Decrecimiento ordenado, se precisan ideas

Hace unos días, a raíz de uno de mis últimos post, me calificaron de pesimista y apocalíptico. Siento discrepar, lo que ocurre es que soy un optimista muy bien informado que opero en las trincheras de este mercado. Y esto conlleva dos cosas: la primera, no creerme ni el 50% de lo que se publica; y la segunda poner en cuarentena los datos oficiales. Mira que me gusta la frase de Clint Eastwood «anda, alégrame el día»(«Go ahead, make my day»), pero en estos últimos tiempos no hay manera de encontrar un motivo. No olvidemos que soy un «gastasuelas» profesional que hace mucho la calle y habla todos los días con mucha gente del sector. Al libro le debo todo lo que soy, no en vano llevo 35 años vendiendo libros, pero esto no significa que me cayera de la cuna cuando era pequeño y me golpease el parietal. Al pan, pan, y al vino, vino. Creo firmemente en el contraste de opiniones y reflexiones, y lo digo con humildad, me gustaría ver reflexiones que contradigan y discrepen abiertamente de mis apreciaciones. Como no pretendo quedar bien con todo el mundo, no puedo obviar ciertas evidencias y crudas realidades. No se preocupen, en cuanto observe «brotes verdes» o «fumata blanca» me lanzaré con frenesí al twitter para comunicarlo y propondré un romería. Leer más de esta entrada

Las subvenciones como espejismo

Hace ya muchos meses que se colgaron en la página del ministerio de Cultura las subvenciones a la producción editorial 2011, hace unos días quedaron ya reflejadas en el BOE, pero todavía no es posible ejecutarlas. El listado, que parece las páginas amarillas, por su extremada longitud en número, extensión y cantidad se puede consultar también en la web del Ministerio de Cultura, en este PDF: Subvenciones para el fomento de la edición de libros españoles. Leer más de esta entrada

Avance de datos de Comercio Interior 2010: primeras impresiones

Los datos de facturación de Comercio Interior 2010 que se acaban de hacer públicos (es un avance de datos, el informe completo aparecerá en torno a octubre y ya habrá tiempo de analizarlo en profundidad) son malos, muy malos, se miren como se miren. El número de editores que cuestionan la cifra de caída son muy numerosos. El sector comienza a necesitar una operación a corazón abierto, pues los datos de 2011 todavía serán mucho peores.

El tamaño de la muestra se ha reducido respecto a 2009, en ese informe se habla de 443 cuestionarios y en este de 390, esto guarda una relación directa con el hecho de haberse reducido la agremiacíon, que pasa de 889 empresas a 839, y de éstas hay 45 que no han tenido actividad durante 2010. Leer más de esta entrada

La mercadonarización del libro: dos teorías sobre la hecatombe editorial

Los meses de enero y febrero de 2011 han sido desastrosos para la industria editorial y me imagino que también para las librerías. Independientemente del tsunami de devoluciones que nos han traído la cuesta de enero y el repunte de febrero, que más que cuesta este año ha sido como subir el Tourmalet (puerto hors categorie), lo preocupante, a medio plazo, es por un lado, el descenso brutal del fondo de muchos editores en las librerías (estoy convencido de que muchos editores han visto reducido su fondo de libros en las librerias en porcentajes del 30%); y por otro, la mínima presencia de gente en las librerías y el bajo consumo de libros, lo que denota que el libro es un bien altamente prescindible. Ni bien refugio, ni bien flotador, producto de ocio y punto. Leer más de esta entrada

Visibilidad, demanda y redes

Hace unos días quedé con Daniel Moreno (Capitán Swing) y María Moreno (Veintisiete Letras), dos editoriales que tengo entre mis favoritas debido a la enorme calidad de los textos que publican, para ir a ver una librería-café de reciente creación (La marabunta), y después aprovechamos para charlar un rato de la marcha del sector y de la situación general de la edición. En el curso de la conversación apareció el tema de la «visibilidad». Ambos me decían que yo he insistido mucho en este tema y que su experiencia les dice que no es suficiente, insistían en que podía haber un problema de distribución, pero que no era el problema central, sino uno de marketing, es decir, de la capacidad de inducir demanda. Llevaban razón, estoy de acuerdo. La conversación apasionada con ellos me lleva a intentar reflexionar con detenimiento sobre el problema. Leer más de esta entrada

Libranda y el mercado del libro digital en España

El enorme esfuerzo que durante los últimos meses ha realizado Libranda comienza a dar sus frutos en cuanto a la mejora radical de servicios de la plataforma. Ya son 23 librerías nacionales conectadas, y 32 en espera, más 1 canal de ventas internacional, un fondo de catalogo de 2.298 títulos, y 98 editoriales, un plan muy agresivo de nuevas conexiones en Hispanoamérica (Argentina, Chile, Colombia, México y Costa Rica, estarán online en breve) y un proyecto de venta para bibliotecas públicas y universitarias a poner en marcha en breve. Es obvio que todavía se está muy lejos de un portfolio de producto amplio, pero aquí la responsabilidad de los editores es absoluta. Lo único que habría que pedirle a Libranda es mayor celeridad en la incorporación de nuevos formatos y plataformas (iPhone, iPad, Android, y PDF); sin embargo, la venta media por título es todavía muy baja, lo que conlleva una situación ciertamente paradójica. Leer más de esta entrada

El ebook no despega, de momento se la pega

Mucho me temo que estas navidades tampoco serán las de la venta masiva de eReaders y libros electrónicos. Aunque el comercio electrónico avanza en España con paso lento pero firme, esto una realidad incuestionable, si el año 2009 el comercio electrónico creció un 15,9% sobre 2008, este año 2010 aparentemente se cerrará con un incremento muy superior al 10%. Desde el turismo al textil están creciendo de manera acelerada desde hace varios años incluso a pesar de la crisis. ¿Y con los lectores y libros electrónicos que ocurre? Pues que su despegue deberá esperar, la situación de ventas de libros en el comercio interior es bajísima en formato papel –el descenso de ventas puede acabar en torno al 10% o 12%, según estimaciones empíricas de numerosos comerciales– y en digital casi inexistente. Hace unos días aparecían en la prensa varias declaraciones de libreros sobre sus volúmenes de venta de eReaders y eBooks que no dejan lugar a dudas y que considero necesario comentar. Leer más de esta entrada

¿Qué ocurre con las cadenas de librerías?

¿Qué ocurre con las cadenas de librerías? Una consulta detallada de los datos de Comercio Interior 2009 para ver los canales de comercialización me lleva a detenerme en la situación de las cadenas de librerías durante estos últimos años. Y la paradoja es que, a pesar de las numerosas aperturas que han realizado durante estos años, su volumen de facturación está sensiblemente estancado. En buena lógica deberían estar creciendo en cuota de mercado, y sin embargo los datos no parecen concluir este extremo. Leer más de esta entrada

¿Tendrá clientes la industria editorial dentro de unos años?

Hace unos días aparecía el informe Panorama de la Educación 2010, que todos los años publica la OCDE. Los datos, cerrados a 2008, referidos a España son para reflexionar largamente. En el ranking de jóvenes europeos que ni estudian ni trabajan (la denominada Generación NI-NI) estamos en segundo lugar, con un porcentaje del 19,4% en jóvenes de entre 20 y 24 años. Únicamente nos supera Italia con un porcentaje del 22%. Fuera del entorno europeo hay países que tienen todavía cifras más altas, como Turquía (44,6%) o Israel (37,5%), pero esto no debe ser un consuelo.

El informe destaca que entre 1995 y 2007 la mayoría de los países aumentaron fuertemente sus inversiones en educación preuniversitaria, una media del 43%, pese a que el número de estudiantes se mantuvo más o menos estable durante el periodo. En el caso de la formación universitaria el aumento medio del gasto fue del 14%. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 233 seguidores