Los últimos días han visto como se reunían algunos editores con libreros para hablar monográficamente de un tema que les preocupa de manera significativa a ambos. El problema es el de la venta de libros digitales a bibliotecas. Las presentaciones realizadas de algunas plataformas, como Libranda (con iBiblio) y Odilotk, han encendido las alarmas. Libreros y editores parten de una base ciertamente obvia. Con menores presupuestos para dotación de adquisiciones, y una presión glamourosa de determinadas instituciones ministeriales y autonómicas, es muy probable que la venta de libros electrónicos a precios más bajos que el papel conllevará que la venta de contenidos comience a desplazarse al digital en este canal de comercialización. Algunos editores que desean respetar el canal de distribución y que no están dispuestos a que les organicen el modelo (cada plataforma tiene ya un modelo de comercialización para editores definido) parten de la base de que cualquier modelo debe tener en cuenta la participación de las librerías.

El problema es que ninguna de las plataformas pensadas para este canal lo contempla. En algún caso, se da la circunstancia de que el origen de Libranda no era atender estos canales, sino una empresa de servicios para editores, pero al observar el volumen de mercado que había en ese canal se les debido hacer los ojos chiribitas y así tener un retorno de inversiones más corto. Aunque con la inversión realizada en iBiblio (entre subvenciones directas y préstamos públicos se han ido a 1,3 millones de euros de dinero público), al menos se podían haber planteado que la diversidad editorial determina que la toma de decisiones debe ser más horizontal. A esto se puede objetar que es una empresa con socios editores (por cierto, ¿ninguno piensa en las librerías?), pues bien lo que no van a hacer muchos editores es decir «si, bwana» a estos modelos para bibliotecas, lo lógico era consensuar antes de lanzarlo.

Estamos ante un problema. Hay muchos agentes en el mercado que quieren intervenir en el modelo de comercialización, y llegado el caso hay muchas más opciones. Estos modelos no están siendo aceptados por numerosos editores, y esta baza es la que deben jugar a corto plazo los libreros. Como se extienda un poco el que los editores se sumen a estos modelos ya pueden ir encomendándose al santo de su devoción. Si dejan pasar la oportunidad cuando quieran reaccionar será tarde. Ahora o nunca. Con todos mis respetos por el cariño que les tengo, pero Cegal usa demasiado la vaselina, en vez de abrazar farolas, deben fijar públicamente sus posiciones.

La definición de un modelo (o varios) para bibliotecas debería ser un consenso del sector, incluyendo las voces destacadas de los pequeños editores (¿por qué la CPE no se ha puesto a analizar este asunto?) y naturalmente los libreros. No olvidemos que en España son legión los libreros que han vendido y venden a bibliotecas, y además las han financiado históricamente, y que ese canal supone para ellos unos volúmenes comerciales muy elevados; y en momentos como los que atravesamos, donde las librerías están mermando en sus activos y con una presencia de público muy baja en las tiendas, el mantener la aportación de valor de las librerías a las compras de bibliotecas se me antoja fundamental. Cualquier modelo que se lance sin contar con ellas generara un conflicto de dudosa resolución, y los editores deben presionar a las plataformas para que no se cometan errores de bulto de difícil corrección posterior. Las decisiones de comercialización y distribución son estratégicas, dar marcha atrás es complicado. Pero también tácticas, una relación de comercialización es una relación de poder, y el poder hoy es el papel. O los libreros se agarran a esto o ya pueden ir rezando el rosario. Algunas plataformas de hosting puro de ficheros parece ser que quieren pasar a convertirse en librerías para este canal, aun cuando alguna de ellas no se concibió en sus orígenes para eso. Malo, malo. La inserción de las librerías con una aportación de valor en el terreno de la prescripción bibliotecaria no supone ningún incremento de costes, sino una reordenación de la cadena de márgenes. La creación de un consorcio-repositorio propio (libreros y editores) para este canal parece por tanto la opción más recomendable.

Hay tres temas importantes: el tecnológico (las bibliotecas públicas deberán tener unos interfaces determinados para el préstamo al usuario), el diseño del tipo de canal (longitud y agentes en la cadena de valor) y los diversos modelos a implementar (suscripción, pago por visión, descarga, streaming, políticas de precios, de usuario único o simultáneo, etc…), y todo este entramado requería mesas de trabajo conjuntas, no modelos impuestos desde la estratosfera.

De los modelos tecnológicos ya públicos hay dos que están ya en el mercado, se trata de Libranda (iBiblio) y Odilotk, ninguno de los cuales se plantea el problema de la librería. Es por ello que un grupo importante de editores piensan que ha llegado el momento de abordar, junto con las librerías, un modelo alternativo. Las reflexiones que este grupo se plantea van en las siguientes líneas:

  • Se parte de la base de la no aceptación de los diseños que hasta el momento se han presentado en público ¿Por qué no convencen las soluciones presentadas? De entrada, el hecho de que para adquirir libros digitales la biblioteca tenga que efectuar un desembolso es cuestionado por mucha gente. No es lo mismo una biblioteca universitaria que tiene una intranet potentísima que una pequeña biblioteca pública, las primeras tienen resuelto el problema del enlace pero no las segundas. Éstas necesitan la colocación de un interface de enlace. Es necesario instalar una plataforma personalizable a la web de la biblioteca, y es aquí donde se puede recurrir a sistemas open source y no a soluciones que aten a las bibliotecas de manera perenne y eterna a determinada plataforma de hosting.
  • Las políticas de descuentos decididas (me dicen que cada editor podrá elegir la conveniencia de seguirla o no) de un 50% de descuento en la renovación de la licencia, aquí no se habla de libro, aunque cínicamente luego se persigue el IVA superreducido, igual que el libro en papel. Cuando interesa se habla de servicio y cuando no de libro. De traca. Se olvidan aquí que las bibliotecas usan indicadores de rendimiento y uso de los libros, de manera que puede no tener sentido la renovación si el texto no se usa. Hay que buscar modelos de otro tipo.

El planteamiento en estudio es el siguiente:

  1. La búsqueda de un partner tecnológico alemán que incluye las librerías en su arquitectura.
  2. La búsqueda de una solución a partir de tecnologías open source y no dedicadas, al margen de las plataformas existentes.
  3. El diseño de numerosos modelos de uso del contenido para que la biblioteca elija el que considere más apropiado a los usos de sus usuarios.
  4. Es cierto que en los modelos de compra-descarga es fácil insertar a las librerías, y que en los modelos de pago por lectura es mucho más difícil, pero el tema es encontrar una tercera vía y/o un punto de equilibrio.
  5. Posiblemente sea necesario avanzar hacia una comercialización sin DRM con el formato estándar específico ePub.
  6. Es obvio que al editor le interesa el modelo suscripción con renovación, mientras que a la biblioteca le interesará el pago por visión-lectura. Hay que encontrar un modelo de equilibrio.
  7. ¿Qué ocurre con los pequeños editores independientes que no están en ninguna plataforma? No olvidemos que para un pequeño editor que costea ahora el pago de cada ISBN que solicita hay que añadir los fees que ahora piden algunas plataformas por entrar (barrera de entrada).
  8. La negociación con las plataformas existentes para reconfigurar el modelo.

Las decisiones no son fáciles de tomar y lo razonable es que la CPE (Comisión de Pequeños Editores de Madrid) monte de manera institucional, junto a Cegal, una comisión de trabajo que desarrolle varios modelos posibles, en este caso parece razonable pensar que habrá que apoyarse en alguno de los pocos consultores especializados en esta área. Es evidente que este tema se va a acelerar de manera importante en los próximos meses, si los informes nos señalan que ya en EEUU el 67% de las bibliotecas (unas 5400 bibliotecas) ofrecen el suministro de ebooks a sus usuarios, aquí se avanzará muy rápido en un corto espacio de tiempo. La New York Public Library ofrece ya un catalogo de más de 18.000 ebooks, aunque su catalogo en papel es de 860.000 títulos. Y aquí el tema se acelerará en breve.

Modelos hoy en estudio:

  1. Compra de un ebook. Se compra el ebook a perpetuidad para préstamo a un precio de un 100-200-300% superior a la compra de un particular para su uso privado.
  2. Compra de un ebook más licencia. Se compra un ebook a un precio igual al de un particular y se paga una licencia por cada préstamo realizado.
  3. Suscripción. El editor facilita una licencia por titulo, colección o la totalidad del catalogo a la biblioteca y se renueva anualmente. Este modelo choca inevitablemente, salvo que el precio sea tirado, con la introducción de ratios de préstamo y seguimiento de los libros por parte de los bibliotecarios, esto es lógico, buscan adecuar sus políticas de gasto a la demanda real existente de préstamo. Una oferta de producto en relación a la demanda real de préstamo que les solicitan.

Y a todo esto, ¿Cegal que dice? Pues aparentemente poco. Una declaración de intenciones por parte de Cegal se me antoja prioritaria. La idea de algunos editores de convocar una reunión general con las principales librerías de Madrid especializadas en la venta a bibliotecas parece razonable, el único problema es poder ir a esa reunión con planes más elaborados de los que hasta ahora se manejan, que son solo planes de buenas intenciones, nada más. Los brainstorming están muy bien, pero hay que reunirse con papeles por medio. La idea de montar una plataforma de hosting propia (editores y libreros) para vender a bibliotecas con diferentes modelos de venta y/o préstamos, con descarga y nube, parece apuntar en la dirección correcta. Y recurrir al dinero público para financiarla, igual que han hecho otros. El dilema es sencillo, o nos remangamos y desarrollamos un modelo (o varios) o cierto perfil de editores nos impondrá el suyo, y esto no es razonable. En España hay un par de consultores-especialistas (uno de ellos gran conocedor del desarrollo alemán de modelos en esta área, mucho más abiertos que los norteamericanos, aunque últimamente comienzan a aparecer en EE. UU. movimientos bibliotecarios en esta línea) a los que Cegal debería llamar de manera urgente para que le clarifiquen el tema, y le presenten opciones. Es mucho lo que las librerías se juegan como para dejar esto en manos de empresas de servicios propiedad de unos pocos.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

15 Comentarios

  1. […] Los últimos días han visto como se reunían algunos editores con libreros para hablar monográficamente de un tema que les preocupa de manera significativa a ambos. El problema es el de la venta …  […]

    Responder

  2. […] con gran  parte de las opiniones vertidas por Manuel Gil en su blog Antinomias Libro (Houston tenemos un problema: Librerías, editores y bibliotecas en el mercado digital) cuando dice que la definición de un modelo de venta de libros electrónicos para las bibliotecas […]

    Responder

  3. […] con gran  parte de las opiniones vertidas por Manuel Gil en su blog Antinomias Libro (Houston tenemos un problema: Librerías, editores y bibliotecas en el mercado digital) cuando dice que la definición de un modelo de venta de libros electrónicos para las bibliotecas […]

    Responder

  4. […] en parte con las opiniones vertidas por Manuel Gil en su blog Antinomias Libro (Houston tenemos un problema: Librerías, editores y bibliotecas en el mercado digital) cuando dice que la definición de un modelo de venta de libros electrónicos para las bibliotecas […]

    Responder

  5. Muchas gracias por este post, pero ….¿dónde están las bibliotecas?, ¿alguien les ha preguntado qué necesitan?, ¿saben ustedes que muchas bibliotecas estaban gestionando ebooks desde hace más de diez años, cuando ninguna editorial española se había atrevido si quiera a plantearse esta opción?.

    Mientras las editoriales, las distribuidoras, las librerías y Cegal discuten sobre el modelo más adecuado para la comercialización de ebooks para bibliotecas, intentando mantener toda la cadena de intermediarios que eleva el precio de venta del ejemplar, las bibliotecas españolas (universitarias) llevan gestionando ebooks desde hace una década en sus colecciones….libros electrónicos suministrados por editores y agregadores extranjeros, ante el nulo interés de los agentes nacionales en tomar partido en este nuevo mercado.

    La historia se repite una y otra vez, en esta ocasión, mientras que veíamos que en Estados Unidos, Inglaterra y Alemania la edición digital cobraba auge y Amazon tomaba posiciones), el editor, el distribuidor y el librero españoles preferían mirar para otro lado, y ganar tiempo para afrontar este “problema”.

    Me permito ofrecer un consejo: sería muy interesante que el sector comercial del libro en España preguntase a las bibliotecas que están haciendo y cuáles son los modelos de negocio con los que trabajan (…y prefieren) en lo que ha gestión de libros electrónicos se refiere. Todos se ahorrarían tiempo, esfuerzo, dinero y además….ofrecerían un producto en el que han contado con la opinión del cliente.

    Continúo, confíen en los agregadores, conocen a las bibliotecas y conocen a las editoriales, son un agente indispensable que nos hace la vida más fácil a todos. Muchos editores podrían entrar en este canal de forma rápida y segura confiando en ellos….(pregunten a Netbiblo)

    La pólvora, definitivamente no hay que inventarla de nuevo, no hace falta definir un nuevo estándar para el producto, solo tienen ustedes que elegir entre los existentes y ya que hablamos de estándares, por favor, tengan en cuenta modelos como SUSHI o COUNTER, para que además de vender un libro (electrónico) puedan informar a la biblioteca sobre el uso que se está haciendo de los libros que les han comprado/suscrito…seguro que también han oído hablar de los registros MARC (otro estándar), a la biblioteca le viene muy bien cuando compra un libro (un ebook en este caso).

    La última: lo mejor es informarse para diseñar un buen producto y un buen servicio (hablo de las bibliotecas claro), algunas sugerencias sobre ello: los informes periódicos de la OCLC (son realmente buenos, y gratuitos (precisamente el último es monográfico sobre este tema), las publicaciones seriadas específicas sobre el sector (las de Emerald son fantásticas con sus estudios de caso de implantación de ebooks en bibliotecas) y si resulta aburrido, quizás las cifras de inversión y gasto en ebooks de las bibliotecas universitarias españolas (Anuario Estadístico de REBIUN) sirvan para despertar el interés de los editores,distribuidores y libreros en las bibliotecas.

    Gracias!

    Javier, bibliotecario, como ya habrán supuesto ustedes.

    Responder

  6. […] Via antinomiaslibro.wordpress.com Like this:LikeBe the first to like this post. […]

    Responder

  7. […] background-position: 50% 0px; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } antinomiaslibro.wordpress.com – Today, 1:40 […]

    Responder

  8. […] background-position: 50% 0px; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } antinomiaslibro.wordpress.com – Today, 8:48 […]

    Responder

  9. […] para reconocer el traumatismo en toda su dimensión, lo ha dejado escrito con campechana claridad: libreros, editores, bibliotecarios: tenemos un problema. Internet nos ofrece a todos, incluidos a agentes que antes no formaban parte de la cadena de valor […]

    Responder

  10. […] background-color:#222223; background-repeat : repeat; } antinomiaslibro.wordpress.com – Today, 7:48 […]

    Responder

  11. La información que se da sobre OdiloTK no es correcta, nuestra Plataforma permite la adhesión de cualquier contenido electrónico independientemente del canal por el que se comercialice. OdiloTK es un modelo abierto en el que tienen cabida todos los agentes que quieran participar (Dpto. Marketing de OdiloTK )

    Responder

  12. Totalmente de acuerdo en cuanto al problema de las librerías si nos quedamos fuera de ésto, pero, el primer problema surge cuando tienes obligatoriamente que trabajar con una distribuidora como Libranda que, simplemente por trabajar con ellos te pide una cantidad de dinero que, como pequeña librería, no se siquiera si llegaría a amortizar.
    Por eso debe ser que desde grandes librerías como La Casa del Libro van intentando colocar sus lectores de archivos (me niego a llamar libro a lo que no es) en las pequeñas librerías.
    Todo esto está mal hecho desde el inicio, y terminará mal hecho, lo que no se es si terminará por arruinarnos a nosotros o a ellos.

    Responder

  13. […] Librerías, editores y bibliotecas en el mercado digital: Houston tenemos un problema « Antinomias …. […]

    Responder

  14. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Los últimos días han visto como se reunían algunos editores con libreros para hablar monográficamente de un tema que les preocupa de manera significativa a ambos. El problema es el de la venta de libros digitales a biblioteca…..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s