Mensajes como los siguientes se reciben casi a diario en todas las editoriales con página web a través de los emails de info, comercial, editorial… o cualquier otro. Obviamente, están cambiados los nombres de las personas y los blogs, pero no las incorrecciones gramaticales y ortográficas…

Buenas tardes, mi nombre es Teresa, soy española y escribo un blog literario. Vuestra editorial me interesa mucho porque reseño libros del género que hay en vuestro catálogo y de hecho, tengo muchos de ellos. Me gustaría saber si hay alguna manera de que me enviéis algún ejemplar y así poder reseñarlo. O a quién puedo dirigirme para informarme. Muchas gracias por vuestra atención.

Hola, Quisiera hacerles una propuesta como la que hace mucha gente que tiene un Blog que propaga los libros por la red. Yo tengo también un Blog que es el siguiente enlace: http://aaaaaaaaaaaa.blogspot.com/ El asunto es que la editorial manda a los administradores del Blog ejemplares de sus novedades para que los lean y que opinen sobre ellos en su blog, después os enviaría la reseña. Me gustaría que me dierais una oportunidad. Quisiera colaborar con vosotros. Muchas gracias por vuestro tiempo, Borja Mari.

Buenos días, Soy Julia, dirijo el blog http://bbbbvvvvv.blogspot.com, en el que hablo sobre literatura, y reseño los libros que me voy leyendo animando así a mis seguidores a que se los compren y los lean. Me gustaría saber si estarían interesados en colaborar conmigo y mi blog, y enviarme algún libro para leerlo, reseñarlo y publicitarlo por el blog. Soy consciente de que e-mail de este tipo recibirán una gran cantidad todos los días, pero les agradecería muchísimo que me tuvieran en consideración. Así mismo, les agradecería que se pusieran en contacto conmigo lo antes posible y me dieran una respuesta, sea cual sea su decisión. Gracias por su atención y disculpe las molestias. Un saludo, Julia.

Buenos días, Me llamo Marina y llevo un blog de reseña de libros y cómics desde hace casi un año. El blog es http://aaaaaa.blogspot.com, en el que escribo bajo el seudónimo de Nadine, hace poco llegué a los 100 seguidores (ahora ya van 106) y me gustaría poder ofrecer un sorteo a todos los lectores que tiene el blog. Por eso me dirijo a ustedes. Sé que hay muchas editoriales que colaboran con blogs a cambio de un poco de publicidad… y a eso me comprometería, a poner un banner con enlace a la página a su editorial en el sidebar de mi blog. Lo que pido a cambio es algún libro que cedan para poder sortear entre esos 106 seguidores que, poco a poco, van creciendo. No me interesa demasiado la colaboración realizando reseñas, porque no quiero recibir libros que no me interesan ni no poder hacer reseñas negativas. Si este no fuera el caso, también podríamos negociar ese tipo de colaboración, aunque ahora, lo que me interesa, es poder hacer un sorteo. También me gustaría pedirles, esto ya a título personal, como coleccionista de marcapáginas (o \”puntos de libro\”), que si tuvieran la amabilidad de enviarme alguno, les estaría muy agradecida. Les dejo mi dirección postal. Muchas gracias de antemano y perdón por las molestias. Un cordial saludo.

Buenos días, Me llamo Jessica y soy la administradora del blog http://bbbbb.blogspot.com; pueden acceder al mismo en el link de abajo. Mi blog se dedica a la literatura y, a pesar de que nos centramos sobre todo en la juvenil, nos dedicamos en ocasiones a otros géneros más adultos. El motivo del mail es, como puse en el asunto, una petición u oferta de colaboración con nuestro blog a través del envío de información sobre vuestro catálogo, sin preferencia alguna sobre género literario. Nos interesa enormemente esta colaboración ya que su editorial bien se merece ser tenida en cuenta. Esperamos su respuesta. Un cordial saludo.

¿Qué puede hacer una editorial ante esta avalancha? ¿Qué política seguir?

Desde de mi punto de vista lo primero es entrar en los blogs y ver las reseñas que ya tengan colgadas, ver la calidad que pudiesen tener la interpretación de las obras que comenten e intentar hacerse una idea del posible tráfico que estos blogs puedan tener, no se puede esperar unas reseñas de libros de altísimo nivel, es gente joven que desconoce en numerosos casos los códigos y cánones de la crítica de libros profesional, luego hay que ser ciertamente indulgentes con demasiadas cosas, en muchos casos hasta con faltas de ortografía incluidas…

Y ahora la pregunta del millón de dólares: ¿Es esta la nueva prescripción del libro? ¿Debe la editorial enviar libros a tutiplén a todo aquel que envíe un email y tenga un blog? Algunos editores de libros juveniles me señalan que si prescriben y que tienen como política el envío indiscriminado a todo el que lo solicita. ¿No estamos ante el «comando Torrente» metidos a críticos literarios sin denominación de origen? ¿Debe el editor entender que la crítica y la prescripción de sus libros pasa por aquí? No se trata de ponerse estupendos y fijar cánones academicistas y de élites, pero a mí esto me genera muchas dudas… ¿Qué opináis?

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

14 Comentarios

  1. […] A veces, los blogueros comentan libros con los que se han topado o comprado. En otras ocasiones, piden un ejemplar a las editoriales para la crítica, así que estas, a menudo, se encuentran con innumerables peticiones. […]

    Responder

  2. […] Gracias a Martín Gómez que mencionó en Twitter este post de Manuel Gil en Antinomias Libro: Nadie lee, pero todo el mundo es escritor, y crítico: ¿se desplaza la prescripción del libro? ¡Os recomiendo su […]

    Responder

  3. Hola, muy interesante el artículo. Sin embargo aunque habrá bloggeras más interesadas en recibir novelas gratis que en hacer una reseña adecuada y justa, debo decir que también hay bloggeras serias, que se quejan de que son las autoras las que se enojan, y hasta las injurian o amenazan por meil por escribir reseñas negativas de sus libros. En qué mundo estamos? No existe libertad de opinión? Si es una reseña debe ser seria, con criterios por supuesto, pero es solo una opinión, lo valioso es comparar.
    Las editoriales siempre consiguen buenas reseñas de sus autoras extranjeras, sin embargo en algunas páginas web las chicas que leen romántica por ejemplo y reseñan son muy sinceras. Y si regalan rosas es porque lo merecen, y si no dicen que el libro se les hizo denso, que luego de leer el argumento pensaron que era otra cosa…
    Es tan personal reseñar, y un asunto tan delicado, y ante todo hay que ser muy respetuoso si deseas comentar un libro. Porque no todos son lectores críticos literarios ni escritores, eso es mentira. Y que cualquiera escribe un libro pues es una mentira mayúscula!!

    Responder

  4. Hola Manuel,

    gracias Martín Gómez he llegado a este post (¡que no sé cómo no lo he visto antes!) y viene bien a cuenta de un post que escribí ayer en mi blog, sobre “la mecánica” que acabo de descubrir sobre las reseñas de libros: http://www.marianaeguaras.com/2012/08/indagaciones-sobre-resenas-de-libros.html

    La cantidad de personas que pide libros es increíble, y a mí me ha dado repelús la desfachatez con la que algunos lo hace. Me da la sensación que es más para tener el ejemplar que para trabajar con él o reseñarlo.

    Mucho más que los demás comentarios no puedo agregar, porque son fabulosos, completísimos, variados y abarcan un enorme espectro de este mundillo editorial/periodístico.

    ¡Un saludo y feliz verano!

    Responder

  5. María Moreno 18/05/2011 en 16:14

    Suscribo los comentarios de sinerrata y de David Soler.

    E introduzco un matiz: no es lo mismo prescripción que crítica literaria. Hay prescriptores de libros que lo son sin hacer crítica y hay críticos literarios que no consiguen prescribir ni a tiros. ¿Quién nos convence más a la hora de decidirnos por un título? ¿Y cómo debe hablarnos? Dependerá del tipo de libro en el que estemos pensando y de la clase de lector que seamos.

    Eso es lo que debemos distinguir las editoriales: saber qué libro vendemos y quién es capaz de moverlo mejor: el que hace crítica literaria o el que dice “me gusta mucho como la trucha al trucho” (lo cual, a veces, prescribe). ¡Ah! A ambos los podemos encontrar en los medios tradicionales y en los nuevos blogs…

    Responder

  6. Querido maestro,

    Conversando en red una vez más con usted. En su entrada ha parodiado cinco casos que cualquiera de nosotros puede reconocer como plausibles como preámbulo para una serie de cuestiones –nada baladís–. Por lo mismo abonaré el terreno para mis argumentos con dos preguntas…

    1. ¿Es de rigor que por ser parte de la conversación en red alrededor del sector del libro y los cambios a los que se enfrenta recibamos en la oficina una cantidad desorbitada de libros de editoriales que no hemos solicitado y normalmente de temas que no nos interesan –que gentilmente repartimos entre conocidos?

    2. ¿Es de rigor que cada día reciba en mi cuenta de correo al menos una decena de correos spam de editoriales informándome que no me puedo perder su novedad y que gustosamente me enviarán un ejemplar para que lo reseñemos?

    Es cierto que en alguna ocasión desde la revista Tökland hemos entrado en contacto con alguna editorial por interés en reseñar o comentar un libro en concreto relacionado con nuestros temas, pero nunca hemos pedido que nos manden el libro a casa: nos bastaba con un PDF. Hay que decir que normal y amablemente, nos han proporcionado libros pero en papel (jamás en PDF… por la piratería, ya sabe).

    Lo que usted comenta es cierto: se trata de una tendencia que ha ido creciendo en estos años en la medida que los nuevos medios se han popularizado. Es cierto, cualquiera con un blog y gusto por la lectura se siente reseñista cuando no crítico y se lanza al ruedo con diferente fortuna. Del mismo modo que cualquiera con un procesador de textos va hoy de escritor o de periodista cultural; del mismo modo que cualquiera que haya leído un poco y disponga de alguna version no muy desfasada de Indesing, se siente editor digital. Cuando hablamos de economía de abundancia no solo nos estamos refiriendo a la vertiginosa carera editorial por situar títulos en el mercado: todo el sector anda pasado de rosca (girando loco).

    Yo recibo en mi domicilio una veintena de cartas en papel mensuales relacionadas con cuestiones gráficas pero también con un sin fin de temas que me traen al pairo: de cuando éramos una Sociedad Civil Privada y con la sede en mi casa: nuestros datos quedaron en alguna base y, aunque aquella empresa ya no existe, seguimos recibiendo impactos publicitarios no solicitados que cívicamente deposito en la papelera de reciclaje de la Plaza Mayor (pero que alguien ha impreso, manipulado, distribuido, buzoneado, etc).

    ¿A cuantos agentes del sector usted no ha escuchado alguna vez decir algo tipo “tengo una base de datos de 15.000 direcciones” como si se tratara de un concurso de virilidad…? ¿Cuantos agentes del sector no llaman bases de datos a registros de correos? ¿Cuántos agentes del sector no plantean todo su márketing online en el envio masivo de mails… caiga quien caiga?

    Todo tiene que ser repensado maestro. Y todas las desviaciones, revisadas… Pero con el mimo de que en el replanteamiento no se cuelen prejuicios: ni desde el tecnocentrismo hacia el sector del libro, ni desde el sector del libro al tecnoverso.

    Nosotros pensamos que con tener más o menos en cuenta estos 10 puntos se puede diseminar correctamente corpus de contenidos (bienes, productos y servicios editoriales). Nota: no aplicar a rajatabla a la venta de libros…

    1) Definir recursos para acción de diseminación.

    2) Detectar ámbitos dónde existan más posibilidades de obtener buenos resultados.

    3) Segmentar adecuadamente la oferta y las audiencias a las que va dirigida.

    4) Generar una constelación “comunicaciones en red” con sentido (interrelacionadas, interconectadas, etc.) desde un repositorio digital nodal.

    4) Localizar los órganos de expresión en red relevantes: espacios, sitios, páginas, medias, personas, empresas, organizaciones…

    5) Desarrollar mecanismos (acciones de comunicación, etc.) para llegar a esos públicos (a ser posible de forma amable). No basta trabajar sobre el valor conceptual de la oferta (marketing agresivo de producto).

    6) “Conversar en red” aportando valor: emisión y recepción de información (de calidad) y detectar los frenos al consumo (fundamental).

    7) Gestionar adecuadamente el retorno de las acciones anteriores (y sí, medirlo en dinero).

    8) Permanecer atento a la calidad de la experiencia de usuario, quienes finalmente nos ayudarán a mejorar los procesos, productos, servicios.

    9) Estimular la recomendación entre pares (integración de los públicos satisfechos a nuevas rondas de diseminación: boca oreja).

    8) Y así sucesivamente.

    Abrazos.

    Responder

    1. Misterios del código fuente: los puntos octavo y décimo se han convertido en felices inconitos…

      Responder

  7. Lo mío debe de ser un caso raro, porque a veces me llegan libros, sin más, sin haberlos pedido, y a veces los leo, a veces no, y en cualquier caso nunca los he llegado a reseñar (más por falta de tiempo que por otra cosa, a fin de cuentas, yo no pedí el libro).

    Por otro lado, las críticas del Babelia siempre me han aburrido mucho, porque pocas veces me queda claro si al crítico le ha gustado/emocionado un libro o no (sí me queda claro que el crítico sabe muuuchas palabras y conoce perfectamente el contexto de la obra, pero eso a mí como lectora no me ayuda mucho). Así que para mi revista, cuando una persona cualquiera se ofrece a escribir sobre el último libro que le ha emocionado, lo recibo con los brazos abiertos, porque sé que es una crítica que interesa a mi lector.

    Como pequeño ejemplo, un día compré un libro llamado “Los cuidados de Julia” (de casualidad, paseando por una librería) y me gustó tantísimo que escribí en caliente un post (no lo llamaría ni reseña) sobre él, envié un sms a un amigo y él al día siguiente escribió otro post precioso. Bueno, pues me consta, tanto por los comentarios, como por los mails que me llegaron después para agradecer la recomendación, que al día siguiente, después de leer mi post y el de mi amigo, 5 personas se compraron el libro, y que en una semana ya eran 15 las que lo habían hecho… Yo no buscaba prescribir, ni la editorial me pagaba por ello, pero esos son los datos (y más que gente que luego compró el libro para regalar…). Y la verdad, sube mucho la moral saber que has movido a 5 personas a salir de su casa, entrar en una librería y preguntar por un pequeño libro que se lee en una hora…

    Responder

  8. Me repetiré con lo que dicen todos y respondiendo a tu pregunta, sí, esto es lo que hay y lo que viene. La gente quiere que le recomiende otra gente… son los nuevos críticos literarios pero que conviven con los de siempre. Y esto que pasa ahora en el sector editorial hace rato que viene pasando en otros sectores, donde son las marcas las que buscan a los blogueros para que hablen de sus productos.
    Eso sí, tienes que definir el número de blogs que pueden “asumir” y los que valen la pena o se ajustan a tu target. Pero son tan imprescindibles como las redes.

    Responder

  9. Querido Manuel,
    Se van a cumplir cuatro meses de vida de El Polemista http://elpolemista.blogspot.com . De momento no puedo quejarme, la respuesta de las editoriales ha sido espectacular y no he parado de recibir libros aunque muchos de ellos no son susceptibles de crítica al no ajustarse a los temas que toco en el blog. Aun así tengo claro que con más de 4500 visitas y los comentarios generados (tanto privados como en el blog) una editorial no debería prescindir de la colaboración con el “lector activo” siendo el coste de la misma tan bajo. La difusión además se ve apoyada por el hecho de que el bloguero solo puede leer lo que le interesa, y esto normalmente va en beneficio del libro comentado. Puedo asegurar que un blog es caro y lleva mucho tiempo, y normalmente es a favor de los temas que trata. Las editoriales deberían premiarlo.

    Responder

  10. Me temo que no estoy del todo conforme con tus comentarios. Si bien es cierto que existen muchos lectores por la red con ánimo de mostrar sus impresiones sobre un libro a cambio de “algo” (llámale fama, dinero, libros…)

    También hay otros que disfrutan realmente de un libro y quieren recomendarlo, compartir sus impresiones o sensaciones con otros lectores y/o usuarios, sin nada a cambio.
    Yo soy uno de esos bloggers que escribe sobre los libros que lee. Los que me gustan y los que no.
    No, no cobro por ello. No tengo muchos seguidores. Y la verdad, me da igual tenerlos que no. Porque lo hago porque me gusta y disfruto con ello. Por lo que, por si alguno lo ha pensado, no voy a dejar el nombre del blog.

    No me encuentro en la categoría de escritor, ni en la de crítico literario. Pero, ¿qué es un escritor? ¿Alguien que escribe?
    Personalmente, creo que un escritor no sólo es aquél al que han publicado un libro. Es aquella persona que sabe expresarse a través de las palabras y sabe transmitir. Hay personas que tienen un don especial para ello. Otras tienen miles de ideas originales y, con internet, la posibilidad de hacerlas posibles. Sinceramente, me siento afortunada de tener la oportunidad de leer y poderlo compartir a través de la red.
    El lector tiene la última palabra y podrá decidir si le merece la pena leerlo o no.

    Responder

  11. Querido Manuel:

    A esa pregunta sólo encuentro una respuesta: ¿Compensa?. Creo que no hay que ir más allá. Esto es un negocio y, una vez más, son numeros.
    Pongámonos que este canal será referente a la hora de que un lector opte por comprar un libro u otro. Estamos en las mismas que ahora. Los editores de primera división escogerán los bloggs con mayor número de entradas y los editores de tercera división no podrán escoger y harán lo que sea para promocionar su libro. Como ahora.

    No sé Manuel. ¿Habrán pensado los blogueros que escriben para que les envíe un libro el editor que es mejor hacer lo contrario? Me explico:

    BLOGUERO: Buenas tardes soy el bloguero Guero. Mi Blog es el siguiente:www.asdfghkdsf. Me acabo de comprar un libro de la editorial Topete que me ha costado 18€. Voy a escribir una crítica en mi blog hacia el libro que jamás nadie comprará a ese autor mientras le tengan en su editorial. Me da 20€ amortizo el libro y saco dos euros. O mejor…dígame usted a qué editorial quiere que putee.

    SUPEREDITORIAL SUPERFORRADA: Ok.

    En fin Manuel que sean los números los que digan qué hay que hacer o que siga la guerra.

    Un abrazo
    Eduardo

    Responder

  12. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Mensajes como los siguientes se reciben casi a diario en todas las editoriales con página web a través de los emails de info, comercial, editorial… o cualquier otro. Obviamente, están cambiados los nombres de las personas y l…..

    Responder

  13. Desde siempre los mejores aliados de las editoriales y los libros han sido esos cientos, o mejor aún, miles de lectores que, tras una buena experiencia de lectura, la recomendaban a sus amigos y familiares. Son ellos, junto con los libreros, y no los críticos tan formados, cultísimos e intelectuales, los que hacen que un libro se convierta en un éxito de ventas, así que si ahora han tomado la red y además pueden dirigirse a una audiencia mucho más grande, nosotros decimos que bienvenidos sean. Eso no quiere decir que creamos que las editoriales estén obligadas a atender y servir cada petición que les llega, porque llegará un punto en el que esto sea prácticamente inviable, pero sí, como ya se apunta en la entrada, al menos investigar el blog en cuestión, su tráfico y el tipo de críticas/recomendaciones que se hacen y ponerse en contacto con los que más interesen.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s