El Informe de Comercio Interior clasifica las editoriales agremiadas de la siguiente manera:

clasificacion_editorial

Si observamos los datos de 2012 veremos que entre empresas muy grandes y grandes suman 27.

nivel_asociacion

Aquí hay dos cosas curiosas, resulta que las editoriales agremiadas no llegan a ser ni la mitad de las que editan, en concreto el 49,3%, luego una reflexión que surge es la siguiente: según el informe se cuantifica el volumen de estas editoriales no agremiadas en una horquilla entre el 7% y el 10% del total. ¿Cómo se llega matemáticamente a esa horquilla? A mí al menos me suscita dudas.

Si nos fijamos en esas 27 empresas observaremos que en títulos lanzan el 40,3% (31.896) de todos los títulos. Y si le sumamos las editoriales medianas (facturación entre 2,4 y 18 millones de euros), nos encontraríamos con que 135 empresas editan el 70% de todos los títulos. Si nos fijamos ahora en las editoriales pequeñas agremiadas (681), éstas editaron en 2012 el 30% de los títulos (23.841). En este punto hay algo que me chirría, la media de títulos es de 35. Vamos a imaginar que sumasen las pequeñas empresas agremiadas y no agremiadas, entones el número de títulos medio editados pasaría a ser de 15. Pero hay una reflexión que me parece obligada: ¿tienen la culpa los pequeños editores de la sobreproducción? A mi juicio de ninguna manera. ¿Se corresponde la importancia cultural de lo que editan con su cuota de edición? A mi modo de ver no.

Cuando se habla de sobreproducción hay que matizar. Es evidente que el volumen de títulos parece alto, que obliga a un ciclo de vida del producto muy corto en los canales de comercialización, pero el problema no está en el volumen de títulos, sino en una «deficiencia estructural de la edición», al no recurrir a edición digital (tiro corto) pensando en los nichos a los que muchos de esos títulos se dirigen. Tanto es así que el colapso del sistema es absoluto. Si a esto le añades la dificultad de la distribución de avanzar hacia modelos de «distribución selectiva» de muchas editoriales y sus títulos, el problema pasa de coyuntural a estructural. Y esto ya es más grave.

Y hay otro tema sobre el que creo que se esta reflexionando poco. El hecho de que las librerías no compren en firme (con derecho a devolución) sino que avanzan ya mayoritariamente a coger la mercancía en depósito, plantea serias dudas sobre la viabilidad económico-financiera de las editoriales. Un fracaso se lo pueden permitir, dos o tres las lleva inevitablemente al desastre. Y esta es la situación que hoy se aprecia.

Titulos_tirada_media

Otra cuestión que llama la atención es la integración en grupos. Hay un 73% de editoriales que no están integradas en ningún grupo empresarial.

grupos

¿Por qué me llama la atención este tema? Durante estos años hemos visto como en todos los sectores industriales y de consumo todos han entendido que para competir era imprescindible «ganar tamaño», «generar economías de escala», «aunar sinergias”, etc… ¿Qué pasa con la edición que es incapaz de agruparse estructuralmente en grupos empresariales? ¿Ocurre lo mismo con otras industrias culturales? He hablado este tema con numerosas personas y hay una opinión mayoritaria: los egos mayestáticos de estos empresarios culturales lo impiden. No soy dado a recurrir a interpretaciones freudianas, pero en este caso no encuentro otro tipo de justificaciones. Y esto en los tiempos que corren es malo, muy malo.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

5 Comentarios

  1. […] Sobreproduccion editorial Antinomias Libro 14 de noviembre de 2013 […]

    Responder

  2. […] Sobreproduccion editorial Antinomias Libro 14 de noviembre de 2013 […]

    Responder

  3. […] Gil analizó la cuestión en una entrada de su blog (esta en concreto) indicando algunas ideas que me parecieron de inmediato interesantes, pero con algunas […]

    Responder

  4. […] El Informe de Comercio Interior clasifica las editoriales agremiadas de la siguiente manera: Si observamos los datos de 2012 veremos que entre empresas muy grandes y grandes suman 27. Aquí hay dos …  […]

    Responder

  5. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: El Informe de Comercio Interior clasifica las editoriales agremiadas de la siguiente manera: Si observamos los datos de 2012 veremos que entre empresas muy grandes y grandes suman 27. Aquí hay dos cosas curiosas, resulta que ..…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s