La transición de las Revistas Culturales

ARCE

Hablar del enorme retroceso que toda la cultura ha experimentado en estos últimos cinco años, el libro, las artes escénicas, el cine, el teatro, las bibliotecas, las revistas culturales, etc., es quedarse corto, muy corto. En estos años de crisis se ha liquidado literalmente la cultura en España. El desmantelamiento del sistema de apoyos públicos a la cultura ha abandonado a su suerte a toda la industria, que ha experimentado un retroceso sin precedentes en nuestro país. Es obvio que la cultura aquí no se considera un servicio público esencial. De hecho, en estos últimos tiempos han aparecido algunos informes muy interesantes sobre el deterioro de las industrias culturales. Se puede ver la página de la Fundación Alternativas para corroborar lo que digo y descargar algunos informes ciertamente interesantes. Leer más de esta entrada

Nuevos servicios del «Espacio ARCE»

ARCE

ARCE es la Asociación de Revistas Culturales de España, lleva tiempo luchando contra una situación ciertamente complicada de este tipo de publicaciones en un país no especialmente dado a la lectura y menos a este tipo de propuestas culturales y editoriales. La crisis se ha cebado también con ellos, a una reducción de subvenciones se ha unido la reducción presupuestaria de las adquisiciones bibliotecarias, lo que ha llevado a muchas revistas a estar al borde del cierre. Malo, malo para la bibliodiversidad cultural de este país. Llama poderosamente la atención que en todas las ferias de América ARCE tenga un enorme stand, es evidente que el interés por este tipo de proyectos culturales tiene, si me apuras, más eco en América que por estos pagos. Leer más de esta entrada

La revista ABACO y la sociedad digital

La revista ABACO presentará el próximo día 22 en la nueva sede de ARCE (Asociación de Revistas Culturales de España), Zurbano 4, a las 19 horas, un número monográfico dedicado a La sociedad digital.

Abaco es una revista de cultura y ciencias sociales que surgió en Asturias en 1986 auspiciada por el Centro de Iniciativas Culturales y Estudios Económicos y Sociales (CICEES), entidad no lucrativa, muy vinculada al mundo cultural. La revista, que comenzó con un planteamiento en cierto modo local, lleva desde 1992 incidiendo en una vocación de incorporar y abrirse a un horizonte amplio, universal, con el traslado de experiencias y artículos que den una perspectiva internacional a los contenidos. Leer más de esta entrada

El Viejo Topo resiste. Con color o sin color

Me envía mi buen amigo Iñaki Vazquez, editor, bloguero y consultor, el comunicado de Miguel Riera de la revista El Viejo Topo. No lo comento, lo reproduzco tal cual.

¡¡¡Resistiremos!!!

Amiga lectora, amigo lector:

Esta revista que tienes en tus manos ha perdido el color. Por primera vez desde su fundación, hace ya más de treinta años, sus páginas –salvo la portada– ya no tienen colorines. Hay dos razones para ello, que finalmente se resumen en una: nosotros también nos vemos obligados sacar las tijeras del cajón.

La primera razón, y la más importante, es que ha sido suprimido, de un plumazo, el programa de suscripciones a bibliotecas. Desde hacía años salían de esta casa, cada mes, 1.400 revistas mensuales hacia las bibliotecas españolas. Por cuestiones difícilmente comprensibles desde el sentido común –cuestiones previas a los recortes– y que entran dentro del campo de la más estrecha burrocracia, el programa fue suprimido por el gobierno agónico del PSOE en su última semana al frente del la nave del Estado. Y no parece que ahora vaya a ser recuperado.

La segunda razón es que nuestra distribuidora de kioskos, Coedis, una de las empresas de distribución más importantes de España, ha presentado concurso de acreedores y no ofrece síntomas de que vaya a reemprender su actividad, dejándonos solteritos y sin novio. Leer más de esta entrada

Sin subvenciones no hay paraíso

Hace unos meses publique un post matizando algunas cuestiones relacionadas con las subvenciones a la difusión editorial. La verdad es que recibí algunos correos de editores a los que no sentó nada bien esa entrada. Básicamente porque no sacaba la zambomba y la pandereta y me ponía a cantar. Nunca llueve a gusto de todos. Pues bien, ahora que «nos las tendremos que ver con Wert» quizá convenga matizar aún más el tema. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 265 seguidores