pronostico

En estos últimos años he viajado con asiduidad a numerosas ferias del libro de diferentes países de Iberoamérica, en esos viajes y después de conversar con los aparatos comerciales, he percibido con nitidez dos cuestiones que parecen centrales y críticas: que las exportaciones de libros en papel están estancadas –y con tendencia a bajar– y el interés y la emergencia con que va a irrumpir el tema digital en ese continente. Soy de los que sostienen, basándome en informes y no en la nigromancia, que vamos a asistir a una auténtica explosión del comercio digital del libro en esos países. Y no me refiero a los canales de retail, en los que numerosos editores están observando que más del 60% de sus ventas se producen ya en ese continente, sino a los canales institucionales, bibliotecas, archivos, universidades, centros de documentación, etc. Hay una conjunción de causas que pueden conllevar una auténtica explosión del comercio digital en esos países. Tengo la firma convicción que estamos ante el único brote verde de la edición, una oportunidad imprevista que se debe aprovechar de manera inmediata.

Muchos amigos me han pedido que, después de mostrar muchos datos y gráficos en varias de las últimas presentaciones que he realizado, les ofrezca una cifra concreta de migración digital en canales no retail. Pues bien, veamos el tema: sobre el conjunto de lo que se exporta a la UE y AL, establecemos un horquilla de entre el 50% y 60% de compra institucional (bibliotecas, universidades, centros documentación, etc.), y estableciendo un ratio medio de migración digital de un 30% en LATAM y un 40% en la UE, en dos años –de aquí a 2016– años nos moveríamos en una cifra de negocio potencial en torno a los 56 millones de euros.

Volumen de exportación sector editorial en 2012 (Fuente informe Comercio Exterior 2012, la espera de las cifras de 2013):

Sector_editorial

Síntesis del cuadro estadístico de extrapolaciones sobre el mercado:

extrapolacion

Toda extrapolación de datos tiene un riesgo, todos sabemos que un excel lo soporta todo y el power point ni te cuento, pero cuando unos datos son contrastados con los agentes comerciales que están sobre el terreno en esos países el error puede ser muy bajito. En cualquiera de los casos, y como no puede ser de otra manera, admito gustoso discrepancias sobre mis cifras.

Puede ser posible que los ritmos sean algo más lentos, pero lo que es indudable es que la comercialización en canales no retail en tres o cuatro años será esencialmente digital y no en papel. Es por ello que la construcción de infraestructuras comerciales digitales sea una prioridad absoluta para el sector. En este sentido parece más que necesario que las plataformas tecnológicas de préstamo digital se pongan de acuerdo en cuanto a protocolos comerciales, interoperabilidad de máquinas y ficheros, y simplificación de trabajo al editor. Mi experiencia de negociación con plataformas me lleva a decir que se parece más a una convención de buhoneros que a un evento profesional, y esto no es nada bueno. Sin cierta altura de miras y sanos consensos, no se puede estructurar un mercado. Me consta, además, que hay un profesional en el mercado intentando atraer aquí al líder norteamericano de las plataformas de venta digital a bibliotecas, lleva unos meses desarrollando un trabajo de polinización anemófila sobre los editores que me hace ver que podemos estar ante la entrada de un competidor de una envergadura enorme. Y cuando esto ocurra el sector se tirará de los pelos y esperara un milagrito. La pelota está en el alero de los editores, o lideran competitivamente el mercado digital de los contenidos o las tecnológicas lo harán por ellos, ya sean españolas o del otro lado del Atlántico. El ejemplo de UNE con su plataforma UNEBOOK estratégicamente es impecable y tácticamente un acierto pleno. Este es el camino. Si otras áreas de la industria editorial no observan esto, deben hacérselo mirar.

Construir las infraestructuras comerciales digitales para hacer competitiva la edición digital de contenidos de nuestra industria es imprescindible. El diseño de canales y redes de comercialización digital es un tema crítico para la industria editorial española. Pero tampoco olvidemos una cosa, lo digital supone romper la asimetría comercial España-LATAM, un enorme catálogo de contenido producido allí lo veremos por aquí en un par de años, y esto, como lector, es más que saludable. Si para la industria española es una oportunidad, para la edición de LATAM es oro. Pensemos que hasta ahora son relativamente pocas las editoriales que exportan libros en papel a América, ahora con las plataformas digitales en velocidad de crucero, la oferta digital española en Iberoamérica puede ser exponencial. Pero también ocurrirá esto con la edición del continente americano. Desde mi punto de vista estamos ante un momento crucial de la comercialización del libro digital a ambos lados del Atlántico. La oportunidad existe y debe ser aprovechada, siempre desde ambos lados del Atlántico.

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

4 Comentarios

  1. Me parece un excelente artículo, con una dosis de sentido común tan alta de parecer autoevidente. Me quedo con la frase “La pelota está en el alero de los editores, o lideran competitivamente el mercado digital de los contenidos o las tecnológicas lo harán por ellos,…” algo que pienso desde hace tiempo.

    Responder

  2. […] Una colaboración de @ntinomias Libro […]

    Responder

  3. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: En estos últimos años he viajado con asiduidad a numerosas ferias del libro de diferentes países de Iberoamérica, en esos viajes y después de conversar con los aparatos comerciales, he percibido con nitidez dos cuestiones que..…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s