porcentaje

Tenía la curiosidad, quizá malsana, de comprobar lo que ha ocurrido con los precios en estos últimos años de crisis. Hace unos días busque un libro comprado hace varios años del que tenía que extraer unos datos, al mirar la contra observe que era un libro comprado en 2008 y la etiqueta de la librería en la contra me mostraba el precio, como de esta editorial compro muchos libros busque otros comprados con posterioridad y relativamente muy parecidos en número de páginas. El precio de los últimos comprados era claramente superior. Era el momento de tirar de archivo.

Me lanzo a comprobar el estudio de Comercio Interior de 2007 (CI 2007) para contrastarlo con el de 2012 (CI 2012) y confirmo el fuerte incremento de precios que el libro ha tenido en estos años de crisis.

Los estudios de comercio interior relacionan la cifra de facturación y el número de ejemplares vendidos de cada materia para obtener el precio medio. En el año 2012 se vendieron 170,24 millones de ejemplares con un facturación de 2.471 millones de euros, quedando el precio medio por ejemplar en 14,52. Sin embargo, en el año 2007 se vendieron 250,86 millones de ejemplares con una facturación de 3123 millones de euros, obteniendo un precio medio de 12,45.

Veamos este cuadro:

Fuente: elaboración propia a partir de los estudios de Comercio Interior.

Fuente: elaboración propia a partir de los estudios de Comercio Interior.

Aunque todas materias han subido los precios en estos años, llama la atención una materia como Literatura, cuyo peso en la facturación se sitúa en el 23%. Es posible entender esto a partir del fuerte descenso de las tiradas y la hiperinflación de títulos, la edición ha compensado las caídas con subidas de precios. La teoría de que el comprador fiel y asiduo aguantaría la subida tiene a mi juicio un corto recorrido.

Otra cuestión interesante de comprobar es el aumento del precio medio global del 16,63% en estos años: dos tercios de este aumento se han producido en estos dos últimos años, los años más duros y exigentes de la crisis. El incremento de precios unido al descenso de ventas nos lleva a pensar que estamos ante una caída de la cifra de negocio cercana al 37% por descenso brutal de la demanda.

A mi modo de ver, hace tiempo que vengo planteando la necesidad de precios bajos si quieres mantener un cierto tono en la demanda. Y mucho más en un mercado como es el del libro, que compite hoy abiertamente con multitud de formas de ocio y entretenimiento. El eslogan del retail de «o eres barato o eres sexy» es hoy por hoy un axioma, al menos para mí. Y lo quieran o no, sin precios bajos no hay paraíso. Solo hay que salir a las calles comerciales de España para comprobar como se mantiene la demanda en los canales de retail. Entre el precio fijo y el saldo puro hay que dotar de elementos intermedios que incentiven la demanda.

Llegados a este punto lo lógico a preguntarse es acerca del porcentaje que absorbe el comercio interior frente al exterior. Veamos otro cuadro:

Fuente: Miguel A. Otero, «Algunos datos de la crisis que hacen plantearse un nuevo modelo de negocio», Revista  DELIBROS, enero 2014.

Fuente: Miguel A. Otero, «Algunos datos de la crisis que hacen plantearse un nuevo modelo de negocio», Revista DELIBROS, enero 2014.

Observamos que el mercado interior está absorbiendo ahora en torno al 68% del volumen frente al 73% de 2007. Cinco puntos porcentuales menos. La duda que me surge es que las estadísticas de comercio exterior del libro lo que muestran es estabilidad en las exportaciones, y por lo que me dicen comerciales expertos en comercio exterior, en 2013 la exportación editorial ha descendido ligeramente, por lo que el peso relativo del mercado exterior aumenta por el brutal descenso del interior. Me preocupa también mucho este dato que apunto y que confirmaría una tesis que sostengo desde hace tiempo. El mercado del libro español en papel en América tiende a disminuir, siendo el producto digital el único que «viajará» en unos años. En un mercado de «precio» como es el iberoamericano, los precios digitales de los libros españoles allí pueden hacer aumentar brutalmente el tamaño del mercado, pero este más que previsible aumento será a costa de unos volúmenes de facturación posiblemente inferiores, no sé si el descenso del precio medio digital se podrá compensar con el aumento del volumen de facturación. Pero también representará la posibilidad de llegar a esos mercado con independencia del tamaño del editor. Y también es posible que estamos en la antesala de una llegada masiva de contenido iberoamericano hacia acá, rompiendo la brutal asimetría histórica del libro español entre España e Iberoamérica, lo que supondrá un enriquecimiento exponencial de la oferta cultural de producto para los consumidores. Hace unos días reseñaba con satisfacción Martin Gómez en su blog que había estado en La Central de BCN y había observado una buena oferta de libros en papel de editores argentinos, pues bien, este hecho, que ahora solo pueden incorporar determinadas librerías de prestigio y con empaque, podemos comenzar a observarlo masivamente en breve en la oferta cultural de nuestras librerías, pero esencialmente digital.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

6 Comentarios

  1. […] en esos mismos 10 años de tiempo. La cerveza por su parte se ha encarecido un 28%, y el libro solo en cinco años (2007-2012) aumentó su precio medio un 31%. Otras formas de ocio, sin embargo, han bajado el […]

    Responder

  2. No estoy de acuerdo con las conclusiones del estudio, por una parte no toma en cuenta el IPC, como ya indica “Descarga de Ebooks”, por otra tampoco tiene en cuanta la elevada subida de precios que han sufrido otros artículos de ocio. Por último, el precio medio de un libro de literatura tampoco se corresponde con el precio de una novedad.
    La conclusión podría ser otra: los libros ha subido, sí, como TODO, pero sería interesante relativizarlos frente a la gasolina, por ejemplo, o al pan, al café…etc

    Responder

  3. […] Aunque todas materias han subido los precios en estos años, llama la atención una materia como Literatura, cuyo peso en la facturación se sitúa en el 23%. Es posible entender esto a partir del fuerte descenso de las tiradas y la hiperinflación de títulos, la edición ha compensado las caídas con subidas de precios. La teoría de que el comprador fiel y asiduo aguantaría la subida tiene a mi juicio un corto recorrido.Otra cuestión interesante de comprobar es el aumento del precio medio global del 16,63% en estos años: dos tercios de este aumento se han producido en estos dos últimos años, los años más duros y exigentes de la crisis. El incremento de precios unido al descenso de ventas nos lleva a pensar que estamos ante una caída de la cifra de negocio cercana al 37% por descenso brutal de la demanda.  […]

    Responder

  4. Quitando el dato del segmento de literatura.. donde los precios han subido exagerandamente, si analizamos la variación de IPC entre enero 2007 y enero 2012, esta ha sido de un 11,9% (Datos del INE). Independientemente de la devaluación interna del pais, podríamos decir que los precios de los libros, en general, se han amntenido en los entornos de este indice.

    Responder

  5. El análisis y los datos son interesantes. Pero, desde una perspectiva económica, me temo que lo habitual cuando se restringe la demanda y el mercado no es de competencia perfecta (como es el caso: ningún libro es exactamente igual a otro), es precisamente lo que han hecho las editoriales, o sea, subir los precios. Al fin y al cabo, los lectores que siguen comprando son, por término medio, precisamente los que están dispuestos a pagar más por los libros; es decir, el mercado se ha reducido, pero se ha reducido justo a un mercado que, por término medio, tiene mayor capacidad adquisitiva (los que siguen comprando libros), de modo que es lógico esperar que los productores (en este caso, las editoriales) prefieran vender menos pero más caro, en vez de bajar los precios y arriesgarse a que la demanda siga sin subir.

    Responder

  6. […] tema depende de muchos factores pero hoy os traemos este cuadro que ha publicado el blog Antinomias Libro (en un post muy interesante sobre la subida de precios en los años de la crisis) con el precio […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s