Pronóstico

pronostico

En estos últimos años he viajado con asiduidad a numerosas ferias del libro de diferentes países de Iberoamérica, en esos viajes y después de conversar con los aparatos comerciales, he percibido con nitidez dos cuestiones que parecen centrales y críticas: que las exportaciones de libros en papel están estancadas –y con tendencia a bajar– y el interés y la emergencia con que va a irrumpir el tema digital en ese continente. Soy de los que sostienen, basándome en informes y no en la nigromancia, que vamos a asistir a una auténtica explosión del comercio digital del libro en esos países. Y no me refiero a los canales de retail, en los que numerosos editores están observando que más del 60% de sus ventas se producen ya en ese continente, sino a los canales institucionales, bibliotecas, archivos, universidades, centros de documentación, etc. Hay una conjunción de causas que pueden conllevar una auténtica explosión del comercio digital en esos países. Tengo la firma convicción que estamos ante el único brote verde de la edición, una oportunidad imprevista que se debe aprovechar de manera inmediata. Leer más de esta entrada

Ebooks de segunda mano

ebook_lanceEn los últimos tiempos varios amigos han puesto a la venta de segunda mano numerosos libros en papel en algunas de las librerías de Internet que ofrecen este servicio, mucho más bajo el prisma de comprobar el funcionamiento del servicio y la elasticidad al precio, que por generar una fuente de ingresos. Pero la semana pasada uno de estos colegas me llamo para comentarme que tiene un proyecto en estudio para lanzar una librería en Internet solamente de venta de ebooks de segunda mano. Leer más de esta entrada

Nace Kiputeka en Perú

Kiputeca

Cuando hace algo ya más de un año me vino a ver la gente de PLibros y me comentaron su proyecto digital, decidí echarles una mano (desinteresada) y asesorarles en lo que me pidiesen, si es que el tema lo conocía. De manera que he seguido el desarrollo desde sus comienzos hasta su arranque. Las dos ideas motrices del proyecto eran: primero, «que sólo el libro digital conseguirá la democratización de la lectura en Perú»; y segundo, «las librerías no llegan y nunca llegarán a extenderse por todo el territorio peruano, pero Internet sí». Dos declaraciones de principios ciertamente importantes. Leer más de esta entrada

Venta digital a bibliotecas

soninversion

La semana pasada estuve en las II Jornadas de Bibliotecas de Extremadura. Las jornadas estaban dirigidas a profesionales de bibliotecas públicas, escolares, especializadas, universitarias; a monitores y miembros de clubes de lectura, gestores culturales y profesorado y alumnado del ámbito educativo extremeño, así como a todo aquel que estuviese interesado en el ámbito de la lectura, el libro y las bibliotecas, y estaban organizadas por la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura en colaboración con la Institución Cultural El Brocense de la Diputación de Cáceres. Leer más de esta entrada

Absurdos digitales

barreras

Un amigo editor me envía este mensaje que recibió hace unos días, en él, un editor extranjero se dirige a su agente en España para que a su vez éste comunique con el editor español a fin de corregir el tema descubierto:

Leer más de esta entrada

El índice McDonald’s y el precio de los ebooks

Hace unos días me reuní con varios amigos editores que querían conocer mi opinión sobre como fijar precios de libros electrónicos en otros países, de hecho cada día que pasa se están incorporando más países a los metadatos, alguno como Corea, por poner un ejemplo. Obviamente cuando tu colocas el precio de 9,99 euros a un libro electrónico para ser comercializado en España puedes disponer de un conversor automático que te convierta directamente este precio a pesos mexicanos, colombianos o a la divisa de cualquier otro país. Esto supone obviar las diferencias de renta básica de cada país, así como ignorar el poder adquisitivo básico que cada país y población tiene. A la pregunta: ¿Manuel como lo harías? Les respondí: usaría el Índice Big Mac / McDonald’s. Respuesta de algunos de mis amigos editores: ¿Y eso que es? Leer más de esta entrada

Sobre la FIL de Bogotá y otras ferias en España

Ahora que en España estamos debatiendo acerca de la conveniencia o no de modificar la estructura de la Feria del Libro de Madrid me hago eco de los resultados que ha hecho públicos la FIL de Bogotá, feria a la que tuve el placer de asistir este año invitado por el Instituto Caro y Cuervo en el marco de su Diplomado de Edición. Leer más de esta entrada

La tercera vía del precio fijo/libre del libro

Leo en la prensa que el nuevo libros de Paul Auster sale en digital unos días antes que en papel, lo cual me parece una cuestión absolutamente intrascendente, aunque le reconozco a Anagrama casi el ser un precursor (no en vano esta editorial ha sido en muchos casos una editorial heterodoxa), pues salvo los contenidos de editores puramente digitales no conocía ningún ejemplo hasta ahora. Hasta aquí de acuerdo. Leer más de esta entrada

Cuando las cifras confunden

Un sector sin cifras es algo inusual en el mundo del consumo (salvo el sector del libro, que vive retirado en sus «cuarteles de invierno»), pero un sector con numerosas y poco cautas cifras es un problema y una mentira, es hacer trampas haciendo un solitario. Digo esto porque en los últimos días están apareciendo cifras sobre eReders, Tabletas, descargas de libros electrónicos, piratería, que me preocupan. Estimaciones, proyecciones, estudios de consultoras, informes, análisis técnicos de empresas de asesoría, compañías de investigación de mercados, lobbys, etc… Muchas de estas cifras con una finalidad última: demostrar que aquí se piratea (vaya palabreja) mucho, tapando los problemas de un sector que ha atravesado un año que sólo se puede calificar de horribilis. Todos y todas se han lanzado a una loca carrera por ofrecer cifras. ¿Contrastadas? ¿Reales? ¿Rigurosas? A mi modo de ver no. Veamos algunos datos aparecidos estos días: Leer más de esta entrada

Libranda y el mercado del libro digital en España

El enorme esfuerzo que durante los últimos meses ha realizado Libranda comienza a dar sus frutos en cuanto a la mejora radical de servicios de la plataforma. Ya son 23 librerías nacionales conectadas, y 32 en espera, más 1 canal de ventas internacional, un fondo de catalogo de 2.298 títulos, y 98 editoriales, un plan muy agresivo de nuevas conexiones en Hispanoamérica (Argentina, Chile, Colombia, México y Costa Rica, estarán online en breve) y un proyecto de venta para bibliotecas públicas y universitarias a poner en marcha en breve. Es obvio que todavía se está muy lejos de un portfolio de producto amplio, pero aquí la responsabilidad de los editores es absoluta. Lo único que habría que pedirle a Libranda es mayor celeridad en la incorporación de nuevos formatos y plataformas (iPhone, iPad, Android, y PDF); sin embargo, la venta media por título es todavía muy baja, lo que conlleva una situación ciertamente paradójica. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 285 seguidores