descuentos

Desde hace un tiempo vengo observando que con frecuencia una editorial coloca en las redes una comunicación en la que señala que durante un día pone a la venta libros de su fondo a precios de saldo, o al menos muy rebajados. ¿Estos libros han sido descatalogados? En general no lo parece, luego aplicando la vigente (y muerta) ley del libro, sería ilegal. El problema al que se enfrentan las nanoeditores es que en muchos casos no tienen acceso a los canales de distribución y las empresas que controlan estos canales, y que mantienen al límite en cuanto a elasticidad, les dejan sin espacio, lo que les impide vender. Todos sabemos que en el mundo analógico lo que no es visible es altamente improbable que se pueda vender. Y todo esto con una cierta complicidad de la librería.

El hecho incuestionable es que llevamos un lustro de crisis y cada año que pasa la sensación de letalidad avanza, de manera que son muy numerosos ya los editores que se están liando la manta a la cabeza y deciden vender utilizando la variable precio como herramienta de marketing. A mi modo de ver esto es legítimo. No se puede aceptar que con unos canales bloqueados se impida el libre ejercicio comercial en aras del mantenimiento de un precio fijo que solo se muestra en el interior del canal. Si todo el comercio de España está «en rebajas», el libro no debería estar ausente de un parámetro del consumo absolutamente crítico.

La posición numantina del sector librero en mantener un sistema de precios absolutamente esclerotizado impide el libre ejercicio de la actividad comercial a pequeñas editoriales. El librero defiende el sistema porque le evita competir en precio y así vender bestseller de los grupos editoriales al mismo precio que las grandes cadenas generalistas, todo ello en perjuicio evidente del cliente final. Hace un tiempo comprobé en el informe de The Global Ebook Market 2012 el siguiente dato: de los Top 10 de libros más vendidos en papel en Europa los más caros eran los españoles:

Datos_precios

Estamos hablando de bestseller, los españoles son un 64% más caros que en Italia, un 68% más que Inglaterra, un 55% más que EEUU y un 16% más que Alemania. ¿Por qué? Porque al eliminar la variable precio se posibilita un encarecimiento radical de los precios, estamos hablando ya casi de que el libro es un artículo de lujo…al alcance de gente con disponibilidad de renta. El libro es caro en España y esto solo lo cuestionan y discuten los talibanes del sector, que hacen del precio un tabú sobre el que no se puede plantear nada bajo castigo de excomunión….

Reproduzco aquí un mensaje de outlet de edición de los que recibo:

VENTA ESPECIAL DE VERANO EN EDITORIAL XXXXXXXX

El próximo fin de semana, sábado 29 de junio, en horario de 10.00 a 22.00h, y domingo 30 de junio de 10:00 a 17:00h, celebraremos una venta especial de verano en XXXXXXXX.

Durante este fin de semana, podrás hacerte con muchos libros y revistas de nuestra editorial por 1€, 3€, 6€ y 9€. Todo ello estará a tu disposición en nuestro local de la calle XXXXXXX nº X.

Una oportunidad única, a precios magníficos.

¡Corre la voz!

Se impone, en la línea que ya señaló hace unos años la Comisión de la Competencia, abordar el asunto de manera decidida. El mantenimiento por decreto de operadores ineficientes en un mercado de alta sensibilidad y elasticidad al precio es manifiestamente indefendible. No se puede usar el concepto francés de «excepcionalidad cultural» para defender un sistema de precios y luego hablar de «industria» para colocarse en el lado de los presupuestos de ayudas y subvenciones. El juego es hipócrita. Esta bipolaridad no es mantenible. ¿Qué puede hacer un pequeño editor? ¿Supeditar su supervivencia a los intereses posicionales de los grandes grupos y los libreros? Pues evidentemente no. Ojo que no pido, al menos por ahora, pasar abiertamente al precio libre, sino retocar una Ley que está obsoleta. Y pongo un ejemplo de la antigualla de esta Ley. ¿Qué hace un editor cuando quiere vender ebooks a bibliotecas en régimen de perpetuidad, en compra concurrente o no concurrente, con licencias a dos años o limitaciones por número de préstamos? ¿En qué se apoya? ¿Cobra el precio fijo o se inventa un escalado y horquilla de precios? Pues obviamente innova y monta un «sistema de pricing» que evidentemente la Ley no contempla. O haces esto o no vendes una escoba.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

4 Comentarios

  1. Les paso un listado de outlets de libros en Buenos Aires

    Responder

  2. ¿Te refieres a La Faábrica? El texto que aquí se cita (El próximo fin de semana, sábado 29 de junio, en horario de 10.00 a 22.00h, y domingo 30 de junio de 10:00 a 17:00h, celebraremos una venta especial de verano…) és idéntico al de su Facebbok. En cuanto al tema de la libertad de precios e los libros, sólo un dato: desde que el Gobierno (creo recordar que en tiempos de J.M.Aznar) liberalizó el precio de los libros de texto, este -los precios- no han hecho más que subir. Con la liberalización de precios de las “ediciones generales”, simplemente entraríamos en nuevas guerras, como ya se han vivido en Francia: desaparición de muchos puntos de venta profesionales (pequeñas librerías) en beneficio de granes almacenes y ventas on-line; el incremento de precios de un universo de libros de editoriales secundárias, necesitadas de amortizar costes al tener beneficios menores; la política de “vender bajo coste” de librerías asociadas a editoriales, con la consiguiente ganancia de mercado hasta eliminar la competencia, para luego volver a subir precios (lo mismo que con las placas solares de importación china de estas últimas semanas: copar mercado, eliminar compeidores, asumir posición de monopolio, subir precios escandalosamente después). En esta era neo-digital, donde too el mundo parece saber, más que nunca debemos buscar a los que realmente saben: los libreros, los que leen, los que recomiendan, los que tanto les da los márgenes, los que piensan en ti como lector. Prefiero el precio fijo. Prefiero la diversidad. Prescindo de los apologistas de la maximización de beneficios en nombre de la libertad. La libertad no es comprar más barato, es escoger más. Ramon Ventura, Barcelona

    Responder

  3. Pero, ¿queda todavía alguna pequeña librería que pueda ser salvada con la ley de precio único?

    Responder

  4. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Desde hace un tiempo vengo observando que con frecuencia una editorial coloca en las redes una comunicación en la que señala que durante un día pone a la venta libros de su fondo a precios de saldo, o al menos muy rebajados. ..…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s