Plan de rescate urgente : ¿de librerías o de todo el sector?

Plan_rescate

Hace un par de días entré en una librería de barrio a comprar el libro de Podemos, Conversaciones con Pablo Iglesias, editorial Turpial. Al verlo en el escaparate me lancé a comprarlo. La chica que atendía en la tienda resultó ser una antigua alumna mía, por lo que me entretuve conversando un ratito con ella. Eran las 19:45 de la tarde. La chica me confesó que era el segundo libro que vendía en toda la tarde. Leer más de esta entrada

La Feria alcanzó su ecuador

Logo1

He dejado pasar la mitad de la feria del Libro de Madrid para hacer algunos comentarios que considero interesantes, o al menos susceptibles de reflexión. El primer fin de semana fue bueno en ventas a nivel general. Con los datos que me suministraron varias casetas del primer fin de semana me fui a mi histórico de ventas y lo primero que observe fue lo siguiente. Leer más de esta entrada

¿Ha tocado fondo la Galaxia Gutenberg?

desplome

Hace unas semanas mantuve una larga conversación con un ejecutivo de un grupo editorial grande, el chico se teme en cualquier momento un reajuste de plantilla en su grupo, es una persona a la que tengo en gran estima por su profesionalidad y cuyo nivel de información sobre el sector, tanto en España como fuera, es enorme. Obviamente maneja información no sólo de paneles e informes privados, sino también de los canales de distribución de manera directa. Le pregunté por su previsión de cierre de 2013, y para mi sorpresa, pues algunas de mis fuentes me hablaron a finales de diciembre de una caída del 10%, me la elevó al 13%. Alguien puede decir que tres puntitos son poca cosa, pero en los volúmenes tan raquíticos que se manejan ahora en comercio interior tres puntos son más de 100.000 euros. Otra pregunta que le plantee era buscar hasta donde había retrocedido el sector, y en esto fue concluyente: el sector tiene hoy el mismo volumen comercial que el que tenía en 1995. Finalmente le pregunté su opinión acerca de si la crisis había sido especialmente dura con empresas grandes mucho más que con las pequeñas. Efectivamente me lo confirmo. Leer más de esta entrada

¿Hemos tocado fondo?

sin_fondo

La semana pasada tuvo lugar una reunión en Madrid de varios editores para analizar la situación. Los datos de 2013 estaban siendo malos, muy malos, y las liquidaciones desde la feria del libro para acá han sido paupérrimas, hasta el puno de que algún editor comentó que había vendido más «digital» que papel en agosto (en dinero). Surgieron así dos temas que mueven a reflexión. Leer más de esta entrada

Sobre la cifra de venta de descargas digitales en España

muestra_los_datos

Al cierre de 2012 emprendí una cruzada para intentar obtener una cifra razonable y sensata de la venta de descargas digitales en España. No una cifra global como la que se suele dar, donde se mete todo el espectro digital, bases de datos, consulta online a legislación jurídica, dvd, cdrom, etcétera… Necesitaba saber la totalidad del mercado de las descargas. Al cierre de 2012 el catálogo de Libranda tenía 13.000 títulos y Amazon unos 50.000. Cada editor que vendía digital tenía sus propias liquidaciones, es decir, su cifra particular, pero hacerse una idea global era manifiestamente imposible. Leer más de esta entrada

El claroscuro americano

SONY DSC

¿Es casual que en México, Argentina, Colombia, Perú, Venezuela y Estados Unidos se venda hoy (datos a 2011) menos que en el año 2000? Pues no, no es una casualidad. Precisamente coincidiendo con la década dorada del crecimiento de América Latina. Alguien podría argumentar la enorme implantación de filiales españolas en ese continente, la apreciación del euro frente al dólar, todo es verdad, pero es un dato, no explica la globalidad del problema. Es cierto que al día de hoy hay más de cien filiales de editoriales españolas en América Latina. Para aquellos interesados en la historia de la internacionalización de la industria editorial recomiendo un documento muy interesante de la Revista ICE colgado en Internet (me imagino que la descarga es legal, no querría ser acusado de pirata): «Editoriales españolas en América Latina», de María Fernández Moya. Leer más de esta entrada

Cuando las cifras salen de una güija

balanza

En estas últimas semanas se han sucedido numerosas declaraciones de gente de la edición a propósito de la «piratería», en las mismas han ido ofreciendo unas cifras absolutamente esotéricas. Veamos un ejemplo:

Estas prácticas de descargas ilegales de libros llevan a que el sector haya dejado de ingresar unos 250 millones de euros, es decir entre un 13% y 15% de los 2.900 millones de facturación. Según Javier Cortés, es una situación muy problemática, especialmente para los creadores y los pequeños autores que no podrían vivir sin una remuneración justa por su obra.

De ellos, solo el 32% reconoce pagar por las descargas, mientras que hace un año esa cifra era del 36,9%. Lo que significa que el 68% baja o descarga gratuitamente los libros. Leer más de esta entrada

Se acabó el pastel, sálvese el que pueda

Cuando arrancó la feria me aposté una cena con un amigo editor que la feria marcaría un ciclo de consumo al alza. Cinco meses de ventas paupérrimas me hacían confiar en ese repunte. He perdido la apuesta. Hemos cerrado la Feria 2012 con un fin de semana razonablemente malo (en ventas), hemos tenido increíblemente una feria sin lluvia pero ni aun así la cosa ha salido bien.

El resultado final es malo, muy malo, las ventas de este fin de semana no han paliado la caída, en este sentido mi muestreo acientífico (con casetas de amigos en diferentes ubicaciones feriales) muestra una horquilla de caídas en torno al 30%, ahí es nada. Los resultados de la feria son un síntoma, no la causa, de una situación muy complicada del sector del libro en España. La verdad es que la situación la comienzo a observar como desesperada. Si la situación de las librerías es complicada, la de las distribuidoras pésima y la de las editoriales crítica. El pinchazo del enorme activo circulante que permitía la financiación de la inmensa sobreproducción editorial a partir de los libreros se ha acabado. Las librerías han agotado sus activos, la distribución no entra en una vía de reconversión y las editoriales tienen ya serios problemas de tensiones de tesorería. Si a todo esto se añade la opacidad y la ingobernabilidad del sector, nos encontramos con un cuadro ciertamente preocupante. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 267 seguidores