2025

Cuando hace unos días al salir de una reunión me encontré en la calle con un viejo editor no madrileño curtido en cientos de batallas, me produjo una enorme alegría. Le suelo ver en la Feria del Libro de Madrid todos los años, viene a olfatear el sector y pulsar estados de ánimo, conversar con amigos y sacar conclusiones. Se trata de un perro viejo de la edición. Ni que decir tiene que le pregunté qué hacía por el foro en esta época. Me dijo que no podía esperar a la feria para hablar con editores amigos y ver como respira el sector, en conclusión, había decidido venir para comprobar la situación de otros editores amigos ya que quizá debería tomar decisiones cruciales en un plazo muy corto de tiempo.

Lo primero que me señaló es que está visiblemente desconcertado con la situación, y señalaba dos cuestiones que le tienen más que preocupado. Por un lado la fragilidad de las estructuras editoriales y el problema de su financiación, después de una década de relativa estabilidad, cuando no de pequeños crecimientos casi sostenidos, todos sus datos cuantitativos sólo muestran números rojos en casi todos sus indicadores: participación, rentabilidad, ventas, financiación, cash flow, empleo, etc. Y por otro, el descenso brutal de la rentabilidad de los libros. Me señaló que, a su juicio, y desde el comienzo de la crisis, el punto muerto de rentabilidad de un libro se ha disparado al alza. Si hasta 2008 las tiradas medias conllevaban puntos muertos en torno al 40-50% de la edición, ahora con tiradas mucho más cortas (por una contención razonable en cuanto a la observación del mercado) el punto muerto de rentabilidad se ha elevado hasta el 70%, manteniendo rangos de precios entre los 18 y los 22 euros. Me señaló que ha comprobado que de 10 libros editados, 8 no alcanzan el punto muerto. A partir de estos datos el riesgo de cese editorial es obvio.

Al margen de compartir sus diagnósticos, temores y cuitas, y como es un editor que proviene formativamente de ciencias, le señalé que estaba haciendo un análisis para cuantificar el tamaño del sector hacia 2025. Le conté lo que sigue para conocer su opinión:

Llevo un tiempo obsesionado con la idea de calcular qué tamaño puede tener el mercado del libro en torno a 2025. Es por ello que he estado leyendo varios libros sobre analítica predictiva y estudiando qué modelo se podría implementar para calcularlo. La tesis que vengo manteniendo desde hace varios años es que avanzamos aceleradamente hacia un estrechamiento brutal del tamaño del mercado del libro. La idea de calcular el tamaño y estimar una demanda base es un ejercicio ciertamente interesante. El ejercicio que me planteaba intentaba establecer tres cuestiones:

  • Calcular el tamaño del mercado en valor hacia 2025. Siendo el tamaño del mercado el resultado de multiplicar el número de clientes potenciales por un promedio de compras de cliente.
  • Dimensionar un volumen de demanda. Entendida como la cantidad de ejemplares que el mercado requerirá a un precio determinado en un período de tiempo determinado.
  • Establecer pautas de comportamiento de esa demanda.

Siguiendo lo que se denomina MVC o Método de Variación en Cadena, que consiste en multiplicar un número base relevante para el producto por varios porcentajes de ajuste, y estableciendo la demanda de libros a partir de: Demanda de libros= Población X Ingresos Per Cápita X % Renta usada para Libros X % Gasto en Libros no de texto X % descenso precio medio de ebook frente a papel… El resultado al que llegué fue el siguiente:

Tamaño del mercado en 2025: 1.622 millones de euros en comercio interior. Estimando un descenso de población de aquí a 2025 de 550.000 habitantes (proyección del INE), tanto por descenso de inmigrantes como por baja tasa de natalidad, y estimando un precio medio del ebook en torno a 5 euros.

Hasta aquí lo que le comenté.

Al margen de señalarme varios errores metodológicos y estadísticos serios en mi planteamiento (no olvidemos que este editor es de ciencias, además de sociólogo), lo que probablemente me inducía a un margen de error y nivel de confianza estadísticamente muy pobres, al final me señaló lo siguiente:

Voy a suponer Manuel que el resultado que obtienes fuese cierto, y teniendo en cuenta cómo avanza el índice de concentración en la edición española (me imagino que analizaba ya la implicación del paso de Alfaguara a Random House), ¿qué espacio quedará para pequeños editores? ¿Qué tamaño tendrán las pequeñas editoriales? ¿Con cuantas librerías se sostendrá una industria de ese tamaño? ¿Cuántos distribuidores serán necesarios? ¿No se comerán el pastel del libro de fondo —lo que quede de él— las grandes librerías online? ¿No se concentrará el libro de texto en cuatro editoriales que venderán directamente a colegios, AMPAS y padres? ¿Hasta cuándo nos aguantará la exportación a América?

No insisto en que me traspasó su desconcierto y dudas. Y para despedirnos, después de dos verdejos (yo) y dos Macallan (él), va y me cita a Jack Welch, y esto ya fue un gancho al hígado: cuando tu negocio se comoditice es el momento de abandonar.

Esa noche en casa no pude leer, acabé escuchando corridos y rancheras de José Alfredo Jimenez.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

9 Comentarios

  1. […] al ecosistema editorial (concentración rampante, índices decrecientes de compra y lectura, rendimientos menguantes, libreros extraviados, ausencia completa de apoyo público, crísis económica y declinación de la […]

    Responder

  2. […] asolan al ecosistema editorial (concentración rampante, índices decrecientes de compra y lectura, rendimientos menguantes, libreros extraviados, ausencia completa de apoyo público, crísis económica y declinación de la […]

    Responder

  3. […] Cuando hace unos días al salir de una reunión me encontré en la calle con un viejo editor no madrileño curtido en cientos de batallas, me produjo una enorme alegría. Le suelo ver en la Feria del Li…  […]

    Responder

  4. […] Lo que de verdad es catastrófico en la industria editorial española es la escalofriante bajada en las ventas, que llevan cayendo desde hace seis años: en 2013 se vendió un 15% menos que en 2012, el equivalente a 300 millones de euros. A lo que hay que sumar lo que atinadamente señalaba estos días Manuel Gil, el descenso brutal de la rentabilidad de los libros. […]

    Responder

  5. […] Cuando hace unos días al salir de una reunión me encontré en la calle con un viejo editor no madrileño curtido en cientos de batallas, me produjo una enorme alegría. Le suelo ver en la Feria del Li…  […]

    Responder

  6. […] de su blog al intento de establecer una proyección de la dimensión de la cultura hacia 2025 (aquí). De ese último cálculo, que incluye parámetros diferentes, me gustaría saber cual es la […]

    Responder

  7. La transformación estructural es muy severa. El negocio y la industria se está reinventando a pasos de gigante, pero las resistencias al cambio son enormes.
    Manuel, más que mirar y hacer prospectivas de cara al 2025, donde las incertidumbres son enormes, creo que sería más útil hacer comparativas con mercados similares que van más avanzados que el nuestro.
    En el extranjero ya se ha empezado a producir cambios significativos que sin duda veremos por aquí pronto. ¿Te animas a hablar de ello?
    En cualquier caso para los próximos trimestres al sector le queda todavía una fuerte reestructuración y reconversión, y aquellos que sean más agiles, tengan cintura, sepan leer los cambios y les acompaña un poco de suerte, saldrán airosos.

    Responder

  8. […] Más números y menos letras | Antinomias Libro. […]

    Responder

  9. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Cuando hace unos días al salir de una reunión me encontré en la calle con un viejo editor no madrileño curtido en cientos de batallas, me produjo una enorme alegría. Le suelo ver en la Feria del Libro de Madrid todos los años..…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s