Culebrón digital

desconocer

Antes, amigos, de que comiencen a leer este post les hago una advertencia: todo lo que aquí comento son suposiciones, no hay ninguna cifra que puedan ustedes dar por buena. He recurrido a una meiga que me ha leído los posos del café para obtener el contenido de este post. Les advierto, si buscan una cifra con la que compararse y establecer paralelismos ya pueden dejar de leer. No la encontrarán.

¿Se puede saber el número de descargas de libros que el año pasado se vendieron en España? Imposible. Veamos el motivo. Vamos a imaginar la siguiente situación. Los datos de descargas no los da ninguna plataforma, ni Libranda, ni Amazon ni nadie. Si usted es un editor que trabaja con ellos, en el momento de una reunión les puede preguntar el dato y le darán una cifra, que ni que decir tiene que esta obviamente engordada, muy engordada. Cuando confrontas los datos observas que te la están metiendo doblada. Si le dices una cifra de Amazon a Libranda te dicen que de ninguna manera, igual a la inversa. ¿Qué hacemos entonces? A todo esto las diferencias en profundidad de catálogo y en número de editores en los portfolios se están ensanchando. Libranda tiene 13.000 títulos y Amazon 50.000. Haciendo conjeturas das con una cifra, y buscas el hablar con otros editores. Y contrastas, ellos tampoco tienen una idea precisa, todo el mundo tiene una cifra, pero igualmente ficticia. Leer más de esta entrada

El porno de los metadatos y el mercado de ebooks

Hace unos días me llamaron unos editores independientes de tamaño pequeño porque querían intercambiar puntos de vista sobre el tema digital en general y de los metadatos en particular, así cómo contrastar la evolución del mercado: cifras, ventas, quien es quien en la comercialización, formatos, etcétera. La verdad es que cada vez tengo más claro que se hace imprescindible un centro de análisis y consultoría de datos del propio sector, como servicio a sus agremiados. ¿O sólo sirve la agremiación para ir a la Feria del Libro de Madrid? Relato aquí algunos de los temas que aparecieron en la conversación. Leer más de esta entrada

Cuando tu editor hace las cosas bien

Siempre produce alegría que te llame tu editor (Manuel Ortuño) para decirte que tus libros están disponibles ya en formato digital (ePub y Mobi), en la red de Libranda (72 librerías nacionales y 19 internacionales, incluyendo iBookstore), en Amazon y en Google Play. Si los autores ponemos el texto, el papel del editor es aportar el contexto. Tanto El paradigma digital y sostenible del libro (Trama, 2011), como El nuevo paradigma del sector del libro (Trama 2008), están ya a disposición del público. Me alegro especialmente por el público latinoamericano, donde estos libros han tenido una extraordinaria acogida, pero las dificultades para conseguirlos (a precios razonables) era un suplicio. Leer más de esta entrada

La volatilidad de los superpoderes de la edición

La situación de crisis y recortes descomunales que políticas neoliberales centradas en el control del déficit, en vez de ir por la línea de incrementar los ingresos, están llevando a este país a un desmantelamiento de los servicios públicos y del estado del bienestar (hoy convertido en estado del malestar) a una situación en la que el miedo se está convirtiendo en una atmosfera asfixiante. En una situación de este tipo, amplificada por un miedo atroz a un ERE, a perder el empleo, a que te rebajen el sueldo, a que te acorten la jornada de trabajo, a que modifiquen el contrato, a que reduzcan las comisiones, etc…, la industria del ocio sufre atrozmente, y el libro no es una excepción. El libro, como paradigma de las industrias culturales, está en entredicho y en decadencia. Lo que desde siempre ha sido una crisis estructural de la lectura se acompaña ahora de una brutal contracción del consumo, lo que plantea la necesidad de un redimensionamiento urgente del mercado. La competencia en el mercado del ocio es dura y este país nunca ha sido demasiado lector, ni culto, no olvidemos el bajo gasto de los españoles en cultura, como atestigua la encuesta de hábitos culturales del Ministerio. Leer más de esta entrada

Librerías, editores y bibliotecas en el mercado digital: Houston tenemos un problema

Los últimos días han visto como se reunían algunos editores con libreros para hablar monográficamente de un tema que les preocupa de manera significativa a ambos. El problema es el de la venta de libros digitales a bibliotecas. Las presentaciones realizadas de algunas plataformas, como Libranda (con iBiblio) y Odilotk, han encendido las alarmas. Libreros y editores parten de una base ciertamente obvia. Con menores presupuestos para dotación de adquisiciones, y una presión glamourosa de determinadas instituciones ministeriales y autonómicas, es muy probable que la venta de libros electrónicos a precios más bajos que el papel conllevará que la venta de contenidos comience a desplazarse al digital en este canal de comercialización. Algunos editores que desean respetar el canal de distribución y que no están dispuestos a que les organicen el modelo (cada plataforma tiene ya un modelo de comercialización para editores definido) parten de la base de que cualquier modelo debe tener en cuenta la participación de las librerías. Leer más de esta entrada

La venta de libros electrónicos a bibliotecas

Cualquier estudioso de la comercialización y la distribución sabe que hay tres conceptos para explicar la demanda: existe una demanda principal, una secundaria y una tercera que se denomina emergente. En el caso del sector del libro la demanda principal la cubrirían las librerías y cadenas; la secundaria los saldistas, tengamos en cuenta que todavía hay muy pocos libreros que incluyan en su stock libros de saldo, esta demanda en otros sectores del consumo es la que por ejemplo atienden los outlets, no olvidemos que aquí la ley del libro impide las promociones y el hard-descuento; y en el caso de la demanda emergente me refiero al incipiente y emergente libro electrónico, que en el mercado del usuario final deberán atender las librerías, y me surge la duda acerca de quién atenderá las bibliotecas públicas. Leer más de esta entrada

La exasperante velocidad digital

Según los datos de Comercio Interior de España cerrados a 2010 el mercado español tiene un catálogo de títulos vivos de 439.991 títulos. El catálogo comercial digital español tiene una dimensión difícilmente cuantificable, por ejemplo, en Librada había 5.353 títulos a finales de septiembre, en alguna librería he visto que dice tener 29.414, Publidisa-Todoebook debe andar ya en torno a los 30.000, en Enclave unos 2.000. ¿A que se debe este gap? ¿Qué es lo que ocurre? Cuando hablo de títulos me refiero obviamente a títulos respaldados por sellos editoriales, no a ediciones particulares de autores que editan las recetas de platos de cuchara de su santa abuela, las felicitaciones de amigos por la celebración de la primera comunión de un sobrino o un reportaje semifotográfico de un viaje de novios a Cancún. Señalo esto porque hay catálogos digitales inflados artificialmente con este tipo de textos. Leer más de esta entrada

Avance de datos de Comercio Interior 2010: primeras impresiones

Los datos de facturación de Comercio Interior 2010 que se acaban de hacer públicos (es un avance de datos, el informe completo aparecerá en torno a octubre y ya habrá tiempo de analizarlo en profundidad) son malos, muy malos, se miren como se miren. El número de editores que cuestionan la cifra de caída son muy numerosos. El sector comienza a necesitar una operación a corazón abierto, pues los datos de 2011 todavía serán mucho peores.

El tamaño de la muestra se ha reducido respecto a 2009, en ese informe se habla de 443 cuestionarios y en este de 390, esto guarda una relación directa con el hecho de haberse reducido la agremiacíon, que pasa de 889 empresas a 839, y de éstas hay 45 que no han tenido actividad durante 2010. Leer más de esta entrada

Libranda y el mercado del libro digital en España

El enorme esfuerzo que durante los últimos meses ha realizado Libranda comienza a dar sus frutos en cuanto a la mejora radical de servicios de la plataforma. Ya son 23 librerías nacionales conectadas, y 32 en espera, más 1 canal de ventas internacional, un fondo de catalogo de 2.298 títulos, y 98 editoriales, un plan muy agresivo de nuevas conexiones en Hispanoamérica (Argentina, Chile, Colombia, México y Costa Rica, estarán online en breve) y un proyecto de venta para bibliotecas públicas y universitarias a poner en marcha en breve. Es obvio que todavía se está muy lejos de un portfolio de producto amplio, pero aquí la responsabilidad de los editores es absoluta. Lo único que habría que pedirle a Libranda es mayor celeridad en la incorporación de nuevos formatos y plataformas (iPhone, iPad, Android, y PDF); sin embargo, la venta media por título es todavía muy baja, lo que conlleva una situación ciertamente paradójica. Leer más de esta entrada

El ebook no despega, de momento se la pega

Mucho me temo que estas navidades tampoco serán las de la venta masiva de eReaders y libros electrónicos. Aunque el comercio electrónico avanza en España con paso lento pero firme, esto una realidad incuestionable, si el año 2009 el comercio electrónico creció un 15,9% sobre 2008, este año 2010 aparentemente se cerrará con un incremento muy superior al 10%. Desde el turismo al textil están creciendo de manera acelerada desde hace varios años incluso a pesar de la crisis. ¿Y con los lectores y libros electrónicos que ocurre? Pues que su despegue deberá esperar, la situación de ventas de libros en el comercio interior es bajísima en formato papel –el descenso de ventas puede acabar en torno al 10% o 12%, según estimaciones empíricas de numerosos comerciales– y en digital casi inexistente. Hace unos días aparecían en la prensa varias declaraciones de libreros sobre sus volúmenes de venta de eReaders y eBooks que no dejan lugar a dudas y que considero necesario comentar. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 233 seguidores