Informe Omniprom 2010 sobre el libro en México

La aparición del informe Omniprom 2010 sobre el libro en México es siempre un hecho de importancia capital para todas las empresas que exportan libros a ese país, y para los estudiosos del sector editorial en Hispanoamérica. El informe se presenta durante la FIL de Guadalajara en un acto que levanta expectación. Es el segundo año que se publica el informe y esperemos que lo haga durante muchos más debido al enorme interés que tiene para toda la industria editorial.

Este año el informe ha sufrido modificaciones importantes respecto al del año anterior, no en la línea en la que yo pensé que podía evolucionar, que no era más que la de convertirse en el informe anual de situación editorial y librera de casi todos los países de habla hispana, sino que han incluido diferentes artículos sobre temas relacionados con el mundo editorial, esto conlleva un cierto aire de revista de información con numerosos artículos no siempre fácilmente encajables entre sí. En cualquiera de los casos considero este informe absolutamente imprescindible, merecedor de una lectura serena y reposada. El glosario final con abundantes líneas de currículo es todo un acierto. Leer más de esta entrada

Bases para una teoría del escepticismo digital

Reflexionando hace unos días sobre la forma de plantear un artículo sobre el precio en la era digital comencé a agrupar las dudas y pegas que me plantea el tema digital. Cuanto más se mueve el árbol más dudas me ofrece. A partir de esas reflexiones fui dando forma a este post. Leer más de esta entrada

La mercadonarización del libro: dos teorías sobre la hecatombe editorial

Los meses de enero y febrero de 2011 han sido desastrosos para la industria editorial y me imagino que también para las librerías. Independientemente del tsunami de devoluciones que nos han traído la cuesta de enero y el repunte de febrero, que más que cuesta este año ha sido como subir el Tourmalet (puerto hors categorie), lo preocupante, a medio plazo, es por un lado, el descenso brutal del fondo de muchos editores en las librerías (estoy convencido de que muchos editores han visto reducido su fondo de libros en las librerias en porcentajes del 30%); y por otro, la mínima presencia de gente en las librerías y el bajo consumo de libros, lo que denota que el libro es un bien altamente prescindible. Ni bien refugio, ni bien flotador, producto de ocio y punto. Leer más de esta entrada

Congreso de Libreros de Las Palmas, V: homenaje a Antonio Rivero, fundador de la librería Canaima

En el marco del 22º Congreso de Libreros, Cegal homenajeo a Don Antonio Rivero por su dilatada y fecunda dedicación de toda una vida al libro. A mi juicio un homenaje más que merecido. Durante unos minutos tuve el placer y el privilegio de saludarlo y charlar brevemente con él, me confirmó algo que ya su hijo me había señalado: cuando apareció el libro del «paradigma» fue un firme propagandista del mismo, lo que me lleva a estar en deuda con él.

Rivero tiene 85 años (nació en 1926), y ha dedicado al libro la friolera de 71 años. Miembro de una familia de 8 hermanos, la Guerra Civil le apartó del Colegio, aunque las enseñanzas que le dio la vida en aquellos momentos le han servido, entre otras muchas cosas, para ser una buena persona. Su padre tenía una huerta y su madre era costurera. A los 14 años entró a trabajar en la librería Paquita Mesa, posteriormente denominada librería Selecciones, este fue su comienzo al servicio del libro. En los años 40 debido a que casi no había producción editorial, tenía que rellenar el escaparate de la librería con los Episodios Nacionales. Leer más de esta entrada

Congreso de Libreros de Las Palmas, IV: segunda jornada

La segunda y última jornada del congreso se inició con una mesa titulada Campañas editoriales con librerías: nuevos formatos, en la que estuvieron Diego Moreno (Nórdica), Juan Casamayor (Páginas de Espuma), Jan Martí (Blackie Books), Eva Cosculluela (Librería Portadores de sueños, de Zaragoza) y Jesus Trueba (Librería La buena vida, de Madrid). La verdad es que los puntos de vista que más me interesaron fue la de los propios libreros, con los editores me relaciono con mucha más frecuencia y observo y sigo las campañas que lanzan, la verdad es que no me descubrieron nada nuevo en cuanto a los formatos, pero si encontré una idea en la que es posible confluir: la de iniciar campañas conjuntas de diferentes editores en torno a un tema, esto supone superar el concepto de opacidad y secretismo que el sector tiene. Me alegro mucho de que ya existan editores dispuestos a hacer «gestión por categorías», esto se puede traducir en una campaña conjunta de varios editores en torno a por ejemplo, novela negra, nuevos narradores hispanoamericanos, libro juvenil, etc… Aparecieron también cinco tesis que comparto: Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 229 seguidores