La FLM comenzó muy floja el primer fin de semana, nos autoengañamos pensando que el problema radicaba en que la gente no había cobrado todavía, pero ha pasado el segundo fin de semana y la atonía es un hecho incuestionable, que demuestra la brutal contracción del consumo que padecemos, bolsillos pelados y miedo, mucho miedo. Hay gente, menos que otros años, pero compran muy poco, y la horquilla de precios superiores a los 20 euros comienza a ser como subir al Everest sin oxígeno. El repunte de consumo que algunos vaticinábamos después de varios meses de estar caninos en ventas no se ha producido. En una medición a partir de casetas de «amiguetes» que efectué el sábado a la tarde observaba una horquilla de caídas de entre el 15% y el 20%. Alguien me dirá que algunas librerías con firmas top están que se salen, es cierto, pero esto no es la tónica ni la temperatura de la feria, que está muy tocada, más o menos como el país. No nos engañemos. El metabolismo del sector presenta unas etiologías ciertamente preocupantes. La Feria es un indicador más de una sintomatología de enfermo terminal, el sector no está constipado, está en la UCI con pulmonía doble y respiración asistida.

Entro al trapo en el tema de la «reinvención del feria». Hace unos días hacia una entrada Joaquín Rodríguez bastante interesante, con la que estoy esencialmente de acuerdo, pero me gustaría insistir en algunas cuestiones. La feria ofrece lo que ofrece y es lo que es porque hay un consenso generalizado en que así sea. La feria es una inmensa caja registradora ahora oxidada por carencia de uso y por deflación el consumo. Los que peinamos canas echamos la vista atrás y recordamos que en épocas pasadas hemos hecho ferias en otros sitios, por ejemplo, un verano nos fuimos al pabellón de cristal de la Casa de Campo. Ni que decir tiene que obviamente aquello fue una ruina caracolera de proporciones bankianas. Libreros y editores dijeron que allí no volvían ni borrachos de gintonics. ¿Hay consenso sobre el cambio de orientación de la feria o es el delirio de algún editor-subsidio?

Mi planteamiento, más que discutible y opinable, es que vistas numerosas ferias en América habría que ir a un recinto cerrado (la feria con rigores brutales de temperaturas subsaharianas o con chaparrones caribeños no parece lo mejor), con pabellones organizados temáticamente y con cierta homogeneidad en los grupos editoriales y libreros, pabellón de librerías especializadas (de verdad, no la pantomima de este año, en la que sólo ha faltado una caseta especializada en ensayo de la dinastía Ming), pabellón de Universidades, editores y libreros de literatura infantil-juvenil, editores internacionales, editores y libreros online, y todo ello arropando un volumen de actividades culturales de champion, con premios nobel y escritores dando charlas y conversando con públicos diversos, en resumen, una feria «cultureta», implicada en la propia ciudad, lo que acertadamente Joaquin Rodríguez denomina «Madrid lee», excelente eslogan por cierto, pero para llevar adelante algo semejante parece necesario matizar algunas cuestiones:

  • La primera es que traer premios Nobel y escritores importantes cuesta dinero, mucho dinero, y no lo hay. ¿O sí puede haberlo siendo creativos? Y me surge una duda, ¿llenaría el público los actos con escritores como ocurre en la FIL de Guadalajara? Pues tengo más que dudas. Este país es muy inculto, a pesar de las encuestas de lectura, sólo hay que mirar las colas que se forman en algunas casetas cuando algún adefesio mediático-televisivo (no escritor) firma ejemplares del libro que le ha escrito un «negro». Lamentable.
  • La segunda es que una feria así hay que construirla desde abajo, implicando colegios, institutos, universidades, medios de comunicación impresos, televisiones, instituciones públicas, etcétera, y preparada todo el año, como ocurre por ejemplo en la FIL de Guadalajara, cuyo programa de actividades culturales paralelas a la feria es casi un libro en cuanto a amplitud.
  • Tercero. Tener una página web de última generación en la que tenga cabida la opinión de los propios madrileños. Y usar frenéticamente las herramientas online.
  • Cuarto. Habría que prepararse para una travesía del desierto. Para que el publico vaya a un recinto como por ejemplo el IFEMA, hay que esperar años para que esto cuaje en los hábitos del público, por lo que es evidente que los primeros dos años las ventas bajarían enormemente respecto a una ubicación como el Retiro, donde la gente va a darse un paseo, tomarse unas caña, pasear al perro, patinar o ver el lago. No olvidemos las tétricas mañanas del Retiro, jubilados que piden catálogos para envolver el bocata del nieto y desocupados (no por su voluntad) haciendo footing. ¿Está dispuesto el sector a asumir unas ventas paupérrimas durante al menos un par de años? Lo dudo mucho. Luego entonces, ¿de qué hablamos cuando se plantea «reinventar la feria»? De humo.

¿Se puede hacer algo más en el recinto del Retiro? Pues no lo parece. La ordenanza de parques y jardines parece ser que impide que la feria cerrase a las dos de la madrugada en fines de semana, grupos de jazz tocando, terrazas abiertas y casetas vendiendo libros a las 12 de la noche son cosas que algunos ya hemos planteado otras veces, pero parece ser que la ordenanza lo impide. En cualquiera de los casos deberíamos tener presente que en las actividades culturales que se hacen ahora en el Retiro no va ni el «tato», aunque también es evidente que las actividades culturales en pabellones que están situados en medio de las filas de casetas no es lo apropiado, con la megafonía a todo trapo no se escucha nada y el ruido en el interior de esos pabellones es tremendo, hay actividades en que el ruido se parece más a un after de polígono industrial, no hay quien escuche nada. Y las escasas personas que entran se marchan antes de sufrir un ataque de otitis.

Es por ello que considero que la reinvención de la feria me parece una entelequia, no por necesaria, sino porque observo imposible modificar la estructura de la feria. ¿Por qué? Pues porque nadie quiere que cambie nada, ni libreros ni editores. Y este es el problema. Me llama poderosamente la atención que esta idea aparezca siempre en mitad de la propia feria, la idea es tan efervescente como biodegradable, de manera que la semana que viene esto se ha olvidado.

Por cierto, como me imagino que vamos a estar muchos años en el Retiro me permito sugerir a la organización el «sorteo puro», así te toque la caseta 1 o la 394, el sorteo por grupos es una «trampilla» que favorece a unos pocos en detrimento de todos los demás. Hagan una simple operación matemática, dividan el número de expositores con sus respectivos grupos y colocando el orden de sorteo calculen la probabilidad de que a un editor le toque la zona de sol. Con el sistema actual la probabilidad es enorme. La edición está condenada así a estar «la feria al sol».

Al margen de lo anterior, me hago eco de un par de temas que están sobrevolando la FLM 2012. El primero de ellos es la próxima celebración de unas jornadas (una especie de Congreso Nacional del Libro), a celebrar los días 23 y 24 de octubre en la Biblioteca Joaquín Leguina, y el segundo es el montaje de una plataforma de comercialización digital de libreros y editores. Si el primer tema lo considero vital, el segundo me parece crítico. Me explico.

Como muchos de ustedes conocen, la idea de un Congreso Nacional del Libro la llevo planteando desde el año 2008, ya entonces se podían ver en el horizonte síntomas alarmantes de insostenibilidad en el sector, y posteriormente en mi blog he planteado en varias ocasiones la necesidad de este evento. La tesis de la que partía es que consideraba que carece ya de sentido los congresos gremiales, si la sociedad y el mundo están en red, el libro debía avanzar en una línea semejante, o lo que es lo mismo, el problema de las librerías o el de la edición no puede ya ser abordado únicamente por el gremio respectivo, había que avanzar en formas de integración mucho más profundas, en cierto modo hacia algo parecido a la estructura del libro en Alemania. Y si se quiere avanzar en una reestructuración del sector hay que hacerlo transversalmente, aunque en esa necesaria reingeniería deba haber damnificados. Me dicen que un borrador de proyecto ha sido presentado y aprobado por la Comunidad de Madrid, se quiere hacer coincidir las jornadas con el día de las bibliotecas. A partir de estos datos ya me surgen dudas ¿Qué editores han visto el borrador? ¿Solo participan editores de Madrid? ¿Se rescata el plan estratégico? ¿Qué formato tendrá el evento? ¿Se analiza una posible reconversión? ¿Quiénes desarrollarán los textos previos de análisis? ¿Cuándo se podrá ver el borrador presentado y sus objetivos? Es evidente que he preguntado a numerosos editores y ninguno conoce ni siquiera el tema. Esperaremos un tiempo prudente antes de dar opiniones contundentes. De momento no quiero pensar que estemos ante un paripé trilero y el sector se acabe haciendo trampas en el solitario.

El tema de la plataforma de comercialización digital me parece crítico. Observo necesario el surgimiento de una plataforma de socios y partners libreros y editores. Las plataformas están surgiendo como setas, solapándose entre sí y con un problema importante para muchos editores: ¿quiénes son ustedes para que les entregue mi activo fundamental, mis ficheros? Creo imprescindible el surgimiento de una plataforma interna al sector que tenga en cuenta a la pequeña edición independiente, al margen de que piense que la mayor parte de esas plataformas surgidas a diario desaparecerán en los próximos años. Ahora bien, si Cegal lo que se plantea es implementar un enlace desde la web todostuslibros.com se equivoca totalmente, esto es una chapuza; si está pensando en construir la gran plataforma del libro digital español acertaría y tendría aliados naturales, que no tendrían inconveniente en incorporarse al proyecto desde el comienzo. Desde fondos Feder al Plan Avanza se pueden utilizar para montar el proyecto, pero hay que hacerlo bien, hoy ya no se puede salir al mercado con cualquier «chapucilla» hecha por un cuñado o por el vecino del adosado. Esperaré acontecimientos antes de emitir juicios de valor.

El que la Feria vaya a ser gestionada por una Fundación es importante para la aportación de patrocinadores, pero en los aspectos de diseño y organización no creo que cambien gran cosa, tenemos la feria que queremos, y al público le gusta, las encuestas que años atrás se hicieron así lo mostraban. Si hoy no vendemos o vendemos mucho menos que años atrás no es problema del diseño del «concepto» de la feria, el problema está en otros lados, en este punto la feria y sus organizadores son inocentes. Y esto debe quedar claro.

Y para dilucidar si lo que se quiere es una nueva feria hago una propuesta: una encuesta online a todos los expositores de este año. Es así de simple. A mi modo de ver nos llevaríamos una sorpresa, negativa por supuesto.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

10 Comentarios

  1. […] – Feria del Libro de Madrid: se necesitan clientes […]

    Responder

  2. Hola a todo, sí se necesitan clientes y también NUEVAS PROPUESTAS. Aunque hay autores que siguen sin defraudar esta claro que otros viven de su fama. Me han pasado UN CUENTO DE ECONOMIA, EMPRESA BANCA Y POLITICA. Buena lectura,….

    Responder

  3. Uno de mis héroes indiscutibles es DILBERT , que suena a DILVE , ese oficinista norteamericano que haciendo de necesidad virtud convierte la obtusa y anodina vida del trabajador de cuello blanco en una disparatada comedia cotidiana donde todos nos podemos ver retratados. A veces, cuando pienso en lo que libreros y editores hacen, me acuerdo de esa escena en la que, reunidos los principales miembros de la empresa donde Dilbert trabaja, planean una página web por departamento, para facilitar la interconexión y el trabajo cooperativo que “contenga la suficiente información para ser difícil de mantener y no tanta que pueda resultar útil”. Además, por si cupiera la remota posibilidad de que algo funcionara, “tomarán la precaución de hacerla todo lo aburrida y desorganizada que quepa para que no pueda leerse”. Sin herir suspicacias ni restar méritos, que de todo hay, la gran mayoría de las librerías y muchas editoriales han construído páginas web con la información suficiente para necesitar de cierta gestión y mantenimiento profesionalizado pero lo suficientemente insuficientes para que no resulten útiles a nadie. Y así nos van las cosas.

    Responder

  4. […] Para solucionar este problema y hacer frente a grandes corporaciones ya surgen en la Feria los rumores sobre la creación de una nueva plataforma de comercialización digital de libreros y editor…. Las experiencias pasadas han mostrado ser un auténtico fracaso, según se hacen eco diversos […]

    Responder

  5. iberlibro.com Ya existe. Tarde…

    Responder

  6. Más allá de lo que tiene que ver con los avatares económicos que está atravesando España, quería dejar mi opinión ya que pude visitarla el año pasado, en comparación con la Feria de Buenos Aires, que es donde trabajo anualmente.
    En primer lugar, tener una feria al aire libre no debería verse como algo en contra sino como una particularidad positiva. El escenario natural y la posibilidad de no estar ahogado por luces y stands es una característica diferencial.
    Y en segundo lugar, en cuanto a lo inculta que sería España… no seas tan duro. La lectura es una actividad minoritaria en todos lados. Aquí también pasa que cuando una celebridad televisiva se dispone a firmar ejemplares de su libro, junta multitudes impensadas. Es un fenómeno propio de la cultura de masas.

    Responder

  7. Antonio Castillo 04/06/2012 en 18:01

    Manuel, estoy bastante de acuerdo con tus conclusiones respecto a un posible cambio de ubicación y de estrategia de la FLM. Añadiría un comentario más: yo creo que la FLM es un milagro en sí mismo, como también lo es Sant Jordi en Barcelona. Ambos son dos fenómenos fruto de la confluencia de factores muy diversos e imprevisibles que han dado como resultado los dos hitos más exitosos en España de encuentro de editores, autores y librerías con el público lector. Sin embargo, este éxito no se repite en casi ninguna de las otras muchas ferias del libro que se celebran por toda España. Por eso creo que los milagros mejor tocarlos lo menos posible.

    Responder

  8. Fernando Valverde 04/06/2012 en 17:57

    Hola Manuel:
    Gracias por las reflexiones. No comparto nada de lo que dices con respecto a irnos a un lugar cerrado (ifema?). Esta feria tiene su gracia (que la tiene), entre otras cosas por celebrarse donde se celebra. En su ubicación radica su fortaleza, aunque también el depender del tiempo que haga es su debilidad. Si comparto en cambio tus reflexiones sobre la actual situación que vive el sector, inmerso en una tormenta digital que afecta a los modos de leer y a las formas de editar y vender libros y por otra parte metido de lleno en una crisis económica y de incertidumbre democrática que afecta a todo y a todos atenaza. Dicho esto seguro que algunas cosas de las que estos días se habla en la feria (siempre se habla de esto en la feria, y más si se vende menos) se pueden hacer para mejorarla y otras tendrán más dificultad y menos consenso.
    Sobre la sugerencia de sortear en un único bombo mi más absoluta oposición. Editores y distribuidores deben propiciar que los libreros (todos) ocupen el mejor espacio de la feria. Son los libreros el único colectivo que cede margen viniendo a la feria. Justo quienes se dedican todo el año a mediar entre libros y lectores. Por el contrario el colectivo editorial dobla, cuando menos, su margen acudiendo a esta cita anual. No voy a ser yo, porque sinceramente no lo comparto, quien defienda la no presencia de los editores en la feria, pero si les reclamo una mayor determinación a la hora de defender y reivindicar para los libreros los mejores espacios, mayores descuentos y más publicidad y promoción en las webs editoriales.
    Sobre los temas que sobrevuelan en la FLM. CEGAL trabaja en una plataforma digital que antes del verano estará diseñada y con memoria económica para poder acceder a fondos públicos. Estarás y lo estarán los editores al tanto de los pasos que se den en este sentido.
    Con respecto a unas jornadas del sector en Madrid decirte que a fecha de hoy existe el compromiso y la decisión de ponerlos en marcha. Verbalmente la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid ha sido informada y en breve celebraremos una reunión con sus responsables, una vez finalice la Feria. No hay, que yo sepa, y soy una de las dos personas que hemos pactado este encuentro (la otra es un editor de Madrid) ningún borrador para ese encuentro, que efectivamente queremos celebrar en octubre en las fechas que apuntas.
    Salud y lectura

    Responder

  9. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La FLM comenzó muy floja el primer fin de semana, nos autoengañamos pensando que el problema radicaba en que la gente no había cobrado todavía, pero ha pasado el segundo fin de semana y la atonía es un hecho incuestionable, q…..

    Responder

  10. […] Biblioteca Nacional de España. Más de 75.000 títulos digitalizados »    Feria del Libro de Madrid: se necesitan clientes « Antinomias Libro by Vázquez, 06.04.12, tweetmeme_style = 'compact';tweetmeme_url='http://valordecambio.com/2012/06/04/feria-del-libro-de-madrid-se-necesitan-clientes-antinomias-libro/';Feria del Libro de Madrid: se necesitan clientes « Antinomias Libro. […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s