Si todas las muertes son dolorosas, hay algunas que se te clavan en el alma como un puñal. Y la de Luismi ha sido terrible. Para el sector del libro puede ser una persona poco conocida, pero no así para los comerciales de editoriales que viajábamos al continente americano. Para nosotros, al margen de un amigo entrañable, era un maestro, un icono, un hombre de recursos. Luismi era el comercial de Grupo Anaya para América Latina, y una terrible enfermedad a la que ha combatido denodadamente nos lo ha arrebatado.

Conocí a este chico hace siete años, pues su grupo me representaba en algunos países de América, y tuve el privilegio de viajar con él a varios países de ese continente durante estos años. Luismi no era un comercial al uso, tenía unos valores que muy pocos tienen, una personalidad arrolladora que le llevaba a compartir clientes, experiencia y conocimientos con quien se lo pidiera. Hacía de su experiencia y de la información que atesoraba un valor para compartir con los demás, de esta manera se granjeó una amistad muy profunda con todos los expedicionarios.

Me imagino el amargo dolor de muchos de sus amigos este año en la FIL de Guadalajara. En esos viajes que compartimos nunca le escuche una mala palabra ni un mal gesto, aparte de su buen humor y una simpatía arrolladora, acogía a los nuevos editores que se incorporaban a los viajes como si los conociese de toda la vida. Abierto, sincero y solidario como pocos. Sé que todos los comerciales que viajaron con él atesoran su memoria como legado. Luis ha dejado una huella indeleble en todos los que lo conocimos, desde una infinidad de clientes americanos, a los comerciales de multitud de editoriales españolas. Su partida nos deja huérfanos y empobrecidos. Sentarse con él al salir de una feria y escuchar las anécdotas de sus viajes era alucinante, un deleite, te podía estar contando aventuras hasta altas horas de la madrugada. Disfruté y aprendí mucho con él, y como buen aficionado del Atleti, un hombre de sentimientos.

Desde aquí un recuerdo entrañable a su compañera y a sus dos hijos. Descanse en paz un tipo cojonudo y honesto. Desde ahora, en cada viaje que volvamos a hacer, veremos de recordarte como mereces, con tu buen humor y tu sempiterna sonrisa. No me despido de ti, vivirás en nuestros corazones.

LMC

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

17 Comentarios

  1. Siempre recordándote mi querido Español de España… eso tú lo sabes!!!

    Responder

  2. Un sabio dijo: la riqueza de un humano se mide por la cantidad y calidad de los amigos que tiene….Gracias por ser todos parte de la fortuna de mi primo Luismi. Un familiar.

    Responder

  3. Denise Feliú 21/12/2013 en 1:28

    Hasta ahora no lo podía creer…más bien, no lo quería creer…me enteré por casualidad…Desde que supe de su enfermedad siempre pensé que saldría adelante.. Cómo él se iba a morir!!Siempre preguntaba por él y con la esperanza que se iba a recuperar.. Lo conocí , aprendí de él y me enamoré de ANAYA por la pasión que él ponía cuando me hablaba de sus libros.. lo esperaba cada año y le decía ESTOY TRABAJANDO PARA USTED…Aunque estábamos muy lejos siempre él se acordaba y tenía tiempo para mi. Sólo puedo decir que conocí a un GRANDE y que nunca lo olvidaré y que mientras pueda SEGUIRÉ TRABAJANDO PARA ÉL.
    Amigo querido fue un verdadero placer haber tenido la oportunidad de conocerte. Una gran perdida no solo para el mundo del libro sino para todos los que disfrutamos de tus conocimientos y de tu amistad.

    Responder

  4. Mónica Blánquez 18/12/2013 en 14:54

    Para mi ha sido y será un ejemplo de lucha. El que se haya ido no significa que haya perdido la batalla, porque como dijo Gandhi…” Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa”. Gracias por haberme enseñado esta lección.Gracias por haberme hecho partícipe de tu vida.Hasta luego Luismi

    Responder

  5. Mónica Arizcun 16/12/2013 en 9:07

    Manuel, acabo de regresar de México y, al leer tus palabras, me han venido a la memoria un montón de bonitos momentos que hemos compartido con Luismi. Ha sido todo un ejemplo de lucha y de buen humor para todos nosotros. Se nos ha ido una increíble persona, un profesional y, sobre todo, un grandisimo amigo. Un fuerte abrazo.

    Responder

  6. Este año lo recordamos desde la salida de Barajas rumbo a la FIL de Guadalajara. Un fuerte abrazo, Juan Casamayor

    Responder

  7. Tienes razón, está y seguirá a nuestro lado.

    Responder

  8. Carmen Cebada Feito _

    Gracias , gracias y gracias. Mi hermano fue y sera una persona muy especial.
    Un beso a todos.

    Responder

  9. Una definición perfecta para un tipo genial, a todos nos enseñó algo y siempre estará presente. Va por ti.

    Responder

  10. Miguel Angel 10/12/2013 en 16:53

    Gracias Manuel por expresar lo que todos los amigos sentimos por nuestro compañero Luismi. Acabo de regresar de Mexico junto con el resto de compañeros y te puedo asegurar que cada momento, cada paso,cada insatante hemos estado junto a Luismi. El tambien ha hecho la FIL de Guadalajara 2013 y seguira haciendola con todos nosotros. De nuevo gracias MAESTRO por tus palabras.

    Responder

  11. Precioso! Gracias Manuel por estas lineas…se acumulan sentimientos y buenos momentos…de verdad que se ha ido un tipo cojonudo, alegre y honesto donde los haya

    Responder

  12. Bonitas palabras Manuel, para un grande como Luismi que nos ha marcado a todos.

    Responder

  13. Gracias Manuel por estas bellas palabras y esta imagen de Luismi. Las palabras no me salen todo son pensamientos de momentos preciosos que “los misioneros” compartimos con él en Latinoamérica ¡Qué arte!
    De nuevo gracias.

    Responder

  14. Muchas gracias en nombre de compañeros y amigos de Anaya,por tus sentimientos que compartimos.

    Responder

  15. Luismi era y siempre sera mi compañero de trabajo he compartido grandes momentos e historias que me contaba de vuestros viajes. No sabes lo que me ha gustado encontrarme con una explicación tan detallada de una gran persona te doy las GRACIAS!!!!! siempre estara con nosotros y seguro que donde este sigue con su gran humor y su saber hacer!!!! un saludo.

    Responder

  16. Gracias, Manuel, por expresar con palabras lo que algunos aún no podemos expresar… Cuando una pérdida duele tanto y a tantos no hay duda… se ha ido, como tu dices, un tipo cojonudo.

    Responder

  17. Suscribo todas y cada una de tus palabras Manuel, ha sido un palo, una persona irrepetible y un profesional insustituible, parece que la mala suerte se ceba con nuestros mejores baluartes en América. Este año he echado también de menos las charlas con Pepe Merodio que se nos fue en marzo. Un abrazo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s