Autopublicación: del escepticismo al temor

Imprenta

Cuando hace varios años comenzó a hablarse de la autopublicación mucha gente del sector, entre la que me incluyo, lo observamos como un fenómeno periférico y marginal, una moda que pasaría en breve, de manera que observamos el fenómeno con displicencia, superioridad y muchos prejuicios. Leer más de esta entrada

Reflexiones al cierre de la feria

feria_2013

Este post es un conjunto de reflexiones que he ido anotando durante la feria y que he ordenado por temas. Podía incluir muchos más pero he considerado insistir únicamente en algunos temas que considero muy importantes. Veamos. Leer más de esta entrada

Sobre la cifra de venta de descargas digitales en España

muestra_los_datos

Al cierre de 2012 emprendí una cruzada para intentar obtener una cifra razonable y sensata de la venta de descargas digitales en España. No una cifra global como la que se suele dar, donde se mete todo el espectro digital, bases de datos, consulta online a legislación jurídica, dvd, cdrom, etcétera… Necesitaba saber la totalidad del mercado de las descargas. Al cierre de 2012 el catálogo de Libranda tenía 13.000 títulos y Amazon unos 50.000. Cada editor que vendía digital tenía sus propias liquidaciones, es decir, su cifra particular, pero hacerse una idea global era manifiestamente imposible. Leer más de esta entrada

Llegó el momento, somos lectores: noticias de la FIL I

FIL 1_01

El título de este post era el eslogan de la FIL de este año, ¡esta feria es la pera limonera! Su formato, mucho más que una feria comercial, la convierte en el evento más importante del libro hispano. Hablas con multitud de personas del continente americano a las que ves una vez al año en este evento y que te transmiten el feeling de la feria, al margen de impresiones personales siempre subjetivas. Leer más de esta entrada

La volatilidad de los superpoderes de la edición

La situación de crisis y recortes descomunales que políticas neoliberales centradas en el control del déficit, en vez de ir por la línea de incrementar los ingresos, están llevando a este país a un desmantelamiento de los servicios públicos y del estado del bienestar (hoy convertido en estado del malestar) a una situación en la que el miedo se está convirtiendo en una atmosfera asfixiante. En una situación de este tipo, amplificada por un miedo atroz a un ERE, a perder el empleo, a que te rebajen el sueldo, a que te acorten la jornada de trabajo, a que modifiquen el contrato, a que reduzcan las comisiones, etc…, la industria del ocio sufre atrozmente, y el libro no es una excepción. El libro, como paradigma de las industrias culturales, está en entredicho y en decadencia. Lo que desde siempre ha sido una crisis estructural de la lectura se acompaña ahora de una brutal contracción del consumo, lo que plantea la necesidad de un redimensionamiento urgente del mercado. La competencia en el mercado del ocio es dura y este país nunca ha sido demasiado lector, ni culto, no olvidemos el bajo gasto de los españoles en cultura, como atestigua la encuesta de hábitos culturales del Ministerio. Leer más de esta entrada

Cuando las cifras confunden

Un sector sin cifras es algo inusual en el mundo del consumo (salvo el sector del libro, que vive retirado en sus «cuarteles de invierno»), pero un sector con numerosas y poco cautas cifras es un problema y una mentira, es hacer trampas haciendo un solitario. Digo esto porque en los últimos días están apareciendo cifras sobre eReders, Tabletas, descargas de libros electrónicos, piratería, que me preocupan. Estimaciones, proyecciones, estudios de consultoras, informes, análisis técnicos de empresas de asesoría, compañías de investigación de mercados, lobbys, etc… Muchas de estas cifras con una finalidad última: demostrar que aquí se piratea (vaya palabreja) mucho, tapando los problemas de un sector que ha atravesado un año que sólo se puede calificar de horribilis. Todos y todas se han lanzado a una loca carrera por ofrecer cifras. ¿Contrastadas? ¿Reales? ¿Rigurosas? A mi modo de ver no. Veamos algunos datos aparecidos estos días: Leer más de esta entrada

Informes y cifras

En torno a octubre y al Liber suelen aparecer los informes de ventas y comercialización de editores, distribuidores y libreros. El seguimiento de los mismos es de lectura obligatoria para toda la gente del sector, y en concreto, el Informe Fande es uno de los que a mi me resultan más interesantes, pues es un auténtico termómetro del sector en cuanto a canales de comercialización. Leer más de esta entrada

El des(empleo) en el sector editorial

Hace bastantes años leí un libro (y lo perdí) que me impresionó, Como mentir con estadísticas, de Darrell Huff, el libro lo vi el otro día en la librería Lé y lo volví a comprar, lo había reeditado la editorial Crítica en su colección Ares y Mares. Viene esto a cuento de los datos de Comercio Interior sobre el empleo en el sector editorial, que en ningún momento cuestiono, pero que considero requieren matizaciones y reflexiones más profundas. Leer más de esta entrada

Las cifras de la edición 2010: de la epopeya a la elegía (o sobrealimentado de datos e infranutrido de información)

¿Cuánto han caído las ventas del libro en 2010? ¿Cuánto han caído las ventas en los meses de enero y febrero de 2011 respecto al mismo período de 2010? Comenzaríamos por una aseveración a la gallega, depende. ¿De qué? o ¿de quién? Pues básicamente depende de quién lo diga. Escucho al nuevo presidente de la FGEE y dice que el 7% en una entrevista que le hacen en el diario El País a mediados de enero. En un programa de radio de la cadena SER en que entrevistan a tres editores independientes, por cierto que los tres aseguran que han subido las ventas en 2010, hablan directamente de una caída del 10%. Si ya las cifras que la FGEE ofreció en 2009 eran discutibles (caída del 2,4%), puede darse el caso de que las que ofrezca de 2010 sean todavía mucho más opinables. Leer más de esta entrada

La situación de las librerías

Cegal presentó en Liber el informe de situación cerrado a 2009 que mostraba unas tendencias estables en volúmenes de ventas en casi todos los segmentos de librerías, en el informe no se incluyen las cadenas, los datos en que se incluyen las cadenas están extraídos de los datos generales del sector, no así en el estudio de Cegal que esta enfocado a las librerías independientes. El informe estaba en sintonía con los datos de los editores (Informe de Comercio Interior del Libro 2009) y el informe de los distribuidores (XV Informe de Fande). Los datos hasta el 31 de diciembre no mostraban la hecatombe apocalíptica que han descrito algunos artículos de prensa escritos posteriormente acerca de la situación en 2010. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 282 seguidores