Puntos de venta de prensa y libros

kiosko

Hace unos días leí que en España habían desaparecido 25.000 kioscos de prensa, según datos del sector: http://www.prnoticias.com/index.php/prensa/59-prensa-pr-/20122634-el-desplome-de-la-distribucion-de-la-prensa-25000-quioscos-menos-desde-que-comenzo-la-crisis-

Un poco de tiempo antes había leído el dato de una desaparición de 7.000 kioscos: http://ecoteuve.eleconomista.es/ecoteuve/prensa/noticias/4320402/10/12/Juan-Luis-Cebrian-advierte-sobre-la-desaparicion-de-los-kioscos.html Leer más de esta entrada

FANDE mueve ficha

Fande es para mí el gremio más proactivo y de mejor talante y mayor apertura mental del sector. Quizá por la urgencia que gran parte de sus asociados tiene de avanzar en una reconversión más que profunda. La dirección de esta asociación ha sido mucho más sensible que otras a analizar, promover y generar debate y reflexión, cosa que otros gremios no pueden decir. Y puedo poner bastantes ejemplos de lo que digo. Hace unos días me llego un proyecto ciertamente interesante en el que están trabajando, el desarrollo de un estudio para apoyar los puntos de venta.

Leer más de esta entrada

Encontrar la salida

Hacía muchísimos meses que no quedaba a cenar con mis antiguos compañeros de Master del Instituto de Empresa. Gente en el apogeo de sus carreras profesionales y mayormente trabajando en el mundo de la gran distribución comercial y el consumo, alguno también pendiente de un ERE, y algún otro ahora mismo en el desempleo, que todo hay que decirlo. En estas veladas el volumen de información fluye de manera caudalosa. Se intercambian numerosos puntos de vista y para mí, viniendo del sector del libro (cutre, opaco y casposo), me resulta fascinante los análisis que me cuentan. No es lo mismo trabajar en grandes compañías de distribución alimentaria y cadenas generalistas que hacerlo en nanoindustrias culturales. ¿O sí? ¿Da igual hoy vender televisores de plasma, yogures, leche, congelados, que libros? Pues empiezo a pensar que si. Después de verles hablar de cómo están afrontando la crisis esos gigantes del consumo me quedo alucinado, me marcho a casa y durante un par de días intento ver la relación entre lo escuchado y el sector del libro. Leer más de esta entrada

Los atípicos en el canal de distribución del libro

Hace unos días hacia una curiosa y certera entrada en su blog Jose Antonio Millán: ¿El lugar de los libros es siempre la librería? La idea que transmitía era la de considerar que si un establecimiento tiene un target de público ultrasegmentado, sería razonable que junto al portfolio de producto del establecimiento hubiese también libros de la materia concreta del establecimiento. Ponía de ejemplo una tienda de gadgets de Apple en la que encontró libros de informática y programación, y luego daba rienda suelta a su imaginación señalando la posibilidad de que hubiese libros de recetas de pescado en una pescadería, o libros de bricolaje en la ferretería. Añado por mi cuenta que hace unos días una juguetería me planteo que quería tener una selección de libros infantiles en su establecimiento, le puse en contacto con el distribuidor para que llegasen a un acuerdo y o bien le hiciesen un depósito o bien le abriesen una cuenta de crédito. Leer más de esta entrada

El gap de la inteligencia de clientes en el comercio digital del libro: un grave problema del editor

Creo haber leído hace mucho que Einstein, al recibir el premio Nobel de Física 1921 dijo: «prefiero ser un optimista y estar equivocado, que ser un pesimista y estar en lo cierto». Me viene al pelo el comentario porque parto de dos tesis:

  • la primera, el sector todavía tiene arreglo si entra en un proceso racional de transición digital y reconfigura sus modelos del papel;
  • la segunda, si no se conoce al cliente no se conoce el negocio.

Hace unos días hablé con dos editores. Uno quiere comenzar a digitalizar pero se encuentra con un problema. Libranda le pide un fee de entrada de 600 euros (por 25 títulos, si digitaliza más títulos la escala del fee asciende), si le añade que debe gastarse un promedio de 150 euros por libro digital, y al menos otros 95 euros por 10 ISBN (que le llegaran para muy poco), el problema se agudiza. No tiene ese dinero. Le colocan una fuerte barrera de entrada. En paralelo, Google y Amazon no le ponen ningún problema, incluso le dicen que les de los PDF y el trabajo de conversión lo hacen ellos. El problema es realmente incomprensible, si el problema es el de incremento del portfolio no es razonable colocar barreras de entrada a los pequeños editores, se está arrojando a la pequeña edición en brazos de los grandes partners. Leer más de esta entrada

El mercado del libro: hacia un ajuste severo

Hace unos meses publique un artículo titulado «Falacias y mixtificaciones del precio fijo. Algunas razones para abrir el debate», Madrid, Revista Texturas, 15 junio 2011. Se trataba de un modelo teórico que planteaba la necesidad de repensar el modelo del precio desde una óptica diferente. La idea era igualar la posibilidad de competencia en cuanto que todo el canal comprase al mismo precio, dejando la libertad de fijar el precio de venta al punto de venta en función de sus escandallo de costes y de la versatilidad de su cartera de clientes (avanzar hacia lo que se llama precios dinámicos). El artículo fue muy controvertido, muchos libreros independientes me escribieron señalándome que no era el momento de abrir el melón del tema precios, admito que podían tener razón, y algún responsable de compras de cadenas me señaló que una política de igualdad de precios de compra (precio cesión igualitario) era completamente inaceptable para un determinado tipo de establecimientos comerciales. Hasta aquí todo correcto, el artículo era, obviamente, controvertido y opinable. El problema es que algunos de los diferenciales que allí se planteaban con el tiempo se han quedado en una nadería. Veamos. Leer más de esta entrada

Proteccionismo del libro y daños colaterales

Tras un par de meses de incertidumbre en el que los libros españoles han estado parados en las aduanas de Argentina llega este acuerdo que, en vez de arreglar el problema, pone a la industria editorial española en un brete. La idea es la de favorecer a su industria gráfica nacional estableciendo cupos de importación-exportación, de manera que cada empresa debe exportar un monto equivalente a lo que importa, y si la cifra se vence por el lado de lo que importa el diferencial debe ser ingresado a la hacienda pública (desconozco si como porcentaje o en su totalidad). La opacidad que ha habido con este tema me impide tener una información precisa sobre el asunto. Es una medida obviamente proteccionista que, aún sin compartirla, es legítima. Leer más de esta entrada

La impresión bajo demanda uno a uno como modelo de negocio: dudas razonables

En febrero pasado tuve la oportunidad de ver el proyecto de puesta en marcha de la impresión bajo demanda (IBD), fue una presentación de Jose Manuel Anta (FANDE) en el marco del Congreso de Libreros. A la vuelta de dicho congreso, en unos post que realicé sobre el mismo exponía lo que me pareció el proyecto: a mi modo de ver, y a pesar de que Anta siempre es muy riguroso en sus presentaciones, al proyecto se le veían fisuras y costuras. Se apreciaban debilidades muy serias. Centraba mi análisis en cinco temas que me parecían críticos: Leer más de esta entrada

¿Se redibuja el sector en los próximos meses?

Hace unos días ha estado en Madrid un pequeño editor alemán que tiene un sello que opera en Alemania, España e Italia. En el marco de varias conversaciones que mantuvimos me contó que en Italia, país en el que reside de manera continuada, ante la llegada de FNAC, la gente de Feltrinelli había diseñado una estrategia de choque que le había dado unos resultados excelentes, hasta el punto de comprometer seriamente la presencia de FNAC en ese país. La cadena italiana, en vez de esperar, pasó abiertamente a una posición de ataque, frenando y minimizando la entrada de un serio competidor. Leer más de esta entrada

Libranda y el mercado del libro digital en España

El enorme esfuerzo que durante los últimos meses ha realizado Libranda comienza a dar sus frutos en cuanto a la mejora radical de servicios de la plataforma. Ya son 23 librerías nacionales conectadas, y 32 en espera, más 1 canal de ventas internacional, un fondo de catalogo de 2.298 títulos, y 98 editoriales, un plan muy agresivo de nuevas conexiones en Hispanoamérica (Argentina, Chile, Colombia, México y Costa Rica, estarán online en breve) y un proyecto de venta para bibliotecas públicas y universitarias a poner en marcha en breve. Es obvio que todavía se está muy lejos de un portfolio de producto amplio, pero aquí la responsabilidad de los editores es absoluta. Lo único que habría que pedirle a Libranda es mayor celeridad en la incorporación de nuevos formatos y plataformas (iPhone, iPad, Android, y PDF); sin embargo, la venta media por título es todavía muy baja, lo que conlleva una situación ciertamente paradójica. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 282 seguidores