Cerrado por vacaciones de verano

Me voy de vacaciones, estoy hasta la coronilla de cómo va todo. He llegado a finales de julio con el combustible en reserva y mentalmente agotado. Se anuncian cosas interesantes para el último trimestre del año, así que habrá que recargar pilas y seguir dando estopa a la vuelta. Las contradicciones se han exacerbado y la síntesis no aparece, ya se sabe, tesis, antítesis, síntesis, que decía Hegel y posteriormente Marx. El escenario es muy complejo, y ha pasado de apasionantemente incierto a apasionantemente confuso. En algún momento se deberá encender la bombilla, y siempre queda la opción de que el último apague la luz.

Feliz verano y buenas e independientes lecturas.

El IVA del ebook: mientras nos aclaramos, barra libre

El mundo de la edición ha cambiado radicalmente su actitud ante el libro digital. Del «vade retro» inicial se ha pasado al «pase sin llamar» en los últimos meses, y en éstos se ha podido apreciar un fuerte acelerón en cuanto a digitalización, a la vez que un proceso de comercialización extensivo muy importante. La digitalización se ha acelerado durante el último año en función de la disponibilidad económica y financiera de cada editor, aunque este proceso se va a detener radicalmente a partir de ahora. Los resultados económicos que están teniendo los editores en estos últimos meses no hacen presagiar nada bueno. La edición, que estaba marcando unos precios siempre con la referencia del libro en papel, ha comenzado a poner precios en función de «mercado», lo que ha supuesto unas bajadas medias de precios ciertamente importantes. El precio medio del ebook ha descendido hasta situarse en torno a los 7 euros, pese a estar soportando un IVA del 18%, a todas luces una locura. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 281 seguidores