Carta a los Reyes Magos

camello_slacot

Distinguidas Majestades de Oriente,

Me tomo la libertad de enviaros esta carta para pediros algunas cosas, todas ellas al alcance de vuestros prodigios, ni que decir tiene que este año me he portado estupendamente, por lo que observo plausible que algunas de ellas me las podáis conceder. No sé si seguiréis en activo o si os habrán hecho un ERE, si alguno de vosotros está ya en el paro mediante un finiquito diferido, o si os han deslocalizado en vuestra actividad comercial y de representación. También tengo la duda, razonable, acerca de si os habréis visto envueltos en algún desahucio por algún problema con la hipoteca de vuestras posesiones palaciegas… Pues bien, os supongo en activo y con gran actividad. Por cierto, cuando paséis por mi casa venid cenados, ya que lo único que os puedo ofrecer en casa es bicarbonato y un mondadientes, la cosa está tan achuchada que no da para más, y es que, como decía mi madre, el que da lo que tiene no está obligado a más. Os señalo por tanto lo que me gustaría que me trajeseis este año, ya sé que son muchas cosas, y que el presupuesto es limitado, pero como no soy codicioso me contentaría con alguna de ellas. Leer más de esta entrada

Subvencionar la demanda

desconocer

Hace unos días apareció en el diario online eldiario.es un interesante artículo de la periodista Paula Corroto sobre el tema de las subvenciones. En ese artículo recoge muy bien unas declaraciones mías que le realicé telefónicamente.

En esas declaraciones realicé un par de afirmaciones que requieren una explicación más amplia, por ejemplo: Leer más de esta entrada

El valor del libro

estado_bibliotecas

Transcribo aquí un mensaje que numerosas editoriales reciben con frecuencia pero que desde el comienzo de la crisis son ya muy reiterados, con la paradoja de que muchos días se reciben varios desde distintos puntos. Leer más de esta entrada

Compras incomprensibles

A una persona con vista cansada no se le ocurriría ir a una biblioteca a solicitar unas lentes para poder leer libros prestados por la biblioteca. Tampoco parece lógico ir a solicitar un lector de dvd para sacar una película de la biblioteca y visionarla en casa. Esta memez viene al caso de una noticia que leí en mayo pasado a través de Europa Press sobre que el Ayuntamiento de Málaga había adjudicado a Microcad (empresa malagueña) la adquisición de 434 eReders (por un importe de 73.759 euros) para las bibliotecas municipales (18 bibliotecas). Cada eReaders sale a 170 euros y se suministran con 100 libros libres de derechos de autor. También se informa que hay unos 500 descargables. El dispositivo y su carga se presta tres semanas al usuario (en papel se presta dos semanas). En este sentido el concejal de Cultura del Ayuntamiento, un tal Sr. Caneda, se despacha con la afirmación de que «Málaga quiere estar a la vanguardia de la tecnología en todo». Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 226 seguidores