streaming

Hace unos días estuve comentando con una editora que tiene un catálogo muy grande (más de 500 títulos) las razones que la habían llevado a tener solamente unos 40 títulos en formato ePub, todo lo demás, hasta 500, eran ficheros PDF. La razón que me dio era obvia:

es una inversión que tal y como está el mercado no puedo afrontar, y como las ayudas a la digitalización de contenidos están paradas, y cuando las había recaían muy poco en editoriales, no me queda más remedio que poner a la venta PDF, hacer ePubs de todo mi fondo es un coste que no me puedo permitir, entre el ISBN a solicitar, la tarifa de Dilve, y el coste directo de digitalizar en ePub el fichero, la inversión se dispara, y ahora mismo no procede.

Evidentemente llevaba razón.

En esa conversación recordé una comida de hace algún tiempo en la que varios asistentes llegamos a la conclusión (después de numerosas cábalas) que el catálogo de ePub español (de España) no debía llegar a los 25.000, cuando el catálogo de libros vivos se acerca ya a los 500.000, muy pobre oferta de ePub sobre la totalidad del catálogo. Así es imposible construir un mercado digital, y las posibilidades de un mercado de «larga cola» se volatilizan. Pero la realidad es la que es.

Titulos_vivos

Conversando con esta editora, me comentó que aunque no tenía ficheros ePub, había colocado en varias plataformas y librerías online la casi totalidad de su catálogo pero en formato PDF. Cuando le comenté las diferencias de visualización en dispositivos y las nulas posibilidades de colocar un fichero PDF como libro electrónico, le señalé que le enviaría un ficherito explicando las diferencias, así como las posibilidades que el streaming tiene (siempre con ficheros ePub) de cara a la protección y respeto a los derechos de autor. Reproduzco aquí el texto que le remití:

PDF vs. EPUB

  • No puede verse, por la propia naturaleza del fichero, que es texto básicamente.
  • Como no es un lenguaje de marcado, no contiene información acerca de la estructura, contenido y la presentación del texto.
  • Como no existe interpretación web de la estructura y contenido del PDF, no puede servirse vía web.
  • El PDF es un fichero de texto, pensado para «imprimir».
  • El formato nativo de libro electrónico es el EPUB, pensado para redimensionarse según el tamaño del dispositivo de lectura. Este atributo es fundamental para la lectura multidispositivo. Un PDF no puedes leerlo nunca en un teléfono inteligente con las mismas prestaciones que te da un EPUB, hay aplicaciones que te permiten el zoom del PDF, pero nunca consigues los mismos resultados de «flexibilidad» y adaptación a la pantalla que te da el EPUB. (En dispositivos tipo Kindle o ereader, y móviles, la lectura del PDF puede ser un infierno).

En el ejemplo adjunto, se ve de manera clara que cuando el tamaño de la pantalla es pequeño, las prestaciones del PDF son limitadas, si hiciéramos un zoom al PDf (no todos los dispositivos lo permiten), te aparecería una barra desplazadora en el mejor de los casos y tendrías que ir de izquierda a derecha. Sin embargo el ePub es dinámico y permite una correcta lectura independientemente del dispositivo desde el que se accede.

ejemplo_01

Streaming para editores

Se trata de una manera de servir el contenido, de forma fraccionada y dinámica, sólo cuando el lector lo va solicitando (en eso se basa su seguridad). Para fraccionar es imprescindible que el fichero esté estructurado y etiquetado correctamente con código html: no sirve sólo texto (que es el caso del PDF), se necesitan etiquetas de estructuración e interpretación web del contenido (que es el caso del EPUB). El código de estructuración dinámica del texto e interpretación web del contenido reside única y exclusivamente en los ficheros EPUB. Los ficheros PDF (puede haber chapuzas con visores flash) no tienen nada que ver con una interpretación web dinámica.

Además, para servirse en streaming, se necesita darle más potencia al ePub y reconvertirlo en HTLM5. Es lo que se denomina «randerizar» el ePub en HTML5. Por cierto que no encuentro la palabra en castellano, si encuentro «renderizar», del inglés rendering.

Hay dos cuestiones que conllevan el que los editores otorguen a esta modalidad de lectura una importancia extrema y sean firmes defensores de la misma. En primer lugar, la absoluta garantía de la imposibilidad de copia y piratería, lo que conlleva que este formato de lectura garantice el respeto escrupuloso a la propiedad intelectual y a las leyes de defensa del copyright. En segundo lugar, y quizá más importante que la primera, es la posibilidad de obtener un conjunto de datos de «trazabilidad» de la lectura cuando un lector aborda la lectura de un libro, los datos que se pueden extraer del comportamiento del lector respecto al libro determinan la posibilidad de obtener un feedback del usuario que supone un importante avance respecto al diseño posterior de estrategias de interacción con el cliente para estrategias de marketing. Esta posibilidad determina el cumplimiento de un algoritmo informacional largamente perseguido por la edición: datos-información estructurada-conocimiento del cliente-estrategia de interacción. Se cumple así el sueño de todo editor: obtener feedback del lector. Estoy altamente convencido que la lectura en streaming terminara siendo una necesidad y exigencia de los propios lectores, y no sólo producto de avances tecnológicos.

Cuando un lector aborda un libro para su lectura, los datos que el streaming puede reportar al editor son muy complejos, un big data de outputs que le permitirá posteriormente extraer conclusiones muy valiosas para su área de marketing. Por ejemplo:

  • A qué hora lee.
  • En qué días.
  • Cuanto lee.
  • Si llega hasta el final en la lectura del libro.
  • Si sólo lee determinados capítulos.
  • Si relee determinados párrafos o capítulos.
  • A que velocidad.
  • En qué dispositivo o dispositivos.
  • Donde detiene la lectura.
  • Si comparte notas o subrayados.
  • Que libros está leyendo simultáneamente.
  • Las anotaciones y partes que más le gusten pueden ser ítems a compartir en una comunidad de lectores o bien en redes.

Todo esto ofrece información mucho más ajustada a la realidad y permite recomendaciones más efectivas, aunque también plantea dilemas en cuanto a la privacidad y la propiedad de estos datos. Lo que parece evidente es que esta forma de leer y consumir contenidos cambiará no sólo la forma de leer, sino también la de escribir, y afectará enormemente al propio trabajo de las editoriales. El gran cambio que para la lectura va a suponer el libro en la nube es que se puede convertir en una actividad absolutamente social, ya que se tendrá la posibilidad de compartir la experiencia lectora con otros (párrafos preferidos, anotaciones, etc.), de manera que si esta manera de leer se consolida podría ocurrir que se obtenga un fuerte incremento en los índices lectores.

También es importante destacar que esta nueva modalidad permitirá a las editoriales no sólo conocer a sus lectores, sino dar también un mejor servicio a los autores. Es por ello que serán necesarios nuevos perfiles editoriales que sepan interpretar la información que ofrezca esta lectura en streaming. La filosofía que esconde finalmente el streaming es la de convertir al libro en algo vivo, dinámico y en permanente mutación en cuanto a interacción social.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

9 Comentarios

  1. […] ¿Qué instrumentos necesitamos para poner en marcha esta edición 3.0?. Desde luego hemos de avanzar mucho en el conocimiento del lector y pensar muy bien como poner en juego estrategias de “big data editorial” (acabo de inventar la expresión, no sé si os parecerá acertada). Lo explica muy bien Manuel Gil en este post de Antinomias libro. […]

    Responder

  2. […] ¿Qué instrumentos necesitamos para poner en marcha esta edición 3.0?. Desde luego hemos de avanzar mucho en el conocimiento del lector y pensar muy bien como poner en juego estrategias de “big data editorial” (acabo de inventar la expresión, no sé si os parecerá acertada). Lo explica muy bien Manuel Gil en este post de Antinomias libro. […]

    Responder

  3. Vicente Rodríguez 21/03/2014 en 18:19

    Buenas tardes:
    soy Vicente Rodríguez, trabajo como técnico editorial en el proyecto Life+ ecoedición de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, para la inclusión de criterios ambientales en las publicaciones impresas. Le escribo a través de este comentario porque no he logrado encontrar su contacto.

    Nos gustaría que nos proporcionar un correo electrónico para enviarle una invitación formal, a través de la coordinadora del proyecto, para invitarlo a participar en el Congreso de Ecoedición que celebraremos en Sevilla los días 22 y 23 de mayo.

    Puede encontrar más información sobre el proyecto en http://www.ecoedicion.eu

    Sin más y a la espera de sus noticias, reciba un cordial saludo
    Atentamente
    Vicente Rodríguez

    Responder

  4. Un artículo muy interesante. Tres puntualizaciones:

    En algunos tipos de géneros (poesía, microrrelatos, textos con tablas o imágenes, etc.) es muy importante la paginación, eso hace que tenga que definirse dicha paginación en función del tamaño de la pantalla del “reader” ya que ha de ser fija. Creo que esto tiene solución en E-Pub, pero debe de ser costoso y además el tamaño de la pantalla de un I-Pad y de un Smartphone es muy distinto y habría que hacer dos versiones.

    Para solucionar lo anterior, no hay que descartar versiones de PDF con formato adaptado a las pantallas (A5 horizontal o vertical, A6, etc.) aunque estos formatos no permiten el streaming (lectura en la nube) si que facilitan la lectura en descarga y son de muy fácil elaboración (por ejemplo a partir de Word) lo que permiten al autor convertirse en impresor.

    Respecto al streaming, no me hace ninguna gracia que el editor o el comercializador conozcan mis hábitos de lectura, salvo que exista un código ético o de conducta, o que paguen por ello. La privacidad es un derecho del lector y estoy de acuerdo en que estos derechos puedes ser negociables (acceso a descuentos o privilegios) pero quien no quiera ese control debe tener derecho a su privacidad.

    Saludos

    Responder

  5. Pensar que sigue habiendo plataformas y editoriales que aún publican las versiones electrónicas en pdf… En fin, que se nota el conocimiento que tienen del mercado.

    Responder

    1. Antuan_1972 18/03/2014 en 12:35

      Supongo que el que algunas editoriales comercialicen el libro en PDF dependerá del tipo de libro que sea, no acabo de ver en ePUB algunas publicaciones técnicas llenas de tablas y figuras, pero seguramente la evolución del formato permita mejoras y pasar del pdf al epub

      Responder

    2. Bueno, lo que pones aquí también nos indica el desconocimiento que tienes del sector editorial, el mercado del libro y la publicación en soportes electrónicos.

      Responder

  6. […] Hace unos días estuve comentando con una editora que tiene un catálogo muy grande (más de 500 títulos) las razones que la habían llevado a tener solamente unos 40 títulos en formato ePub, todo lo d…  […]

    Responder

  7. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Hace unos días estuve comentando con una editora que tiene un catálogo muy grande (más de 500 títulos) las razones que la habían llevado a tener solamente unos 40 títulos en formato ePub, todo lo demás, hasta 500, eran ficher..…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s