Hace unos días envié a mi hija a comprar sus libros de texto (1º de Bachillerato). A finales de julio le comunicaron los libros que debía comprar de 4 asignaturas, los textos de las otras seis se los dirían a mediados de septiembre. Fue pues a la librería (de un amigo) a recoger los cuatro libros encargados. Pagó 127,75 euros (precio medio 31,93 euros cada libro). Si tenemos en cuenta que el librero amigo le hizo un buen descuento es obvio que el precio bruto era mucho más alto. Y me faltan todavía por comprar 6 libros. Si el precio medio se mantiene en esta línea, el monto total de los 10 libros ascenderá a 319,33 euros. Esto significa una desviación sobre el precio medio del texto no universitario que determina el último informe de Comercio Interior del 82% (de 17,54 a 31,93). El problema de los datos de precio medio del informe de Comercio Interior es que sólo valen para tebeos, sudokus, y calendarios de fiestas patronales. Y a todo esto aún falta el material escolar. Reflexión inicial básica: ¿puede una familia con tres hijos asumir este desembolso? Pues va a ser que no.

Ni que decir tiene que me parece una auténtica pasada con la que está cayendo en este país. Este tipo de libros tiene tiradas muy largas, no son las tiradas de 1.200 ejemplares de la edición independiente, gran parte del contenido se recicla de un año a otro, etcétera. Creo que los editores de libros de texto no se han percatado que en la situación actual se hace imprescindible ser muy competitivos en precio. Una familia con tres o cuatro hijos no puede acometer una compra similar se mire por donde se mire. Muchas familias no pueden abordar la compra de libros de texto en la horquilla de 200-300 euros por hijo, luego es normal y razonable que se busquen la vida, recurran a la segunda mano o busquen el trueque.

A todo esto las papelerías (digo papelerías y no librerías, ya que la mayoría de las 250 librerías independientes –no hay muchas más en España- hace tiempo que abandonaron esta área del negocio editorial) están que se suben por las paredes. Por un lado la supresión de los programas de gratuidad y cheque-libros y por otro la venta directa a colegios y AMPAS, les tienen más que preocupados. Los libreros están denunciando a ciertas AMPAS y Colegios que intervienen en el circuito de distribución y comercialización de este tipo de libros. Cualquier colegio saca la licencia IAE para poder comprar a las editoriales, pero no cumplen ningún requisito más de los que tienen establecidos los puntos de venta: licencia municipal de actividad, empleados dados de alta en seguridad social, pagar el IVA y otros impuestos. Una vez comprados los libros, los venden directamente a las familias y el beneficio producido se queda en el colegio. No se puede hacer intrusismo de esta envergadura solamente basándose en la licencia IAE. La política de los colegios concertados, de instrumentalizar la venta de libros de texto, es una auténtica anomalía de este sector. ¿Por qué el colegio no vende el material deportivo (chándales y zapatillas), los uniformes o el material escolar (carteras, rotuladores, folios, etc). A mi modo de ver los libreros se equivocan, en vez de ir contra el público (y echárselo encima) deberían ir contra el proveedor, en este caso las editoriales, que deberían poner todo tipo de trabas a este tipo de ventas. Sé que muchos libreros antes de denunciar han dialogado con los colegios, pero al agotarse la vía del diálogo han recurrido a la denuncia. Es obvio que el negocio del texto para las papelerías supone porcentajes de hasta el 50%, pero no olvidemos que, en un porcentaje enorme, el negocio del texto hace mucho tiempo que esta fuera del circuito de la librería tradicional. Esto es importante tenerlo claro.

Un fenómeno ocasional y poco masivo hasta hace un año era encontrarse chavales vendiendo sus viejos libros de texto en la calle Libreros de Madrid, pero con la crisis el fenómeno se ha convertido en tsunami, y este año los puestos callejeros son multitud, y la gente acude a comprar porque se ahorra más de la mitad en el coste de los libros. El fenómeno preocupa enormemente a los libreros. Pero que nadie se llame a engaño. Cuando yo estudiaba era lo más normal del mundo el ir a este tipo de librerías y vender tus libros antiguos, y el librero los vendía posteriormente a un cliente final. Lo que están haciendo estos chavales es desintermediar, venta directa sin eslabones intermedios. Soluciones, ninguna. La elasticidad al precio tiene tal envergadura que me lleva a pensar que los editores de «textos» no han leído bien el partido, de aquí el descontrol que se observa. No olvidemos que incluso la Casa del Libro ha montado un sistema de venta de textos de segunda mano. Muchos de estos fenómenos tienen una solución muy fácil y razonable, precios bajos o muy bajos.

Hablando con varios editores acerca de la situación de las librerías que se dedican al «texto», me señalaban un extremo preocupante: ¿y quieren que los editores independientes les apoyen? «Si son puntos de venta de libros generalistas de dos grandes grupos editoriales». «La pequeña edición independiente no existe para ellos», la verdad es que algo de razón llevan, pero el desorden que se aprecia en el sector me hace ver que ahora mismo hay que unir fuerzas y buscar consensos dentro del sector, y en el caso de los agentes comercializadores del libro de texto hay que plantearles que no pueden basar el 50% de su negocio en mantener una estructura de negocio con las costuras a punto de reventar. El libro de texto se reconvertirá a digital en un par de años como mucho y la hipótesis más probable es que esa gama de productos la venderán los editores directamente, salvo que un profundo reajuste del sector lo impida y sigan siendo las librerías el canal de comercialización. Aunque yo no apostaría en esta línea.

Junto a esto leo en un diario de Albacete unas declaraciones del Consejero de Educación de Castilla-La Mancha en las que destaca que «ha llegado el momento de cambiar los libros de texto por ordenadores». El próximo curso pondrán en marcha un proyecto piloto en 21 centros educativos de la región en el que alumnos de 5º y 6º de Primaria así como los alumnos de 1º de la ESO cursarán tres asignaturas con todos sus contenidos digitales. Otro paladín de la modernidad dando línea. Y esto es sólo el principio.

Otro tema para reflexionar es la iniciativa de los profesores de La Marea Verde. Han lanzado una ofensiva contra las grandes editoriales de libros de texto. Colgaran en Internet apuntes de forma gratuita para sustituir los tradicionales libros de texto ahora que la CAM ha eliminado las subvenciones a la compra de libros de texto. Los docentes madrileños han puesto en marcha un proyecto para elaborar textos gratuitos. Ya han colgado bastante material del ciclo de la ESO. Sus textos se ajustan a la normativa de la CAM. Los profesores que han elaborado los textos trabajan bajo las siglas CDR: colaborar, divulgar y recomendar. El link para verlo es el siguiente: http://www.apuntesmareaverde.org.es/

Desde mi punto de vista las editoriales deberían tomar este tema muy en serio, no pensar que se trata de la iniciativa de unos extravagantes. Muy al contrario. Creo que iniciativas como estas, que ya se están dando en otros países, tienen un respaldo social evidente, y lejos de ser un fenómeno pasajero, marcan una tendencia irreversible. Mirar para otro lado no parece lo mejor. Lo que hoy es un «chirimiri» mañana será tormenta. Hay tendencias que están aquí para quedarse, y esta es una de ellas.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

6 Comentarios

  1. Según tengo entendido, las AMPAs no venden libros, sólo se encargan de distribuirlos a sus asociados y los beneficios, si los hay, no revierten en el colegio, sino en la asociación, que a fin de cuentas son los mismos padres y sirven para financiar las actividades que desde la asociación se organizan.

    Responder

  2. Totalmente de acuerdo con el tema del precio de los libros de texto, eso por no hablar del peso de la mochila sin ir más lejos. Sin entrar en otros factores, como el de incentivos a profesores o el de las competencias de cada autonomía en materia, no creo sin embargo que las editoriales tengan intención a corto plazo de dejar libre a la gallina de los huevos de oro, un tipo de libro que, por el momento, está a salvo de las posibilidades que ofrece el mundo digital.
    De lo que estoy seguro es que la solución no es, como menciona Isabel, la de Apple e iPad, al menos en la enseñanza primaria y secundaria. Sí podría acercarse a la propuesta de coursera o de http://www.flatworldknowledge.com/. Pero me parece que falta la iniciativa y el interés por cambiar el actual paradigma del libro de texto.
    Un saludo y enhorabuena por el excelente blog

    Responder

  3. isabel alcaraz 17/09/2012 en 10:59

    Claro que las editoriales deben de tener mi en cuenta las iniciativas de los profesores en web gratuitas. Cada vez hay más proyectos de creación conjunta de textos educativos, y es conocido por todos que muchos profesores utilizan los libros de apoyo pero que el material total de la asignatura no se resumen a los libros de texto. Si estos libros desaparecen como herramienta física y se da paso a la información educativa por Internet, las editoriales tendrán que pasar a ofrecer algo más que solamente contenidos y sobre todo, los precios de estos materiales descenderán. Cada vez hay más iniciativas de educación gratuita para todos.
    Apple ya ha dado el primer paso con los texts books http://www.apple.com/education/ibooks-textbooks/.
    Es cuestión de tiempo, solo de tiempo que estas iniciativas pasen del mercado americano al español.
    Hablando de educación gratuita on-line, o de textos educativos gratuitos, os dejo para quién no la conozca, esta iniciativa que da cursos gratuitos a nivel universitario. http://www.coursera.org, para mi altamente recomendable.

    Responder

  4. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hace unos días envié a mi hija a comprar sus libros de texto (1º de Bachillerato). A finales de julio le comunicaron los libros que debía comprar de 4 asignaturas, los textos de las otras seis se los dirían a mediados de sept…..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s