Cuando las cifras salen de una güija

balanza

En estas últimas semanas se han sucedido numerosas declaraciones de gente de la edición a propósito de la «piratería», en las mismas han ido ofreciendo unas cifras absolutamente esotéricas. Veamos un ejemplo:

Estas prácticas de descargas ilegales de libros llevan a que el sector haya dejado de ingresar unos 250 millones de euros, es decir entre un 13% y 15% de los 2.900 millones de facturación. Según Javier Cortés, es una situación muy problemática, especialmente para los creadores y los pequeños autores que no podrían vivir sin una remuneración justa por su obra.

De ellos, solo el 32% reconoce pagar por las descargas, mientras que hace un año esa cifra era del 36,9%. Lo que significa que el 68% baja o descarga gratuitamente los libros. Leer más de esta entrada

Pasaporte al desastre: el bolsillo es lo primero

Desde que volví de vacaciones estoy siguiendo Twitter ya de manera continua. Y me llama poderosamente la atención que no hay día en que no aparezca algún comentario (no sé si todos son creíbles, por desgracia creo que la mayoría no van desencaminados, y lo que es peor, me temo que esto sea solo el principio) acerca de cierres, precio de venta y quiebras de empresas del sector del libro. Antes de ponerme a escribir este post decido hacer unas lecturas para trazarme un escenario de partida. Veamos. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 285 seguidores