Deconstruyendo el canal retail

Cuando hace varios meses decidí embarcarme en un proyecto de análisis sobre la migración digital de las compras no retail en España y América no pensé en la envergadura del trabajito. La idea de hacer este informe provenía a su vez de una constatación empírica preocupante. En algunas de las conferencias y charlas que en estos meses pasados he dado en España e Hispanoamérica, al terminar alguien se acercaba y me preguntaba si no veía ningún brote verde en la comercialización del libro, aunque siempre he intentado huir de presentaciones apocalípticas es cierto que siempre pensaba en brotes verdes desde los canales de consumo privado, es decir, siempre dentro del retail. Y en este punto es obvio que un despegue del consumo de libros a partir del consumo privado es hoy por hoy un delirio, nadie en su sano juicio puede apuntar y apostar en que el crecimiento del mercado pueda provenir de estos canales. Pero hubo una reflexión que me hizo pararme a pensar. En una conversación de hace varios meses con una de las personas mejor informadas de toda Iberoamérica, Bernardo Jaramillo, subdirector del Cerlalc, y después de contarle como veía el mercado español, me preguntó: ¿en los años normales –sin crisis– cuanta compra se producía por canales no retail? Creo recordar que como la pregunta me cogió en frío, como un crochet al hígado, le dí una cifra sin meditar mucho. Sin embargo, él me dio muchos datos de este tipo de comercialización, incluso por países de su continente. Me señaló que los datos eran todavía imprecisos pero que sería fundamental comenzar a abordar este tema, aquí si era posible encontrar brotes verdes. Este fue el origen de la reflexión. Leer más de esta entrada

Comercio exterior 2012: estabilidad y cautelas

exterior_2012

La aparición a comienzos de octubre del informe de datos de Comercio Exterior 2012 hay que considerarla una buena noticia, pero con algunos matices que conviene abordar antes de entrar en el meollo del informe. La primera reflexión va en la línea de considerar como absolutamente ineficaz saber ahora lo que ocurrió en comercio exterior en el año 2012, cuando estamos ya prácticamente en 2014. A riesgo de perder matices en este informe, y cuando sabemos que las estadísticas de comercio exterior se cierran mensualmente (hace unos días me comentaban que ya tenían hasta agosto de 2013), ¿no sería más útil para tomar decisiones de exportación y comercialización exterior publicar bimensualmente estas estadísticas? El informe actual con todos los datos (cocinados y centrifugados) de 2012 solamente sirve para que obsesos de los datos e informes nos los leamos, pero no sirve para que un pequeño editor decida cambiar sus ejes de trabajo o mover sus palancas comerciales. Hago una sugerencia a la Cámara del Libro, una industria no puede seguir funcionando con informes de retrovisor, es imprescindible atacar estas estadísticas con una temporalidad mucho más corta, aun a riesgo de perder algún matiz. Leer más de esta entrada

Devoluciones, saldos y elasticidad

La semana pasada me llamo un buen amigo editor que tuvo hace unos días una importante reunión con su distribuidor. El motivo de la reunión era el enorme índice de devoluciones que tiene, cercano al 68%. Ni que decir tiene que salió alarmado de la reunión y en un mar de dudas. Leer más de esta entrada

El claroscuro americano

SONY DSC

¿Es casual que en México, Argentina, Colombia, Perú, Venezuela y Estados Unidos se venda hoy (datos a 2011) menos que en el año 2000? Pues no, no es una casualidad. Precisamente coincidiendo con la década dorada del crecimiento de América Latina. Alguien podría argumentar la enorme implantación de filiales españolas en ese continente, la apreciación del euro frente al dólar, todo es verdad, pero es un dato, no explica la globalidad del problema. Es cierto que al día de hoy hay más de cien filiales de editoriales españolas en América Latina. Para aquellos interesados en la historia de la internacionalización de la industria editorial recomiendo un documento muy interesante de la Revista ICE colgado en Internet (me imagino que la descarga es legal, no querría ser acusado de pirata): «Editoriales españolas en América Latina», de María Fernández Moya. Leer más de esta entrada

Proteccionismo del libro y daños colaterales

Tras un par de meses de incertidumbre en el que los libros españoles han estado parados en las aduanas de Argentina llega este acuerdo que, en vez de arreglar el problema, pone a la industria editorial española en un brete. La idea es la de favorecer a su industria gráfica nacional estableciendo cupos de importación-exportación, de manera que cada empresa debe exportar un monto equivalente a lo que importa, y si la cifra se vence por el lado de lo que importa el diferencial debe ser ingresado a la hacienda pública (desconozco si como porcentaje o en su totalidad). La opacidad que ha habido con este tema me impide tener una información precisa sobre el asunto. Es una medida obviamente proteccionista que, aún sin compartirla, es legítima. Leer más de esta entrada

Malas cifras en la exportación de libros

A primeros de julio pasado FEDECALI (Federación de Cámaras del Libro) presentó las cifras de exportación del libro correspondientes a 2009. Las cifras no son nada buenas, que siempre es políticamente más correcto que decir simplemente que son malas. Aunque dejemos para más adelante, probablemente después de LIBER, un análisis más detallado de las cifras, consideramos necesario comentar este avance de datos. La situación global de la exportación española de libros arroja unas cifras que muestran ya abiertamente una crisis “estructural” del modelo, no pensamos en términos coyunturales, pues aunque es evidente que una contracción del comercio y del consumo a nivel internacional ha tenido inevitablemente que pasar factura, en este caso lo que se aprecia comprobando las magnitudes desde 2006 es que la tendencia es a minorar las cifras de venta, con un estancamiento claro de algunos países considerados hasta ahora las locomotoras de la exportación. Parece por tanto necesaria una reflexión profunda sobre qué es lo que está ocurriendo.  Por parte de la pequeña edición independiente se hace necesario también el contrastar información veraz sobre los volúmenes comerciales de algunos de éstos  editores, pues entendemos que con estas caídas de ventas sean éstos los que más estén sufriendo el descalabro. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 282 seguidores