numbers

La aparición la semana pasada del avance de datos del informe de Comercio Interior y Exterior 2013 ha sido motivo de numerosas noticias en medios impresos, digitales y blogs. En muchos casos he visto que los datos producían una sorpresa generalizada. Desde luego no para mí, que vengo alertando del desastre desde el año 2008. Las cifras, en sus magnitud comercial básica, ya la anticipe en febrero pasado. A partir de mis propios datos cifré la caída del sector en 2013 por debajo de 2.200 millones de euros, la federación en su estudio, después de invertir una jugosa subvención de dinero público para hacer el estudio, determina 2.182 millones de euros. Acepto con deportividad y rigor la diferencia. ¿Hay algo nuevo en las cifras que pueda explicar el desenfreno mediático? A mi juicio absolutamente nada. Se trata de la certificación de un desastre, un finiquito diferido a la industria del libro.

¿Por qué no se venden libros? Por lo mismo que no se vende casi nada en este país. El consumo de libros en España (y en toda Europa) está cayendo debido a multitud de factores, y obviamente la crisis es importante, pero no olvidemos que el sector en España, medido en euros constantes, ya disminuía en volumen desde los años anteriores a la crisis. La crisis ha sido determinante, pero las cifras macro ya descendían antes de la crisis.

Evolucion_europa

¿Es posible vender libros en un escenario como este?

  • Tasa de paro del 25%.
  • Deflactación media de los salarios del 10%.
  • Tres millones de familias viven con menos de 300 euros al mes, el doble que hace cinco años.
  • Doce millones de personas en situación de pobreza, con Cáritas desbordada.
  • Unicef muestra una tasa de pobreza infantil de 27,2%.
  • Un déficit público que se sitúa en el 97% del PIB.

Pues obviamente no es posible. En mi opinión el sector no ha sabido leer el partido ni ha tomado conciencia de la envergadura del problema. El dato de que el precio medio del libro ha aumentado entre 2007 y 2012 un 16,63% es concluyente. En este mismo periodo la literatura ha subido su precio medio un 31,2%. En estos días se puede ver en todas las tiendas de España los carteles de «rebajas», «descuentos» y «promociones», menos en las librerías. Si quieres incentivar el consumo en un escenario como este no queda más remedio que ofertar precios bajos para generar compra por impulso. Estamos ante una crisis estructural del libro, y una recuperación de las cifras anteriores a la crisis hay que desplazarla muchos años en el tiempo. Soy de los que piensan que ya nada volverá a ser como antes. Pensar en la demanda doméstica como motor de la recuperación ahora mismo es impensable.

Como los datos son un avance no quiero entrar en profundidad en el tema hasta que aparezca el informe completo, pero si quiero comentar tres cuestiones que me parecen importantes de este avance.

En primer lugar un tema que ya llevamos analizando diferentes analistas es el de la metodología del estudio. Veamos. La agremiación ha disminuido el 9% desde el año 2009, en ese año había 889 empresas agremiadas, en 2013 han sido 809. El cuestionario se envía a todas las editoriales agremiadas pero la respuestas oscilan sobre 330, 339 en 2012 y 322 en 2013, lo que representa el 39,8 %, la idea de representatividad de la muestra obtenida es elevada, según se insiste en todos los informes de comercio interior debido a que siempre responden las empresas de mayor volumen, es decir, aquellas que venden por encima de 18 millones de euros. Como la facturación de estas empresas representa en torno al 65% de la facturación total del sector editorial, se supone que esto otorga una notable fiabilidad a los datos del estudio. En estos dos últimos años se mantiene el nivel de confianza de la muestra en el 95% pero aumenta el error muestral desde el 4,3 al 5,4%. Desde mi punto de vista, se impone una metodología más sencilla que permitiese a los pequeños editores responder con rapidez el cuestionario, esto explica que el 60% de las editoriales no respondan a la encuesta. Todos los que en alguna ocasión hemos rellenado el cuestionario sabemos que numerosas respuestas son dadas a ojo, pues sería necesario un potente ERP para poder responder con precisión a muchas de las preguntas.

En segundo lugar, me preocupa enormemente los descensos en la facturación de los canales principales y primarios de facturación, es decir, librerías y cadenas. Al margen de los descensos quizá muestran ya un cambio de ciertos hábitos de consumo, el aumento del ecommerce del libro concentrado en unas pocas empresas así parecen indicarlo.

Ventas_canales

En estos años no he visto ningún plan de acción del sector. La idea de poner en marcha un acuerdo de buenas prácticas que evitase el desenfreno de la venta directa de las editoriales no ha avanzado, un plan de defensa de las librerías, con la creación de sellos culturales y un plan de dotaciones y adquisiciones bibliográficas para bibliotecas a implementar con las librerías, no se ha puesto en marcha. Observando las cifras macro del sector los gremios deberían haber pensado en mecanismos de incentivación de demanda. Nada de todo esto se ha hecho, y los resultados son los que ahora vemos. El cambio de enfoque en el discurso, hasta ahora centrado en quien vende, hay que centrarlo ahora en quien compra. Y los planes de trabajo del sector deben enfocarse a inducir demanda y a centrarse en el lector y comprador de libros.

En tercer lugar, el tema de las exportaciones de libros. La situación en esta materia es de «calma chicha». Están estancadas y si no se repiensa el tema la tendencia es a descender. La conformación de mercados nacionales con un nivel muy alto de producción de títulos en todos los países de Iberoamérica así parecen indicarlo. La migración digital de las ventas, tanto en los canales retail como de bibliotecas e institucionales, parecen indicar un cambio de rumbo ciertamente importante, por lo que no estaría de más que el sector analizase el asunto con rigor.

Los datos de exportaciones de libros son estos:

Exportacion_libros_02

Exportacion_libros

Por ultimo un tema que me desconcierta. ¿Cuántos libros electrónicos se han publicado en 2013? Según la agencia del ISBN 20.402. Según el avance de Comercio Interior 38.621. ¿Cuál es la cifra buena? A mi juicio la de la agencia.

Datos de actividad de la Agencia del ISBN en 2013

Datos de actividad de la Agencia del ISBN en 2013

Datos del avance de Comercio Interior 2013 de la FGEE

Datos del avance de Comercio Interior 2013 de la FGEE

Lo que me preocupa, y mucho, es la actitud complaciente de las instituciones gremiales e institucionales en estos años, pese a las evidencias empíricas y objetivas de las cifras, no se ha movido un dedo para paliar lo que a todas luces es una debacle del sector. Centrar muchos de los análisis en la piratería es pegarse un tiro en el pie, un brindis al sol. Ese no es el problema, al menos el principal. ¿Alguna autocrítica? ¿Alguien asume alguna responsabilidad? Llega al esperpento encontrar artículos como el titulado, «El libro, un pasado magnifico, un futuro esplendoroso», publicado en septiembre de 2011 en la revista Temas para el Debate, y firmado por el secretario ejecutivo de la FGEE. Un delirio. La situación exige cambios, exige liderazgo y planes de choque. La esperanza que he mantenido en estos años respecto al surgimiento de algún líder en la edición independiente, que pudiese protagonizase un giro radical en el discurso y en la acción, la he perdido. Llegados a este punto, sálvese el que pueda, o peregrinemos a Lourdes.

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

6 Comentarios

  1. […] exhaustivos estudios de los síntomas, como por ejemplo los de Manuel Gil, que lleva tiempo prediciendo la catástrofe. Sin embargo, éstos no acaban de dar con la verdadera […]

    Responder

  2. […] sesudos análisis –como este de Manuel Gil- que pueden ustedes leer si se aburren en la playa o en el campo. Todos los […]

    Responder

  3. […] distintos me llegan las noticias. Los datos y su gestión nunca ha sido el punto fuerte de la FGEE. Comentaba Manuel Gil hace unos días la disparidad en las cifras de publicación de libros digitales según la información viniera de […]

    Responder

  4. Cuando la digitalización del sector comenzó a afectar a autores y editores musicales, éstos decidieron mirar hacia otro lado e impulsar “el canon”. Hoy ese sector no es más que una parodia de sí mismo. No deja de fascinarme que, pudiendo escarmentar en carne ajena, el sector del libro se dedique a vivir un eterno dejà-vu.

    Responder

  5. […] Gil en Desde Lourdes con amor. Y sobre informes anteriores en Cuando las cifras salen de una […]

    Responder

  6. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: La aparición la semana pasada del avance de datos del informe de Comercio Interior y Exterior 2013 ha sido motivo de numerosas noticias en medios impresos, digitales y blogs. En muchos casos he visto que los datos producían u..…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s