La reciente venta escalonada –en 5 años el grupo italiano tendrá el 99% de las acciones de la editorial española- de Anagrama al grupo Feltrinelli [editorial fundada por Giangiacomo Feltrinelli, activista del grupo de extrema izquierda denominado «Gruppi de Azione Partigiana» –GAP-, fallecido en 1972 en circunstancias extrañas, y hoy en día el grupo editorial y librero (103 librerías) independiente quizá más importante del mundo, ahora gestionado por su viuda (Inge) e hijo (Carlo Feltrinelli), y muy comprometido con causas sociales y solidarias] es una noticia sobre la que parece necesario realizar algunas reflexiones.

Una cuestión que me ha llamado poderosamente la atención es el haber visto en la prensa comentarios maliciosos sobre el hecho de vender la editorial paradigma de la edición independiente a un grupo extranjero, argumento tosco y paleto en la era de la globalización. ¿Olvidamos que el grupo Anaya pertenece a Hachette o que Planeta compró Editis en Francia? Esta línea argumental es de una debilidad que asusta y hace parecer a los que lo plantean una cuadrilla de indigentes intelectuales.

Anagrama sale fortalecida por caer en unas manos que suponen su continuidad en el tiempo como editorial crítica y espacio de reflexión del pensamiento europeo y mundial. Herralde, fino como siempre, ha optado por una vía que entiendo que asegura una continuidad de línea editorial y de proyecto más allá de la propia vida de su creador.

¿Y que gana Feltrinelli? Este es un grupo librero y editor en expansión. Su cuota de mercado en Italia está en torno al 30% y su volumen de negocio sobrepasa los 300 millones de euros. El grupo, trasplantado al mercado español, se situaría entre los 5 primeros de nuestro mercado, luego no hablamos de una pequeñez sino de un autentico gigante. Y por lo que me cuentan amigos libreros italianos, excelentemente bien gestionado. De mucha gente es conocido su interés es trasplantar su diseño de librerías a otros países, parece ser que en un par de ocasiones se han interesado vivamente por la adquisición de una gran cadena de librerías españolas, pero las negociaciones no han debido prosperar.

Feltrinelli es un grupo que probablemente ha tocado techo en el mercado italiano y cuya franquicia de librerías es una propuesta de valor fantástica totalmente exportable a otros mercados. Venden libros, revistas, música, videojuegos, películas, gadgets, etc…, es imprescindible recordar aquí que cuando FNAC intento un plan de expansión duro en Italia el contraataque de Feltrinelli lanzando sus megastores les hizo recular, hasta el punto de que se habla de un posible abandono de FNAC del mercado italiano. Feltrinelli es además un grupo especialmente cuidadoso de la edición independiente, tienen a gala señalar que venden libros de 14.000 editores, lo que les lleva a decir que son un garante de la bibliodiversidad, hecho éste que corrobora hasta su competencia.

Anagrama es una marca top en el mercado español y latinoamericano, que es por donde pueden ir los tiros a medio plazo. ¿Resulta descabellado pensar en una cadena de librerías en América Latina y en España bajo el sello Anagrama-Feltrinelli? Ni mucho menos. Mientras la editorial española es un símbolo de coherencia y calidad en toda Hispanoamérica, Feltrinelli allí es un completo desconocido, y aquí las sinergias pueden ser el punto neurálgico del acuerdo. Si una cadena de librerías de calidad sería imprescindible en América Latina aquí no es menos importante, pues dinamizaría enormemente el sector, ahora en horas más que bajas. Una última reflexión, ¿no sería conveniente una cadena de librerías que cuidara con esmero de la edición independiente? Esto último no sólo es necesario, es absolutamente imprescindible.

Es también razonable pensar en que el editor catalán haya tenido presiones de grupos españoles que le han debido tantear para conocer sus planes de futuro, pues bien, una decisión como esta les ha podido dejar ciertamente confusos, pero no debemos olvidar que entre las muchas cosas que ambas empresas comparten se encuentra un planteamiento ideológico muy similar. Comprendo y aplaudo que el acuerdo se cerrara con una copa de champan en el hotel Majestic de Barcelona. Sin ninguna duda, enhorabuena y que sea para bien.

Anuncios

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Dirección Comercial y Marketing por el IE Business School. En la actualidad soy Director de la Feria del Libro Madrid. Mi trayectoria y experiencia profesional se ha desarrollado en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Grupo Marcial Pons, Ediciones Siruela, OdiloTID–, asiduo visitante de todas las Ferias del libro de Latinoamérica, desempeño también numerosas actividades docentes en España y América.

7 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No hay resumen disponible para esta anotación…

    Responder

  2. Feltrinelli un 30% de cuota de mercado en Italia? Editorialmente su cuota de mercado es inferior al 5%!!

    Responder

    1. Efectivamente Claudio llevas toda la razón respecto a su cuota de mercado como editorial, la cuota del 30% creo recordar que es sobre el mercado de librerías, pese a que no son la mayor cadena de librerías, el ultimo informe que he leido del ICEX señalaba que a 2008, la cadena Mondadori tenía 390 librerías, Giunti al Punto 152 y Feltrinelli 97. En cualquier caso acabo de pedir el “Raconto sul stato dell´editoria in Italia 2010” y lo comprobaré.

      Por cierto Javier fijate que en Italia ya ha salido publicdo el informe 2010 de comercio del libro, aquí tenemos que esperar hasta octubre. Un abrazo a todos y gracias por vuestros comentarios.

      Responder

      1. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, pero me gustaría precisar algunas cosas. Libranda no es Amazon, ni la Casa del Libro, y aqui la plataforma tiene un problema de explicación acerca de su posicionamieno. Es una empresa de servicios (que opera como un distribuidor tradicional) de hosting y custodia de ficheros en formato ePub para ser distribuidos a las librerías que venden libros electrónicos, y en este servicio es intrascendente que el editor sea grande o pequeño, tiene una enorme flexibilidad a la hora de decidir el editor que quiere que Libranda haga por él, de que se ocupan, que quieres controlar tú y que quieres que Libranda ejecute y decida por tí. Su comisión es del 45%, de este margen comisiona con un 30% a las librerías. Libranda fue juzgada demasiado precipidamente en el momento de su nacimiento pero es evidentemente que mejora mes a mes.

        Otro tema a matizar. La situación que vive el sector (su insostenibilidad) no tiene nada que ver con la pirateria ni con la irrupción (emergencia) del libro digital, es esencialmente por un modelo que para sostenerse necesita de una producción continua en la que no se encuentran las curvas de oferta y demanda. La crisis esta llevando a que las implantaciones grandes se hagan en regimen de depósito (consignación) y esto tiene dos efectos importantes: el primero es que se rompe el perverso cirtcuito financiero de financiación de la edición a partir de las compras de las librerías (que financian al editor), y el segundo es que obliga a recortar drasticamente los planes de edición de las editoriales, si quieren publicar el mismo numero de titulos deberán ir inmediatamente a ediciones de tiro corto (100-200-300 ejemplares), pues el apalancamiento financiero que provenía de endosar miles de librerías se esta viniendo abajo. Personalmente esta situación de “destrucción creativa” es enormemente positiva.
        El tema de la necesidad también hay que matizarlo. Para el grueso del mercado (los baby boomers) la necesidad de pasarse a leer abiertamente en digital no tiene la relevancia que va a tener para las nuevas generaciones, de aquí que lo que yo deduzco es que no hay una prisa inmediata de volcar todo inmeditamente a digital, que el ritmo de implantación del digital en las editoriales debe ir elevandose poco a poco hasta alcanzar una velocidad de crucero sostenible. En este sentido cobra fuerza e importancia estratégica el concepto de “redes de valor” (comunidades de valor entre usuarios, istemas compatidos, papel del usuario como cocreador de valor, etc).
        Por ultimo, los editores inependientes deben ser más proactivos en la estructuración del mercado, y es lógico y razonable el promover el surgimiento de librerias y plataformas especializadas, pero esto es independiente de en que lugar estan físicamente los ficheros, es por ello que considero que Libranda, hoy por hoy, no es una mala opción para ningún editor, sea grande o pequeño, pues se está ante un proceso de aprendizaje sobre la mutación digital, otro problema es que una vez estas en Libranda el editor tiene la opción de hablar con librerías concretas para ver que marketing hacen de sus fondo y de como lo dotan de visibilidad.
        En resumen, Libranda son servicios, no vende, no es Amazon, no es una librería, es un mediador y agregador ahora mismo necesario, al menos así lo creo yo. Y muchas dudas que los editores tenían al entrar se han ido despejando. Con la información que LIbranda ofrece a sus editores (casi 100 ya) se puede comenzar a deducir muchas cosas acerca de cómo esta evolucionando el mercado y que papel debe asumir directamente el edior.
        Un fuerte abrazo a todos y muchas gracias por vuestras aportaciones.

        Responder

  3. […] This post was mentioned on Twitter by Francisco G.Táboas, Fco. Javier Jiménez. Fco. Javier Jiménez said: La llegada de Feltrinelli a España ¿podría interpretarse como una oportunidad para la edición independiente de calidad? http://bit.ly/ggGVvD […]

    Responder

  4. Sin duda no puedo estar más de acuerdo Manuel. Por mi parte me parece una gran acción de Herralde pues tenía sincero miedo de ver caer nuestro mejor ejemplo de edición independiente en las manos de algún grupo.
    Una pregunta que yo me hago, ¿de verdad va a cambiar Feltrinelli los modelos españoles de distribución?, ¿tanto poder puede tener para ello?
    Estoy deseando tener una Feltrinelloi por Granada

    Responder

  5. Interesante y agudo tu punto de vista, Manuel. El mundo del libro en España no se caracteriza precisamente por su afición a la reflexión y al análisis, menos a realizar proyecciones de futuro con alguna coherencia, algo que ha quedado en manos de algunos gurús que, con buena voluntad, intentan hacer luz en un sector que parece no querer salir de las cavernas de la autarquía y de los laberintos funcionariales de la subvención. No hay duda de que Herralde morirá con las botas puestas, y que su decisión es sin lugar a dudas un nuevo acierto; los comentarios al respecto han rayado la indigencia intelectual y la envidia más supina. Respecto a las intenciones / intereses de Feltrinelli, no he visto comentario alguno de nadie. Tu entrada de hoy, al hilo del espíritu reflexivo que te caracteriza, enfoca de manera meridiana el “affaire Feltrinelli”. Si libreros y editores no se paran a pensar qué significa realmente la llegada de Feltrinelli a España es que viven en los mundos de Yupi. Enhorabuena!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s