El próximo 13 y 14 de noviembre se celebrarán unas jornadas de reflexión sobre el sector del libro en Madrid; hace un tiempo mostré el panel de ponencias y debates que se tiene previsto realizar, en mi caso me apunté a la comisión que abordará el futuro de la librería, pues bien, adelanto aquí el plan de medidas que enviaré al presidente de la comisión de librerías, Sr. Enrique Pascual, de Marcial Pons.

Insisto en un tema que me parece importante. Un plan de apoyo a librerías es imprescindible, y para ello es imprescindible consenso y aunar voluntades y sensibilidades diversas, pero también las librerías deben pensar en que deben cambiar el chip y comenzar a apoyar a la edición independiente y a lo que llamo los «nanoeditores» (con proyectos editoriales y culturales ciertamente importantes), es decir, la edición que denomino clandestina, la que no tiene acceso a los lineales, o llega de manera esporádica. Hablamos por tanto de un quid pro quo (o win to win), si las librerías evolucionan como franquicias de Planeta, Random House y Santillana (hace unos días observé una conocida librería independiente de Madrid que ocupaba el 85% de su escaparate con dos libros, ni que decir tiene que eran Follet y Dueñas), deben saber hacia dónde les conduce ese camino, y esto es lo que no vale, así no pueden esperar que un determinado perfil de editores las apoye. Ellos también tienen que tomar decisiones y elegir caminos dentro de las encrucijadas del sector.

Medidas institucionales de apoyo a librerías

  • IVA cero para el libro.
  • IVA cero o superrreducido para el libro electrónico.
  • Conseguir IVA 0% para las publicaciones, aplicando el editor una parte de esa reducción de coste (4%) como aumento de margen para el Punto de Venta.
  • Plan de dotación de bibliotecas.
  • Compra a través del canal librero con pago a 60 días.
  • Plan de créditos ICO para librerías.
  • Plan de marketing nacional y de comunidades autónomas para prestigiar el libro.
  • Revisión de la Ley del Libro. Flexibilizar las políticas de descuentos y promociones.
  • Exenciones de impuestos a las librerías y plan de apoyo a aperturas en medios urbanos en cuanto a las políticas de alquileres.
  • Realizar gestiones ante las autoridades fiscales para reducir la tributación para los puntos de venta por recargo de equivalencia.

Medidas de apoyo al punto de venta

  • Potenciar la figura de la librería como «Sello de Calidad». Esto implicaría un serio compromiso de introducir fondo de editoriales independientes y pequeños editores en el portfolio de exposición de la librería. Se operaría así con una marca paraguas de tipo corporativo.
  • El volumen de librerías que razonablemente podrían entrar bajo el paraguas de un sello de calidad no llega a las 300 librerías en España. Formación del «Club de las 300».
  • Compromiso de los editores de desviar todas las compras hacia los puntos de venta mediante un acuerdo de buenas prácticas.
  • Campañas en medios impresos y audiovisuales de “compre en librerías de calidad”.
  • Campaña explicativa en colegios y universidades.
  • Uso de una tarjeta de fidelización común al sello de calidad.
  • Constitución de una base de datos común de clientes a los que enviar, segmentadamente, ofertas y promociones especiales.
  • Compromiso de los editores en apoyar con publicidad la cadena.
  • Ventajas comerciales derivadas de campañas específicas para la red de calidad.
  • Desincentivar las devoluciones con rappeles.
  • Plan de formación intensiva en el eslabón.
  • Fomento de la apertura de segundos y terceros puntos de venta en zonas urbanas, apoyando las aperturas con condiciones especiales y depósitos.
  • Fomento de la agrupación en centrales de pagos y compras.
  • Promociones de reducción de precio temporal en promociones y fondos respetando el margen de comercialización correspondiente.

Medidas para aumentar el tráfico al punto de venta

  • Si consideramos que las librerías realiza una labor estratégica para el editor, es importante que el propio colectivo de editores realice un esfuerzo tratando de reconducir el tráfico de clientes hacia el punto de venta, en lugar de tratar de alejarlo del mismo a través de estrategias comerciales como son las ventas directas y precios especiales en el comercio B2B.
  • Presentaciones en librerías.
  • Charlas con autores y editores.
  • Sesiones explicativas con colegios en las librerías.
  • Editores y libreros van a colegios y universidades a explicar la importancia del libro y de las librerías.
  • Campañas temáticas nacionales: edición independiente, nanoeditores culturales, libro científico, etc…
  • Buscar incluir productos generadores de tráfico: entradas a conciertos y espectáculos, wifi, etc…
  • Las librerías constituyen un referente de cercanía para el consumidor, que puede representar una plataforma de apoyo magnífica para las Administraciones Públicas, y especialmente para los Ayuntamientos. A este respecto, se pueden buscar fórmulas de colaboración con instituciones y proyectos diversos (ONGs, movimientos vecinales y asociativos, etc…
  • Implementación de técnicas básicas de marketing en el punto de venta (anagramas, cartelería, plv, exposición, rotación…) para incrementar la visibilidad del mismo y aumentar las ventas.

Plan de medidas técnicas

  • Potenciar la automatización en las transacciones comerciales: Editor –Distribuidor – Librería, apoyando y ampliando los distintos proyectos que están en marcha actualmente: Sistemas FANDITE, SINLI, DILVE, CEGAL EN RED, etc.
  • Plan específico de subvenciones para informatizar toda la red de librerías y enlazar los terminales para obtener un producto estadístico de alto valor añadido.
  • Desarrollo de un corpus estadístico de tiempo real para editores y el sector en general. Información en tiempo real a partir de Cegal en Red.
  • Ayudar al punto de venta en la financiación de la renovación y modernización de instalaciones.

Medidas para aumentar los ingresos

  • Traspasar 7 u 8 puntos de margen a las librerías, a partir de una reordenación de los descuentos a la distribución.
  • En colaboración con los editores, propiciar la aplicación de mejores condiciones comerciales a las librerías que atiendan fondos editoriales de nicho.
  • La distribución no debe seguir imponiendo unas condiciones comerciales únicas al punto de venta. Discriminar descuentos en función del enfoque de cada librería hacia el cuidado de ciertos fondos editoriales.
  • Más margen en función del porcentaje de fondo editorial expuesto.
  • Aplicar rappeles sobre ventas por buena exposición e incremento de ventas, por publicitar determinados productos, etc.
  • Atraer el mayor número de promociones al canal para el fortalecimiento del mismo, tratando de evitar su salida hacia canales de comercialización alternativos y/o venta directa de los editores y distribuidores.

Algunas de estas propuestas serán debatidas en la comisión y me imagino que muchas de ellas se elevarán a discusión en el plenario de trabajo. Veremos en qué queda todo esto, de hecho, he depositado muchas esperanzas en esas jornadas de cara a que salga algo en claro de las mismas, el marasmo general en el que el sector se encuentra hace necesario sentarse a hablar y reflexionar, aunar voluntades, establecer consensos y cohesionar sensibilidades. Veremos que ocurre. Una cosa son deseos y otra realidades.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

11 Comentarios

  1. […] El próximo 13 y 14 de noviembre se celebrarán unas jornadas de reflexión sobre el sector del libro en Madrid; hace un tiempo mostré el panel de ponencias y debates que se tiene previsto realizar, e…  […]

    Responder

  2. Se te ha olvidado una de las más importantes:

    Que el usuario normal, el de la calle, el lector en este caso concreto, quiera aportar su grano de arena. Lo de yo todo lo quiero, pero no aporto nada, no va a funcionar, ni aquí ni en Radjamekisñitistán.

    Saludos.

    Responder

  3. Una aportación para vuestra consideración:
    Construir un sistema comercial que permita al librero activar gratis o (mejor) por un incremento mínimo una versión ebook a los que compren libros físicos que tengan versión ebook. Hay que luchar contra el hábito que se va a generar de ir a ver libros a las librerías pero luego comprarlos en línea. Transmitir la idea de que un libro físico que tengas en las manos es más que uno electrónico porque lo envuelve, lo contiene.
    Técnicamente no hay problema, en realidad.

    Responder

  4. […] Medidas institucionales de apoyo a libreríasIVA cero para el libro.IVA cero o superrreducido para el libro electrónico.Conseguir IVA 0% para las publicaciones, aplicando el editor una parte de esa reducción de coste (4%) como aumento de margen para el Punto de Venta.Plan de dotación de bibliotecas.Compra a través del canal librero con pago a 60 días.Plan de créditos ICO para librerías.Plan de marketing nacional y de comunidades autónomas para prestigiar el libro.Revisión de la Ley del Libro. Flexibilizar las políticas de descuentos y promociones.Exenciones de impuestos a las librerías y plan de apoyo a aperturas en medios urbanos en cuanto a las políticas de alquileres.Realizar gestiones ante las autoridades fiscales para reducir la tributación para los puntos de venta por recargo de equivalencia.  […]

    Responder

  5. […] Un plan de apoyo a librerías es imprescindible, y para ello es imprescindible consenso y aunar voluntades y sensibilidades diversas, pero también las librerías deben pensar en que deben cambiar el chip y comenzar a apoyar a la edición independiente y a lo que llamo los «nanoeditores»  […]

    Responder

  6. […] Un plan de apoyo a librerías es imprescindible, y para ello es imprescindible consenso y aunar voluntades y sensibilidades diversas, pero también las librerías deben pensar en que deben cambiar el chip y comenzar a apoyar a la edición independiente y a lo que llamo los «nanoeditores»  […]

    Responder

  7. Estoy completamente de acuerdo con todas las medidas, que serían por supuesto tan buenas para las librerías, como para las editoriales (nos atañe directamente que las librerías subsistan) y también con lo que dice Joaquín: las librerías deben ofrecer una experiencia, ser punto de encuentro, provocar el encuentro entre lectores, autores, agentes culturales, etc. Las librerías brasileñas comenzaron con cursos y conferencias muy interesantes y algunas realizan cursos de pago; el resultado es extraordinario. Una de ellas ingresa tanto casi por libros como por cursos: La Vila de Sao Paulo. http://www.livrariadavila.com.br/Eventos/Eventos.aspx

    Responder

  8. […] »    Plan de apoyo a librerías. Manuel Gil by Vázquez, 10.17.12, 17/10/2012 Manuel […]

    Responder

  9. Sólo me atrevo a sugerir dos o tres cosas más:

    1. disponer de datos de venta reales por sello, título y librería, poniéndolos a disposición de las asociaciones profesionales, para que puedan servir como argumento de discusión con los pequeños, medianos y grandes editores. A día de hoy, la tradición de opacidad, falta de comunicación y desinformatizacion, impide que esos datos comerciales, tan relevalente, no estén disponibles;
    2. librerías como centros culturales, como espacios de encuentro entre personas que comparten afinidades temáticas, como lugares donde compartir experiencias. Muchos, me consta, están pensando en rediseñar sus espacios para dar cabida física a esos supuestos, aunque duden, con razón, del rédito que eso pueda conllevar a corto plazo;
    3. Dilve, sí, de una vez: soluciones como todostuslibros.com o cegalenred son, sin duda, pasos muy positivos pero parciales. El lector tiene el derecho de encontrar todo lo publicado en una librería, y ese acceso se debe propiciar mediante terminales electrónicas;
    4. Impulso, definitivo, de la impresión bajo demanda, en el punto de venta o en proveedores de cercanías http://bit.ly/QXAHH3
    5. FORMACIÓN (SERIA)

    Responder

  10. […] "…pues bien, adelanto aquí el plan de medidas que enviaré al presidente de la comisión de librerías, Sr. Enrique Pascual, de Marcial Pons."  […]

    Responder

  11. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El próximo 13 y 14 de noviembre se celebrarán unas jornadas de reflexión sobre el sector del libro en Madrid; hace un tiempo mostré el panel de ponencias y debates que se tiene previsto realizar, en mi caso me apunté a la com…..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s