada usuario de una red nacional digital decidiese lo que quiere leer en digital?
  • ¿No sería razonable incluir en ese catálogo no solo los libros comerciales sino también la producción universitaria y académica española?
  • ¿No habría que convenir un sistema de pago por lectura y consumo? Por ejemplo, imaginemos un libro que cuesta en su PVP 20 euros y la política de la editorial permite que se preste 10 veces, pues bien el ratio de pago por lectura sería de 2 euros por cada lectura.
  • ¿Es razonable adquirir en propiedad libros digitales que se compran por si alguien los quiere leer?
  • ¿No sería conveniente sentar en una mesa a editores y bibliotecas y buscar un acuerdo nacional sobre el préstamo digital que permitiese una sostenibilidad de la red de bibliotecas y de las propias editoriales?

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

5 Comentarios

  1. […] este punto nos alineamos con las opiniones que apunta Manuel Gil en su blog Antinomias Libro (“Incontinencia analítica”) en donde considera más acertado medir los préstamos digitales sobre el catálogo disponible […]

    Responder

  2. […] igual que Julián Marquina y Manuel Gil, coincidimos en que aún es pronto para evaluar los  primeros datos sobre el nivel de […]

    Responder

  3. […] En los últimas semanas han aparecido en diferentes blogs muchos comentarios sobre el nivel de préstamo de ebooks en las redes de bibliotecas públicas de España, con un denominador común, todavía se…  […]

    Responder

  4. Hola Manuel, antes de nada muchas gracias por la mención y por animar el debate de las cifras de préstamo electrónico en las bibliotecas. Tengo algo que confesar, soy un incontinente analítico… es ver un dato y querer analizarlo y compartirlo. Como ya sabes por mi blog, no hago estudios muy sesudos sobre los datos… no es la finalidad de mi blog… bueno, es una excusa para decir que no me interesa el tema de una investigación profunda y centrarme más en la difusión y comunicación ligera.

    Con ello (y que quede claro) tampoco busco hundir proyectos que son buenos para el mundo de las bibliotecas y para sus usuarios. Lo único que hago es compartir las cifras en su momento. Ojala que dentro de un año, o dos, las cifras mejoren o cambien… y si dentro de más años superan los préstamos en digital a los préstamos en papel pues bravo… aunque ahora la tendencia tira más al papel que a la tinta electrónica o bytes. ( http://www.comunidadbaratz.com/blog/6-de-cada-10-personas-prefieren-leer-libros-en-papel )

    Analizando la situación actual, en la cual mucha gente tiene posibilidades de tener un lector de libros electrónicos (eReader, smartphone, tablet…) me sorprende que no haya llamado más la atención y “todo el mundo quiera leer”. Bueno, todos conocemos que las cifras de lectura y de ir a la biblioteca tampoco acompañan mucho.

    No sé si es muy comparable a los inicios de la NYPL de hace 10 años (2005) lo que nos está pasando ahora en España (2014/15). No creo que existiesen tantos dispositivos de lectura como ahora. Como curiosidad y por poner un hito en la masificación de dispositivos mencionar la fecha del nacimiento del iPhone (2008) y del iPad (2010). Fechas a partir de las cuales nuestra conexión aumentó considerablemente… y que tampoco estaban en los inicios del préstamo digital de la NYPL. Supongo que lectores de libros electrónicos existirían… aunque seguro que no en cantidades industriales.

    Pues creo que poco más tengo que añadir, salvo (y que ya lo comenté en mi blog) que es pronto para un análisis profundo, que hace falta más variedad en la colección, que hace falta más difusión y formación, y (sin duda) esperar o hacer que los usuarios se interesen por el libro digital.

    Saludos,
    Julián Marquina

    Responder

  5. Desgraciadamente Manuel no me alegro de los datos, pero prefiero tomármelos a risa y con cierta sorna visto el proceso que se está llevando en general y en Euskadi en particular en relación al préstamo digital y a su implantación.

    El día que alguien me presente por delante una estrategia de abordaje seria del proyecto que debería incluir algunos interrogantes que planteas quizás yo me lo tome con más seriedad.

    Verás que ya hay datos de los tres primeros meses (https://cambiandodetercio.wordpress.com/2015/02/14/e-liburutegia-cifras-que-generan-conocimiento/ ) y no son nada halagüeños como tampoco lo es el ritmo con el que se van integrando los fondos.

    No hay nada, en el fondo, que me produzca más tristeza que el dinero público utilizado sin sentido y para pagar, además, en ocasiones, sin concurso público mediante, pero allá cada cual.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s