Nuevos servicios del «Espacio ARCE»

ARCE

ARCE es la Asociación de Revistas Culturales de España, lleva tiempo luchando contra una situación ciertamente complicada de este tipo de publicaciones en un país no especialmente dado a la lectura y menos a este tipo de propuestas culturales y editoriales. La crisis se ha cebado también con ellos, a una reducción de subvenciones se ha unido la reducción presupuestaria de las adquisiciones bibliotecarias, lo que ha llevado a muchas revistas a estar al borde del cierre. Malo, malo para la bibliodiversidad cultural de este país. Llama poderosamente la atención que en todas las ferias de América ARCE tenga un enorme stand, es evidente que el interés por este tipo de proyectos culturales tiene, si me apuras, más eco en América que por estos pagos. Leer más de esta entrada

Acción directa de libreros y pequeños editores

Santos_Corner

Según Wikipedia:

La acción directa o medida de acción directa es la realización autoorganizada de una iniciativa individual o grupal, enfocada en dar respuestas puntuales a situaciones concretas, o para la creación de condiciones más favorables, usando los medios disponibles. Básicamente toda acción organizada directamente por los interesados es directa, en contraste con las acciones indirectas, como son las acciones mediadas, por ejemplo, la representación o delegación política.

Es un principio de acción de muchos movimientos sociales y políticos, como el sindicalismo, el gremialismo patronal, el movimiento estudiantil, los pensionados, las organizaciones ecologistas, y en especial los movimientos de resistencia civil. Leer más de esta entrada

Releyendo el Anuario de Estadísticas Culturales

El Anuario de Estadísticas Culturales que publica el Ministerio es una fotografía que permite observar y radiografiar la situación de la cultura en España. A mí personalmente me resulta uno de los documentos más interesantes de cuantos se publican en España. Leer más de esta entrada

La cara oculta del libro

rayos_oscuro

Hace unos días nos reunimos para preparar el cronograma de trabajo del primer número de Texturas que saldrá en los primeros días de marzo, fechado como número 20 de la revista. En el marco de esta reunión vimos interesante hacer una estadística de cuántos autores han colaborado y el número de colaboraciones de cada uno de ellos. Pues bien, repasando nombres de autores vimos una cosa que nos llamó la atención: el alto número de colaboraciones de autores nacionales que únicamente quieren aparecer con seudónimo. En mi caso, sí había observado que pidiendo colaboraciones a autores para números semi monográficos de la revista me decían que no podían escribir, argumentaban «razones de empresa». Ni que decir tiene que ese argumento lo respeto enormemente. Pero el tema me lleva a unas reflexiones que quiero compartir: ¿hay empresas que prohíben a sus empleados compartir reflexiones en una revista?, ¿son políticas de empresa o autocensura del empleado ante la posibilidad de irse a engordar la cola del INEM?, ¿hay miedo en el sector? Creo que de todo un poco. Leer más de esta entrada

Bookmovies despega: «Deja que te VEAN, es gratis»

Logo_bookmovies

Cuando hace un año unos chavales vinieron a visitar la Feria del Libro de Madrid y quisieron explicarme su proyecto busque un hueco para entrevistarme con ellos. De entrada suelo tener una gran dosis de escepticismo ante estas presentaciones. Ni que decir tiene que en estos años he visto multitud de proyectos que no han pasado de la fase Beta. Me contaron su proyecto y aquello parecía tener sentido y, lo que es más importante, futuro. Venían a situar la promoción del libro en un espacio hasta ese momento poco transitado y peor orientado. Leer más de esta entrada

Chollete editorial, currantes de saldo

reflexion

Hace unos días la Asociación de Editores de Madrid colgó en su página web una curiosa circular, que reproduzco casi en su totalidad:

Prácticas en empresas para jóvenes desempleados

La Federación de Gremios de Editores de España y la Asociación de Editores de Madrid van a iniciar en el próximo mes de febrero, con el apoyo del Servicio Público de Empleo Estatal un Plan de formación dirigido a jóvenes menores de 30 años en situación de desempleo. Dentro de dicho plan de formación se contempla la realización de prácticas -aproximadamente 15 días- en empresas editoriales.

Agradeceríamos que valoraran la posibilidad de que los alumnos de este plan pudieran realizar prácticas en su editorial, sin que perciban ningún tipo de remuneración ni beca. En el programa aprobado está previsto que por cada alumno se abone a la empresa que lo acoja en prácticas la cantidad de 200€, que pagará directamente la Federación.

El programa se desarrollará entre febrero y septiembre de este año y cada empresa puede acoger a tantos alumnos como quiera. En los próximos días la persona responsable del programa, Paul Sánchez de Editrain, se pondrá en contacto con su editorial. También pueden contactar con él en o.sanchez@editrainb2b.com o en el teléfono 917995844.

Vamos por partes. El asunto tiene su miga. Una empresa gestiona formación (por la que cobra), hasta aquí todo es normal, salvo una cosa: ¿alguien se ha puesto a pensar que no existe ningún caladero de empleo en el sector editorial, que llevamos perdiendo empleo en el sector varios años y sustituyéndolo por freelances de salario de indigencia? Y me surge una reflexión: ¿son razonables cursos a desempleados sobre edición cuando el sector está perdiendo empleo a mansalva? La Federación recibe un dinerito del que a su vez abona a las editoriales que pidan currantes (se supone que la FGEE también se quedará con algo). Y el currante, ¿qué? ¿Volvemos a los aprendices del siglo XIX? Al menos a los antiguos becarios se les pagaba un «sueldo de indigencia» por hacer un trabajo de 5 o 6 horas diarias, ahora ni eso. El chollo para la editorial es total. Y me hago otra reflexión: ¿dónde queda la responsabilidad social de la edición? Me cuenta un conocido editor de ensayo político (con una editorial muy de moda desde hace tres años) que estos cursos se han realizado siempre, de hecho él hizo uno, y que el problema que tenían los cursos, al margen de un muy justito nivel, era que ninguna editorial aceptaba a los chavales para hacer prácticas, y que cuando los acogían lo único que hacían eran fotocopias, paquetes, y acercarse al bar a por cafés. Me hago dos preguntas para acabar: ¿se llenarán las editoriales de currantes de saldo?, ¿son estos los nuevos servicios de la federación a sus agremiados?

Correlación de datos comerciales

datos

A principios de enero un amigo editor de narrativa me envió un curioso correo, en él me preguntaba si no venía observando yo que las comunidades con mayor índice de desempleo estaban por encima de la media en el descenso de ventas de las delegaciones locales de la distribución. La verdad es que no me había planteado el observar desde este punto de vista la situación. La distribución zonal y provincial acumula descensos verdaderamente espectaculares, pero nunca había buscado una correlación con esa variable. A mi modo de ver el modelo tradicional de distribución zonal está abiertamente en decadencia, y la reconversión hacia modelos más eficientes no aparece. Le contesté a este colega que esperaría a la nueva EPA para ver si podía encontrar una correlación, pero que con los datos de dos editores era imposible establecer un criterio de fiabilidad. Hasta ahora estaba controlando los descensos en relación al número de librerías de fondo que estaban cerrando, sí tenía controlado que la pérdida de capilaridad y extensión en la distribución era una variable de correlación directa. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 232 seguidores